domingo, 18 de octubre de 2020

Esquemas Platón. Dualismo ontológico, epistemológico, antropológico, ética, educación y política. Historia de la Filosofía. 2º Bachillerato. Francisco Huertas Hernández


Esquemas Platón
Dualismo ontológico, epistemológico, antropológico, ética, educación y política
Historia de la Filosofía
2º Bachillerato
Francisco Huertas Hernández

Platón. Contexto Filosófico
Redacción 0
Cómo influyeron en él los presocráticos (pitagóricos, Heráclito, Parménides, Anaxágoras) y Sócrates
Francisco Huertas Hernández

Platón. Dualismo Ontológico. Teoría de las Ideas. Idea de Bien
Redacción 1
La ontología dualista (Mundo Sensible=devenir e Inteligible=Ser) con sus cuatro grados de realidad (imágenes, seres vivos/artificiales, objetos matemáticos, ideas). El mundo sensible imita o participa del inteligible. Las Ideas eternas, únicas e inmateriales como esencias, formas o modelos de las copias sensibles. El Bien como Idea suprema y sus funciones. El Demiurgo como modelador del Mundo Sensible. Argumentos para defender el dualismo ontológico (no puede conocerse el devenir, ni lo múltiple; las matemáticas como conocimiento racional de objetos permanentes; la necesidad de virtudes permanentes; los nombres comunes del lenguaje se refieren a seres permanentes). El cambio de significado de la palabra εἶδος / ἰδέα desde Platón a Descartes
Francisco Huertas Hernández

Platón. Dualismo Epistemológico. Teoría de la Reminiscencia
Redacción 2
La epistemología dualista (Doxa=opinión/conocimiento sensible y Episteme=ciencia/conocimiento racional) con sus cuatro grados de conocimiento (eikasía/imaginación, pistis/percepción, dianoia/demostración, noesis/intuición). La reminiscencia o recuerdo como modo de conocer (re-conocer, descubrir) del alma en el mundo sensible
Francisco Huertas Hernández

Platón. Dualismo Antropológico. Teoría de la Reminiscencia
Redacción 3
La antropología dualista (cuerpo y alma). El cuerpo como cárcel del alma. La psicología platónica: partes del alma y sus funciones (apetitiva-deseo, irascible-voluntad, racional-razón/λóγος). El alma racional inmortal preexiste antes de unirse al cuerpo (nacimiento) y conoce las Ideas. El mito del carro alado. La teoría de la reminiscencia o recuerdo como modo de conocer (re-conocer, descubrir) del alma en el mundo sensible. El amor como elevación desde el cuerpo al conocimiento del alma de las Ideas (Belleza)
Francisco Huertas Hernández

Platón. Ética. Intelectualismo moral
Redacción 4
La ética como estudio de la virtud. Las virtudes de las partes del alma humana (moderación (del deseo) - alma apetitiva, valentía (de la voluntad) - alma irascible, sabiduría/prudencia (de la razón) - alma racional). Correspondencia de las virtudes con las clases sociales ideales (productores moderados, guardianes valientes, filósofos-gobernantes sabios y prudentes). La justicia como virtud suprema que armoniza las otras tres tanto en el alma individual como en la ciudad. El intelectualismo moral de Sócrates que propone educar en la virtud, porque la virtud es conocimiento. Solo el que la conoce puede practicarla
Francisco Huertas Hernández

Platón. Teoría de la Educación (Pedagogía) - Política (Estado Justo y Filósofo-Gobernante)
Redacción 5-6
La educación (paideia) al servicio de la justicia individual y social. La educación como paso de lo sensible a lo inteligible. Crítica a los modelos educativos tradicional (mitos) y sofístico por ser inmorales y no reconocer la virtud. Modelo pedagógico ideal platónico (educación elemental universal: gimnasia y arte (música); educación superior elitista: matemáticas y dialéctica). La educación como proceso selectivo de las mejores naturalezas al servicio de la ciudad y la justicia.
La política platónica como ciencia de la Justicia. Crítica a la democracia (ignorante e injusta). Los filósofos deben gobernar porque conocen la Justicia (Intelectualismo moral). Regreso (obligación) del prisionero liberado a la caverna (sociedad) para impartir la Justicia. La justicia se funda en el Bien común opuesto al placer e interés privado. El comunismo de los guardianes. El desencanto de Platón tras su fracaso en Sicilia como consejero político ("Carta VII", "Leyes")
Francisco Huertas Hernández

Ejercicios de alumnos: Esquemas y Comentarios sobre Platón. Historia de la Filosofía. 2º Bachillerato. IES Dr. Balmis. Alicante. Curso 2020-2021

Esquema-Resumen Dualismo Ontológico - Platón - Redacción 1
Carolina Morán Vicente
2º Bach C
IES Dr. Balmis. Alicante
Curso 2020-2021

Esquema Introducción - Platón - Redacción 0
Ana Sáenz Mora
2º Bach A
IES Dr. Balmis. Alicante
Curso 2020-2021

Esquema Dualismo Ontológico - Platón - Redacción 1
Ana Sáenz Mora
2º Bach A
IES Dr. Balmis. Alicante
Curso 2020-2021

Esquema Dualismo Epistemológico - Platón - Redacción 1
Ana Sáenz Mora
2º Bach A
IES Dr. Balmis. Alicante
Curso 2020-2021

Esquema Dualismo Antropológico - Platón - Redacción 3
Ana Sáenz Mora
2º Bach A
IES Dr. Balmis. Alicante
Curso 2020-2021

Esquema Ética - Platón - Redacción 4
Ana Sáenz Mora
2º Bach A
IES Dr. Balmis. Alicante
Curso 2020-2021

Esquema Educación (Pedagogía) - Platón - Redacción 5
Ana Sáenz Mora
2º Bach A
IES Dr. Balmis. Alicante
Curso 2020-2021

- Alba Boj Fuentes (2º Bach C): Sublime comentario voluntario sobre la Alegoría de la Caverna y su interpretación desde el Dualismo Ontológico, Epistemológico y Antropológico




 "A lo largo de todo el tema esta alegoría no para de ser nombrada, pero ¿por qué? La respuesta es muy simple. Este mito nos ayuda a entender los niveles de realidad y de conocimiento que Platón nos plantea y así une el dualismo ontológico, el epistemológico y el antropológico.

 Este mito nos presenta a un prisionero el cual está atado e inmovilizado en una caverna la cual está en penumbra y solo llega la luz procedente de una antorcha. Para el prisionero esa es su realidad, pues ha nacido en ella; y las sombras que ve forman los objetos que conforman esta realidad. Él vive en un engaño sin ser consciente de ello hasta que un día consigue liberarse de esas cadenas que no le dejaban ver la realidad, de esas cadenas que le hacían vivir en la ignorancia; y descubre que esas sombras que él veía no son más que meras representaciones de una realidad verdadera. Es entonces cuando se gira y ve que hay una salida más allá de la caverna y decide seguir por el camino que está iluminado por una luz que procede del exterior (el Bien). 

 Una vez fuera de la caverna no puede levantar la vista pues la luz es muy fuerte. Así que se va arrastrando hasta un estanque. En este ve su propio reflejo y, una vez que se ha acomodado un poco a la luz, consigue levantar un poco la vista y vislumbra los seres que antes eran meras representaciones en la cueva.
 Pasa un tiempo y comprende que estos seres que está observando se pueden descomponer en objetos matemáticos y, finalmente, alza la cabeza hacia el cielo y le ciega la luz del Sol hasta que consigue mirarlo por unos segundos y comprende todo.

 Toda esta alegoría es una explicación de la teoría de Platón si le prestamos atención. Todos nosotros nacemos engañados pues hemos olvidado la verdad y por tanto vivimos en la ignorancia. Por eso, mediante la educación conseguimos liberarnos de las cadenas y vamos poco a poco conociendo la verdad gracias a la luz que nos llega del Bien, el cual nos ilumina. En ese nivel es donde conocemos las imágenes, las cuales encontramos en la imaginación o eikasía. Si seguimos formándonos llegamos al conocimiento de la pistis o naturaleza. Es en este nivel donde percibimos los seres vivos e inertes. A esta altura no hemos salido del mundo sensible ni del conocimiento sensible y, por tanto, solo hemos desarrollado el alma apetitiva e irascible. Es por eso que hasta aquí es donde llegan los productores.

 Ahora es cuando damos el gran cambio, cuando pasamos de una realidad sensible a una inteligible y cuando cambiamos el conocimiento sensible por uno racional. Esto es porque hemos llegado a la dianoia o conocimiento matemático. Este es el primer conocimiento puramente racional y el primero que ejercita el alma racional. Hemos visto que todos los objetos visibles están formados por números y figuras geométricas, pero este no es el máximo nivel de conocimiento. Más allá de las matemáticas tenemos la noesis o dialéctica a la cual solo pueden llegar los más preparados y más capacitados. En la dialéctica es donde conocemos las relaciones entre ideas y la conformación del mundo inteligible y es ahí donde finalizamos en el conocimiento de la justicia y el Bien. Toda persona que haya llegado hasta este punto de su educación es considerada un filósofo y está en la obligación de volver al interior de la caverna y sacar de su engaño y de su ignorancia a las demás personas que hay en el interior. Puesto que él y sólo él ha llegado hasta el máximo nivel de su formación y al máximo nivel de conocimiento"

- Roser Caravaca Ivars (2º Bach B): "¿Nos sirve la Alegoría de la Caverna para ilustrar nuestra sociedad actual?"


¿Nos sirve la Alegoría de la Caverna para ilustrar nuestra sociedad actual?

 Repasando las ideas dualistas de Platón y su brillante manera de compararlas con diversas alegorías y semejanzas, se me pasó por la cabeza la idea de comparar su alegoría más conocida, el Mito de la Caverna, con nuestra sociedad y nuestras actitudes ante ésta, intentando también poner en práctica las teorías de Platón para llegar a entenderlas mejor y darles un punto de vista más personal.
 
 Así bien, partimos de la base que somos aquellos prisioneros que nos encontramos en la caverna, la sociedad, el mundo o entorno que nos rodea, en ese lugar donde estamos atados a unas cadenas. Esas cadenas que representan los prejuicios, las etiquetas autoimpuestas, las tradiciones arraigadas o pensamientos discriminatorios, que no nos dejan salir y ver la Verdad, las verdaderas Ideas, y que nos fuerzan a estar constantemente contemplando esas sombras creadas por unos soldados, las ilusiones, aquello que la sociedad quiere que creamos que es lo realmente bueno y verdadero (fama, belleza, poder…). De esta manera, nos encontramos en un mundo que solo nos muestra copias imperfectas de aquello que realmente nos permitirá alcanzar el Bien, y es entonces cuando necesitamos el proceso educativo para abrir los ojos, para lograr convertirnos en ese prisionero que consigue salir de la caverna. Es fácil conformarse, no salir de nuestra zona de confort, de nuestra inocente ignorancia, pero debemos dar el paso, ser valientes y abrir los ojos después de tanta oscuridad para, al fin, ver la luz y cuestionar lo que hasta el momento creíamos como verdadero.

 En este momento, empieza un largo proceso de cambios, que requieren de sacrificio y dedicación personal. Es un proceso incómodo y que implica dejar atrás todo aquellas apariencias en las que siempre habíamos creído para dar lugar a las Ideas perfectas y a la Idea suprema: El Bien. Es por eso que será difícil acostumbrarse al nuevo cambio, salir de la caverna, y puede ser que al principio nos sintamos ‘deslumbrados’ por la luz del nuevo conocimiento. Pero una vez contemplada la Verdad y la Justicia, aquello que nos permite, a su vez, ser personas buenas y justas en nuestro entorno en el que todo se presenta como imperfecto e injusto, seremos capaces de desprendernos de esas ideas limitantes que la sociedad nos imponía y de abrir nuestra mente.

 Llega aquí la parte más difícil, regresar a la caverna, a ese lugar lleno de imperfección e injusticias y falsas creencias donde se vive en la ignorancia. No obstante, debemos transmitir lo aprendido para mejorar nuestra sociedad, pero sobre todo para cambiar aquellas cosas que la hacen más imperfecta. Puede que muchos rechacen estas Ideas, puesto que esta sociedad en la que vivimos tiende a temer todo aquello que supone un cambio, todo aquello que remueve nuestras ideas y tradiciones asentadas, pero aunque la mayoría lo menosprecie, nunca dejes de intentar compartir con los demás aquello que siempre se han estado perdiendo, nunca dejes de despertar inquietud y curiosidad en aquellos que se conforman, pero sobre todo, nunca dejes que nuestra sociedad te prive de aquellas Ideas que te permiten ser la mejor versión de ti

- Elizabeth Haydee Jiménez Rodríguez (2º Bach A): Aunque no es lo habitual aquí os dejo las redacciones de Platón realizadas por Elizabeth. Un 10 es poca nota para este prodigio de claridad, creatividad y dominio absoluto del tema





- Andrea García Bañón (2º Bach A): Un comentario voluntario sobre el alma, la purificación y la reencarnación de gran calidad


- Mihai Alexandru Stefanoiu (2º Bach C): Una muy original y profunda analogía entre la Luna (ignorancia, mal, no emite luz/verdad/ser propio) y el Sol (sabiduría, Bien, emite luz/verdad/ser propio). El eclipse como falso sol que mantiene en la penumbra al alma y la sociedad humana. Y la educación como proceso de "enseñar a alzar la mirada hacia lo alto", el paso de la sociedad de los "lunáticos" (según el DRAE: "Que padece locura, no continua, sino por intervalos") a los "iluminados" (que recuperan la "cordura" de conocer el ser y el Bien). 
 Aprovecho esta presentación para insistir en la importancia de que el conocimiento que circula en el sistema educativo sea una semilla que haga crecer la planta de la creatividad (aprender a pensar) en nuestros estudiantes, para que se renueven las sabias palabras de Immanuel Kant: "Nunmehro denkt er, er werde Philosophie lernen, welches aber unmöglich ist; denn er soll jetzt philosophieren lernen" - (no se aprende filosofía, se aprende a filosofar (philosophieren lernen)






El sol que asciende sobre el IES Dr. Balmis. Alicante
Jueves 19 de noviembre de 2020
Fotos de Francisco Huertas Hernández
Una extraña "heliofilia" (amor al Sol) se desarrolla estudiando a Platón. Mientras hacía estas fotos con mi teléfono Huawei los alumnos hacían su examen de Platón. Hay que ser coherente: si pones un examen de la Alegoría del Sol tienes que adorarlo, extasiarte viendo su movimiento regio y sus rayos iluminadores, la majestad solar celeste 




Secuencia de imágenes con el ascenso del Sol sobre el barrio del IES Dr. Balmis. Alicante
Viernes 20 de noviembre de 2020
Fotos de Francisco Huertas Hernández
Deslumbrante y mensajero de la luz y la dicha el Sol nos hace levantarnos y vivir. Su puesta (ocaso, crepúsculo) nos invita a acostarnos y dormir. La vida, amigos, es la luz. Por eso hay alguna relación entre las pocas horas de luz de Escandinavia y el índice de suicidios y depresión. 
Platón conecta su pensamiento con las más antiguas religiones solares (egipcia, mesopotámica, mexica, incaica, china, japonesa, incluso, griega, con el culto a Apolo) Podría incluso el culto al Sol ser el origen del henoteísmo (se reconoce la existencia de varios dioses, pero solo uno de ellos es suficientemente digno de adoración), y, más tarde, del monoteísmo (creencia en un solo Dios). La "barca solar" es la representación mitológica de un sol conduciendo una barca, y aparece en los petroglifos del Neolítico y la Edad del Bronce. Ra es el dios egipcio del Sol y de la vida, símbolo de la luz solar, creador de la vida, y del ciclo de la muerte y la resurrección. Se representa como un sol de mediodía, en su máximo esplendor. El "carro solar" a partir del segundo milenio a. C. se muestra en Helios (dios griego del Sol) y en Faetón (hijo de Helios y la oceánide Clímene). Utu, en los sumerios, el dios del sol y la luz, es también el dios de la justicia;  Inti, en los incas; en la iconografía judeo-cristiana, el Sol puede simbolizar a Dios o Jesucristo. 
El sol está presente como poder y vida en todas las culturas. No es extraño que Platón lo comparase al Bien. Su analogía del Sol como "hijo del Bien" es profunda y hermosa, conecta con las verdades más eternas presentes en los mitos y religiones antiguas, y expresa la necesidad humana de ver (conocer) y calentarse (vivir)

El sol entra por el vano de la puerta iluminando -cegando- plantas, objetos y almas. Una "visión" platónica del poder de la luz. Todos buscamos la luz solar del invierno, cuando el frío nos encoge
Alicante. Martes 15 de diciembre de 2020
Foto de Francisco Huertas Hernández

8 comentarios:

Unknown dijo...

Mil veces gracias. Esto nos vendrá muy bien

Unknown dijo...

Genial

Unknown dijo...

Estos esquemas son muy claros. Felicidades

Anónimo dijo...

Excelente la síntesis que presentas Francisco, se concreta la conceptualización de los griegos como pensandores y genios prácticos que sistematizaron la concepción del mundo y del universo. De manera complementaria, el texto Cosmos de Carl Sagan, en particular, el "Espinazo de la noche. Feliz día y felices tiempos para todos.

Unknown dijo...

Si hubiera tenido un profesor como tú ahora sería Filósofo

Francisco dijo...

Poco a poco van llegando los ejercicios voluntarios de los alumnos para subir nota y para "sacar al resto de prisioneros de la caverna" de su ignorancia. Especialmente conmocionado estoy con la lectura del comentario de Alba Boj sobre el mito de la caverna. Hay ocasiones en que la verdad y la belleza están tan unidas (siempre según Platón, si entendemos la belleza como bondad) que uno queda estupefacto ante la revelación. Creo que si un alumno llega a ese nivel de comprensión y de expresión podemos brindar por la educación. Aún hay esperanza

Francisco dijo...

Un nuevo comentario de Roser Caravaca, absolutamente sensacional en su escritura, en su análisis reflexivo de los prejuicios y creencias irracionales que nos dominan y forman nuestra zona de confort, la de la pereza intelectual y el conformismo social. Como escribió el filósofo británico Edmund Burke: “The only thing necessary for the triumph of evil is for good men to do nothing” (Para que el mal triunfe, solo se necesita que los hombres buenos no hagan nada). Eso es precisamente la caverna: la inacción de los humanos que, propiamente, no pueden ser buenos (aunque lo quieran) porque son ignorantes. La pereza, el miedo y la ignorancia de dejar estar una sociedad putrefacta en su injusticia pero que nos concede la ilusión de las sombras de las pantallas de nuestros teléfonos

ACORAZADO CINÉFILO dijo...

Las redacciones de Elizabeth son un modelo para otros alumnos. Son de una claridad y dominio del tema apabullantes. En cierto sentido son estratosféricas, porque están a 50 kms de altitud de este mundo terrenal, con un perfecto equilibrio dinámico y temperatura conceptual constante