jueves, 13 de mayo de 2021

Arquitectura III. "Notre-Dame de Paris" (1956). Jean Delannoy. Reflexión filosófica: De la "arquitectura animal" al cementerio y el templo humano. Francisco Huertas Hernández. 2000

Arquitectura III
"Notre-Dame de Paris" (1956). Jean Delannoy
Reflexión filosófica: De la "arquitectura animal" al cementerio y el templo humano
Francisco Huertas Hernández. 2000



"Notre-Dame de Paris" (1956). Jean Delannoy
Quasimodo (Anthony Quinn) & Esmeralda (Gina Lollobrigida)
Película francoitaliana basada en la novela de Victor Hugo (1802-1885) "Notre-Dame de Paris" (1831). En París, durante el reinado de Luis XI, la bella Esmeralda, que baila sobre el atrio de Notre Dame, atrae a numerosos hombres: a Claude Frollo, siniestro alquimista atormentado; a Quasimodo, sordo campanero jorobado del campanario de la catedral y recogido por Frollo; a Gringoire, poeta; y a Foebus, capitán de los arqueros. La bella -tras un romance con Foebus- termina enamorándose de la bestia, de Quasimodo, cuyos nobles sentimientos vencen la natural repugnancia física de su figura.
Fue la primera versión en color de la novela de Hugo

"Notre-Dame de Paris" (1956). Jean Delannoy
Quasimodo (Anthony Quinn) con la catedral detrás

El tema de la Bella y la Bestia en el marco de la catedral de Notre-Dame nos pone ante la relación del ser humano con sus construcciones. ¿Por qué el hombre sacrifica generaciones para ensalzar a Dios en el templo que se eleva por encima del sufrimiento humano? Un construir que atraviesa siglos de esfuerzo y esperanza. Esta nave celeste del catolicismo -afectada por un pavoroso incendio el 15 de abril de 2019- empezó a edificarse en 1163 y se acabó en 1345. Tras la Revolución Francesa fue desacralizada, y fue el emperador Napoléon Bonaparte quien la devolvió al culto católico para coronarse en ella. La novela de Victor Hugo en 1831 la puso en primer plano, y ayudó a su restauración a cargo del arquitecto Eugène Viollet-le-Duc (1814-1879). Es una obra maestra del estilo gótico aunque se inició en el románico.

La arquitectura es el espacio ordenado que el humano dispone para protegerse de la naturaleza. De la cueva (útero de la humanidad) al rascacielos (alas de la humanidad). La cueva es el lugar donde el hombre se protege de las fieras y del frío en el Paleolítico Medio. El fuego entra en la cueva/gruta y se "transforma" entonces en "casa" o vivienda, en "hogar"La cueva como abertura, agujero, orificio, de la materia, de la piedra. El "resquicio" por el que el ser humano "entra" en la "vida privada". José Joaquín Parra Bañón dice que "la cueva elemental es, ante todo, una ausencia de luz, y, en este sentido, un espacio negativo". Aún no ha modificado el hombre la naturaleza para habitarla. La agricultura es la primera humanización de la naturaleza en el Neolítico.  Con las primeras "herramientas" el humano empezó a modificar el espacio "encontrado" natural de la cueva para "edificarlo", hacerlo "artificial".
 
De la cueva se pasó a la "tienda" o "morada portátil": una membrana fija estirada y sujeta con un armazón ligero. El espacio cerrado con formas curvas y con abertura para la salida de humos. Probablemente cubiertas estas "tiendas" con pieles de animales, hojas, ramas, en su origen, y, más tarde, tejidos naturales. Es típico de la vida nómada, de la que aún encontramos ejemplos.

Otro paso fueron las viviendas "excavadas" o "subterráneas". Por ejemplo, las viviendas excavadas en fosas. Con paredes verticales. Excavar era "sacar" materia para "entrar" personas en su hueco. La arquitectura civil comienza así con el "desalojo" de materia para dar forma al espacio privado donde el humano duerme. La vivienda semienterrada es otro tipo avanzado. 

El último paso fue la vivienda sobre el suelo. La "cabaña" construida sobre el suelo en el Holoceno. Vinieron las "formas rectangulares", "circulares", "ovaladas". En Egipto se edifican casas de adobe con barro y paja prensados. La vivienda griega nace de la cabaña neolítica y de la vivienda de la Edad de Bronce. El pórtico en la fachada principal y el peristilo con columnas alrededor del que se organizan los espacios. Las aberturas son mayores: viviendas abiertas al sol, dado el clima templado. La separación de una "zona de noche" (zona elevada) y una "zona de día" (zona inferior) fue otro avance. En el interior de estas casas todavía había piedras para sentarse y hojas y pieles para protegerse. Aún no se había desarrollado el confort

"Notre-Dame de Paris" (1956). Jean Delannoy
Poster

 A mí la arquitectura me interesa como metáfora. Hay una arquitectura animal: los pájaros haciendo sus nidos; los roedores excavando sus madrigueras; hay en la naturaleza infinidad de arquitecturas zoológicas, siendo las de algunos insectos las más sorprendentes: las colmenas, por ejemplo, que algunos consideran modelo de arquitecturas humanas.

 También la arquitectura animal es un puente entre la naturaleza y la cultura. Por alguna razón esta arquitectura instintiva no ha evolucionado “contra” la naturaleza, como la humana.

 La arquitectura humana revela un proyecto racional, un plan para “liberar” al ser humano de la dura naturaleza. La arquitectura animal, sin embargo, es una de las adaptaciones de la especie al medio, es decir, una parte de la naturaleza.

 Entre la arquitectura humana que se rebela contra la naturaleza destaca, en sus mismos orígenes, el cementerio o ciudad de los muertos.

 La ciudad consagrada a los muertos, la conciencia de la muerte, representa un paso decisivo en la formación de la arquitectura humana, en la que elementos espirituales, alejados de la naturaleza, en mayor o menor medida, toman forma artística.

 La consagración de espacios a los muertos es el avance cultural más novedoso de la especie humana. Las ciudades de los vivos no son más que una forma de arquitectura animal, en la que el ser humano no muestra más ingenio ni sabiduría que las abejas.

 Esta unión de arquitectura humana y culto a la muerte tendrá su desarrollo en toda la arquitectura religiosa de las distintas civilizaciones.

 En el caso de la cultura cristiana el símbolo son las catedrales, que representaron el mayor avance en el arte arquitectónico durante siglos.

 La arquitectura civil sólo fue un pálido reflejo de la grandeza de la religiosa.

 El templo, en todas las religiones, representa la cumbre del arte arquitectónico. El espacio edificado para adorar a Dios es, al mismo tiempo, el más decisivo espacio humano construido contra la naturaleza, el más decisivo monumento de la cultura.

 Como bien afirman algunos sociólogos actuales, la sustitución de la religión por otras formas de culto paganas, como el dinero, dan lugar a otro tipo de catedrales secularizadas como los edificios de la Banca y las multinacionales, que en algo recuerdan a  las antiguas. Aunque esta arquitectura civil no puede  sustituir al verdadero templo, que continúa construyéndose con toda la grandiosidad de épocas pasadas.

Francisco Huertas Hernández
Jueves 9 de noviembre de 2000

Película completa (hasta que el copyright nos separe) doblada al ruso

domingo, 9 de mayo de 2021

Y yo amanezco en un lecho duro (1987). "Despair – Eine Reise ins Licht" (1978). Rainer W. Fassbinder. Francisco Huertas Hernández

Y yo amanezco en un lecho duro (1987)
"Despair – Eine Reise ins Licht" (1978). Rainer Werner Fassbinder 
Francisco Huertas Hernández

"Despair – Eine Reise ins Licht" (1978). Rainer Werner Fassbinder
Hermann Hermann (Dirk Bogarde)
"Desesperación" es una película alemana basada en una novela de Vladimir Nabokov (1899-1977) (Отчаяние) publicada en ruso en 1936, y traducida al inglés en 1937. Fue la primera película rodada en inglés por el director de Baviera. Hermann Hermann (Dirk Bogarde) es un refugiado ruso, de ascendencia judío-germana, que vive en Berlín durante la República de Weimar, y dirige una empresa de chocolate, pero el ascenso de los nazis está volviendo su vida más difícil. Casado con una voluptuosa y estúpida mujer, Lydia Hermann (Andréa Ferréol) que mantiene una estrecha relación con un primo, sueña con escapar de esa vida. Consulta a un falso psiquiatra vienés, y tras ver una película que trata de un döppelganger (doble) se convence de que un vagabundo llamado Felix Weber (Klaus Löwitsch) es su doble. Hermann le convence para que actúe como su "doble" (a pesar de que solo la altura y la edad son similares). Hermann tiene un plan: desaparecer. Una trama de chantaje, asesinato y fuga desencadena un final sorprendente.

Carmen Herrando Pérez comenta:
"Una película muy interesante y poco comentada. Fassbinder siempre sorprende y en este caso indaga en el vacío existencial planteando un falso doble a través del cual poder escapar de sí mismo.
"Desesperación", con el magnífico actor Dirk Bogarde, es una película compleja y muy atractiva. Por cierto, cuentan que Fassbinder respetaba mucho a Bogarde y tuvo muy en cuenta sus opiniones durante el rodaje, a diferencia de lo que solía hacer con la mayoría de los actores. Fassbinder tenía un talento extraordinario.
Palabras de Dirk Bogarde:
"En verdad, el personaje de Hermann en Desesperación supuso para mí lo más cercano a una posesión mental y física que no me había ocurrido desde que Von Aschenbach se apoderó silenciosamente de mi existencia: fue una experiencia extraordinaria. El actor tiene que vaciarse de su ser completamente y luego dar vida al extraño que se ha creado dentro de ese vacío. No es fácil, pero una vez asimilado -y se tarda en hacerlo- la personalidad de uno cambia y se hace incomprensible para los civiles, como yo llamo a los no actores. El cambio es mental, más que físico, pero a veces en un bar, en una tienda, en la recepción de un hotel, me he dado cuenta que estaba hablando y más que eso: comportándome como lo hubiera hecho mi alter ego. No es afectación, es posesión.
El trabajo de Rainer era extraordinariamente similar al de Visconti: a pesar de la diferencia de edad, los dos se comportaban en el plató de manera muy parecida. Los dos tenían un conocimiento increíble de la cámara, que es lo esencial".

"Despair – Eine Reise ins Licht" (1978). Rainer Werner Fassbinder
Poster

La falta de sentido de la vida es un leitmotiv de la filosofía, de la depresión y de la poesía didascálica. Hermann no puede encontrar sentido cuando no tiene suelo ni cielo al que dirigirse. Como le escribí a Inma, "lo ideal es lo que te hace ser más real" (Eine Reise ins Licht, Un viaje a la luz). Desde tiempos inmemoriales, el "Paraíso Perdido" o el "Cielo Prometido" son el ideal de la Edad de Oro y el Lugar de Recompensa que guían la aventura cotidiana de los hombres en la tierra. Hermann, en el delirio intelectual, buscará el sentido en un "döppelganger": ser "otro" para no ser más uno mismo. 

Despertar solo en la cama tras una noche de pesadillas, sintiendo que "The Bed's Too Big Without You". Cuando el "ideal" de la existencia -paz, amor y acción/creación- se viene abajo. Sentirse solo y "extranjero". Todo "exilio" es estar fuera de una tierra que te sostenga y de un cielo -estrellado o solar- que te ampare. Hermann es un hombre "vacío". ¿Cómo "pesar" cuando la tierra no ejerce su fuerza de gravedad sobre ti? ¿Cómo "elevarse" cuando el cielo no te ilumina?. Solo cabe "matar" al "doble". Es decir, matar nuestra "imagen" duplicada en un mundo absurdo, estéril, sin suelo ni cielo.

La "desesperación" (la luz que se extingue) es la pérdida total de la esperanza. Se siente en la noche y en el alba, cuando el cuerpo aún está en la oscuridad, y la luz prometida no regresa al alma. Toda luz incide principalmente en el alma, siendo el ojo su mero transmisor, mensajero ignorante. Tomás de Aquino (1224-1274) establece una relación entre la "desesperación" (pasión) y el Bien (Dios). El enojo de no lograr ese Bien nos lleva a la cólera, una desesperación de la impotencia del que se sabe alejado de la salvación. Hermann no tiene amor ni semejantes ("hermanos"), carece del "bien" que da sentido a la existencia, se apaga en la oscuridad del despertar solo y sin cielo. Necesita "vivir" otra vida sin ya ser él, porque el desesperado no aborrece más en el mundo que su mísera existencia.

"Despair – Eine Reise ins Licht" (1978). Rainer Werner Fassbinder
Lydia Hermann (Andréa Ferréol) & Hermann Hermann (Dirk Bogarde)

En 1987 escribí un poema -mediocre, sin duda- en un estado de ánimo no distinto al de hoy, aunque más joven entonces. Como diría mi psicoanalista, "viviendo en paralelo al mundo". Esos limpiacristales "afuera", tras los ventanales, "borrando" mi ser. No en vano yo me preguntaba en esos días si yo era un ser, si era "algo". Amanecer en un lecho duro, como la retama o "flor del desierto" del magno Canto de Giacomo Leopardi (1798-1837) que florece en la falda arrasada por la lava del volcán Vesubio:

"E tu, lenta ginestra,
che di selve odorate
queste campagne dispogliate adorni,
anche tu presto alla crudel possanza
soccomberai del sotterraneo foco,
che ritornando al loco
già noto, stenderà l'avaro lembo
su tue molli foreste. E piegherai
sotto il fascio mortal non renitente
ll tuo capo innocente:
ma non piegato insino allora indarno
codardamente supplicando innanzi
al futuro oppressor; ma non eretto
con forsennato orgoglio inver le stelle,
né sul deserto, dove
e la sede e i natali
non per voler ma per fortuna avesti;
ma più saggia, ma tanto
meno inferma dell'uom, quanto le frali
tue stirpi non credesti
o dal fato o da te fatte immortali"

(Y tú, lenta retama,
que de olorosas matas
estas landas desiertas embelleces,
también tú pronto ante la cruel potencia
sucumbirás del subterráneo fuego,
que al lugar conocido retornando,
su lengua avara extenderá de nuevo
sobre tus tiernas plantas.
La cabeza inocente bajo el peso
mortal tú doblarás sin resistencia:
mas no doblada en vano hasta ese día
cobarde suplicando
al futuro opresor; tampoco erguida
con orgullo demente a las estrellas,
en el desierto donde
morada y nacimiento
no por deseo, por azar tuviste;
sino más sabia, mucho
menos vana que el hombre, pues tu débil
especie no creíste
inmortal por tu obra o por el hado)

Giacomo Leopardi: "La Ginestra". "Canti". XXXIV

Y yo amanezco en un lecho duro
Francisco Huertas Hernández. 13-15 de abril de 1987


sábado, 8 de mayo de 2021

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan. "Recuerdos de la infancia". Novela clásica rumana de Ion Creangă. Francisco Huertas Hernández. Historia de Rumanía

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de la infancia". Novela clásica rumana de Ion Creangă
Historia de Rumanía
Francisco Huertas Hernández



"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
Nică al lui Ștefan a Petrii (Ion Bocancea)

 Las fronteras de las naciones y de las edades de la vida son cambiantes. "Amintiri din copilărie" es una novela que se desarrolla en los valles de Moldavia Occidental cuando aún no existía Rumanía como nación y rememora la infancia desde la lejana madurez.

Principado de Moldavia (Principatul Moldovei)
Mapa. 1484-1812
"Principado medieval europeo, situado en el terreno entre los Cárpatos orientales y el río Dniéster. El rey Luis I de Hungría (1326-1382) decidió fundar un Estado al oriente del reino húngaro para proteger su Estado de los constantes ataques tártaros. El principado de Moldavia existió desde el siglo XIV hasta 1859, cuando se unió con el principado de Valaquia, para formar el Reino de Rumania.
El principado histórico incluía las regiones de Besarabia (anexionada por el imperio ruso en 1812), Bucovina (anexionada por el imperio austriaco en 1775) y, durante el reinado de Esteban el Grande, también la de Pocutia. Hoy en día la parte oeste de la Moldavia histórica pertenece a Rumanía, la parte este (la mayor parte de Besarabia) a la República de Moldavia, y las partes norte (el norte de Bucovina) y sureste (el sur de Besarabia) a Ucrania" (Wikipedia)

Moldavia, Wallachia and Transylvania between the Second Partition of Poland, 1793 and the Treaty of Bucharest, 1812 (Wikimedia)
Moldavia, Valaquia y Transilvania, entre la segunda partición de Polonia en 1793 y el Tratado de Bucarest en 1812.
"El Tratado de Bucarest de 1812 fue un tratado internacional firmado el 28 de mayo de 1812 en Bucarest entre el Imperio otomano y el ruso que puso punto final a la guerra ruso-turca de 1806-1812" (Wikipedia)



Romania. 1859-1878 (Wikipedia & others)
"Los Principados Unidos surgieron cuando los principados de Moldavia y Valaquia se unieron bajo el príncipe Alexandru Ioan Cuza en 1859. En 1881, Carlos I de Rumania se coronó, formando el Reino de Rumania. Su independencia del Imperio otomano fue declarada el 9 de mayo de 1877 y fue reconocido internacionalmente al año siguiente"

Romania. 1918
"
Al final de la Primera Guerra Mundial, Transilvania, Bucovina y Besarabia fueron anexionadas por el Reino de Rumania, circunstancia que dio inicio a lo que la monarquía rumana denominó la Gran Rumania" (Wikipedia)

 Ion Creangă (1837-1889) -uno de los tres grandes escritores rumanos del s. XIX, junto a Mihai Eminescu (1850-1889) e Ion Luca Caragiale (1852-1912)- publicó "Amintiri din copilărie" (Recuerdos de infancia) entre 1881 (1ª parte) y 1892 (4ª parte, póstuma). Son sus memorias de niñez en lo que entonces era el Principado de Moldavia, en los valles de Humulești, que hoy forma parte del pueblo de Târgu Neamț (condado de Neamț, Moldavia Occidental). Creangă narra la formación del carácter de un niño, que vive en el medio rural, y crece libre y, al tiempo, condicionado por su familia y sus profesores. El protagonista llamado Nică al lui Ștefan a Petrei es el propio Ion Creangă

Ion Creangă (Humulești, 1 de marzo de 1837- Iași, 31 de diciembre de 1889)
Romanian Stamp. 2014
El gran escritor romántico rumano homenajeado en un sello en 2014. Contiene un pasaje de su novela "Amintiri din copilărie":

“Nu ştiu alţi cum sunt, dar eu, când mă gândesc la locul naşterii mele, la casa părintească din Humuleşti, la stâlpul hornului unde lega mama o şfară cu motocei la capăt, de crăpau mâţele jucându-se cu ei, la prichiciul vetrei cel humuit, de care mă ţineam când începusem a merge copăcel, la cuptiorul pe care ma ascundeam, când ne jucam noi, băieţii, de-a mijoarca, şi la alte jocuri şi jucării pline de hazul şi farmecul copilăresc, parcă-mi saltă şi acum inima de bucurie!” 

(No sé cómo son el resto, pero, yo, cuando pienso en mi país, en la casa en la que viví en Humuleşti, en la columna de la chimenea donde mi madre ató una cuerda con motocei (un tipo de planta), los tablones crujían cuando jugábamos, humilde lugar con árboles, de los que me sostenía cuando empecé a caminar, nos escondíamos en el cuarto de la caldera, cuando jugábamos nosotros, los chicos, jugábamos de pasatiempo, a otros juegos y con otros juguetes llenos de felicidad y sentimientos, ¡parece que aún me alegra el alma!)
Traducción de Brian Alejandru Dinu. 4º ESO C. IES Dr. Balmis. Alicante. Mayo 2021


Casa natal de Ion Creangă (Casa memorială Ion Creangă din Humulești)
Humulești
"Casa memorială Ion Creangă din Humulești este un muzeu memorial înființat în casa în care s-a născut și a copilărit povestitorul român Ion Creangă (1837-1889) în satul Humulești (astăzi suburbie a orașului Târgu Neamț) din județul Neamț. Datarea casei după cum se indică în LMI este 1833, ea fiind situată pe strada Ion Creangă nr. 8. Ion Creangă a locuit aici permanent de la naștere până în 1846, apoi cu întreruperi până în 1855" (Wikipedia)

(La Casa Conmemorativa Ion Creangă de Humulești es un museo conmemorativo establecido en la casa donde nació y se crió el narrador rumano Ion Creangă (1837-1889) en el pueblo de Humulești (hoy un suburbio de Târgu Neamț) en el condado de Neamț. La fecha de la casa como se indica en el LMI es 1833, estando ubicada en la calle Ion Creangă no. 8. Ion Creangă vivió aquí permanentemente desde su nacimiento hasta 1846, luego con interrupciones hasta 1855)

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
Así comienza la novela de Ion Creangă:

"Stau câteodată și-mi aduc aminte ce vremi și ce oameni mai erau în părțile noastre pe când începusem și eu, drăgăliță-Doamne, a mă ridica băiețaș la casa părinților mei, în satul Humulești, din târg drept peste apa Neamțului; sat mare și vesel, împărțit în trei părți, care se țin tot de una: Vatra satului, Delenii și Bejenii"

(A veces me siento y recuerdo a qué hora y qué gente había en nuestro barrio cuando yo, mi querida señora, comencé a levantarme de niño en la casa de mis padres, en el pueblo de Humulești, de la feria justo sobre el agua del Neamț; pueblo grande y alegre, dividido en tres partes, que también pertenecen a una: Vatra satului, Delenii y Bejenii)

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
Valentin Gheorghiu (1928) compuso la música del film. Gran pianista, formó también el Trío Rumano con su hermano Ștefan Gheorghiu (violín) y Radu Aldulescu (violonchelo). La partitura para la película de Bostan ilustra con exquisita belleza la alegría de la infancia, la pródiga naturaleza, con riqueza tímbrica y luminoso melodismo

Valentin Gheorghiu: "Schubert / Liszt"
LP. Electrecord

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"

 "Amintiri din copilărie" fue llevada al cine en una hermosísima película en color en 1964, dirigida por Elisabeta Bostan (1931). La narración lineal es sencilla: un niño vive libre en un valle con su familia numerosa. Sus travesuras (ir a nadar al río en lugar de cuidar a su hermanito, robar cerezas, comerse la crema que la madre guarda, esconder una abubilla e intentar venderla en la feria, equivocarse al leer los textos sagrados en la escuela...) recordadas por el propio autor en su madurez, cuando es maestro en su mismo pueblo, son un "viaje" a la "inocencia" del comenzar de la vida, un canto de amor a la naturaleza, la familia y las costumbres tradicionales.

Elisabeta Bostan (1 martie 1931, Buhuși, județul Bacău, Regatul României)
Directora de cine, escritora y profesora rumana, conocida por sus películas infantiles. Ganadora de múltiples premios: 
1964-1968: Gran Premio Pelagro d'oro y Gran Premio del Jurado en el Festival Internacional de Cine Infantil de Gijón, España, Premio a la Mejor Película Juvenil en el Festival Internacional de Giras y Gran Premio en el Festival Internacional de Cine de Teherán; Mención especial en Cannes; Premio a la mejor película infantil en el Festival de Cine de Mamaia; Premio a la Mejor Película en el Festival Internacional de Cine de La Plata, Argentina. (Serie Naica );
1965: Premio a la mejor película folclórica en la Semana Internacional de Cine Folclórico y Turístico de Bruselas ("Nunta în Țara Oașului", "Boda en la tierra de Oaș");
1967: Premio Asturias a la Mejor Dirección en el Festival Internacional de Cine de Gijón ("Năică și barza", "La madre y la cigüeña");
1967: Premio a la dirección en el Festival Internacional de Cine Infantil de Moscú ("Năică și barza", "La madre y la cigüeña");
1969: Premio Especial del Jurado en el Festival Internacional de Cine de Moscú, Medalla de Oro en el Festival Internacional de Cine de Mar de Plata y Placa de Oro en el Festival Internacional de Cine de Teherán ("Tinerețe fără bătrânețe", "Juventud sin Vejez");
1969: Premio especial del jurado, Moscú ("Tinerețe fără bătrânețe", "Juventud sin Vejez");
1973: Medalla de bronce al mejor musical en el Festival Internacional de Cine de Moscú ("Verónica");
1977: Premio especial del jurado en el Festival Internacional de Cine de Moscú ("Mama");
1977: Copa de Plata en el Festival de Cine Infantil Giffoni Valle Pianna ("Mama");
1982: Premio de Dirección ACIN ("Saltimbancii")
1985: Premio de Dirección en el Festival Costinesti ("Promisiuni", "Promesas");
1986: Premio ACIN a la Dirección ("Promisiuni", "Promesas");
1990: Gran Premio en el Festival Internacional de Cine de El Cairo ("Campioana", "Campeón");
2007: Premio Aristizza Romanescu;
2009: Premio Gopo a toda la actividad

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
La abubilla (Upupa epops) es un "ave bucerotiforme de la familia Upupidae; no obstante, en la taxonomía de Sibley-Ahlquist, Upupa es separado en un orden propio, los Upupiformes. Se trata de una especie diurna, solitaria, territorial y migratoria" (Wikipedia)
En la película cumple un papel trascendental: es el mediador entre la naturaleza y el humano. Con su canto al alba sirve de despertador natural a las familias, antes incluso que el canto del gallo. Nică, en una de sus travesuras, la "roba" del árbol, la esconde en casa, y, luego intenta venderla en una feria

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
Nică al lui Ștefan a Petrii (Ion Bocancea)
En la primera escena Nică lee un grueso libro eclesiástico perseguido por los insectos. Su atención es escasa. El contraste entre el peso del deber-cultura y la ligereza del placer-naturaleza son el eje sobre el que se articula la película

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
Nică al lui Ștefan a Petrii (Ion Bocancea)

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
Nică al lui Ștefan a Petrii (Ion Bocancea)
Atrapando moscas con el libro

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
 Ion Creangă adult (Ștefan Ciobotărașu)
El autor recuerda y escribe sus memorias. Es el libro más importante de Creangă

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
 Ion Creangă adult (Ștefan Ciobotărașu)
La directora elige un blanco y negro (de tonalidad levemente sepia) para separar "tiempos". El presente del narrador. Y, sin embargo, lo narrado -la infancia- se muestra con los más vivos colores

 La película fue rodada en escenarios naturales del condado de Neamţ (Humuleşti, Oglinzi, Văratec, Târgu Neamţ, Cetatea Neamţ, Agapia) y Suceava (Broşteni). Se filmó en el verano y otoño de 1964, así como desde diciembre de 1964 hasta febrero de 1965. Para las tomas interiores, se rodó en el Centro Nacional de Cinematografía de Buftea. La fuerte sensación de vida del film la transmite precisamente el haberla hecho en los escenarios naturales que describe Ion Creangă.

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
Los valles de Moldavia

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
La casa de Nică en la película es muy semejante a la casa real del escritor en Humulești

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
Nică al lui Ștefan a Petrii (Ion Bocancea)
El protagonista tiene que mecer a su hermanito, pero prefiere bañarse en el río

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
Nică al lui Ștefan a Petrii (Ion Bocancea)
El joven actor moldavo Ion Bocancea (1951) fue descubierto por Elisabeta Bostan en clase cuando tenía 13 años y cursaba sexto grado en la escuela de Bicaz. Estaba en clase de dibujo y se mostró indiferente a la llegada del equipo que buscaba a un joven actor. Nada menos que 12000 niños hubo en la preselección 

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
Nică al lui Ștefan a Petrii (Ion Bocancea)
El baño en el río Ozana, afluente del río Moldava

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
Nică al lui Ștefan a Petrii (Ion Bocancea)
Una imagen muy divertida y aleccionadora. Como castigo y penitencia por haber incumplido su deber de acunar a su hermanito, Nică "recupera" el tiempo perdido realizando "multitarea": mece a su hermano en la cuna de madera, maneja una especie de huso y estudia a un tiempo.
El "chiul" (absentismo escolar) es una de las aficiones de Nică

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
Nică al lui Ștefan a Petrii (Ion Bocancea)
Nică a escondidas saborea la crema que su madre guarda

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
La infancia es una edad de inocencia. Si por inocencia entendemos el desconocimiento de los deberes morales y las exigencias sociales con que el adulto tiene que cargar. La identificación de inocencia y naturaleza es un tópico literario que el autor expresa con una gran belleza y veracidad. La infancia es ese "reino" en que la naturaleza aún no es culpable. Sin quererlo Creangă presenta al sacerdote con sus castigos corporales como el comienzo del tránsito de la naturaleza a la cultura a través de la obediencia moral como represión del instinto

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
Nică al lui Ștefan a Petrii (Ion Bocancea)
Comiendo las cerezas de su tía. Otra "travesura" del "indomable" Nică

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
Nică al lui Ștefan a Petrii (Ion Bocancea)
Primer plano del expresivo actor infantil Ion Bocancea. Con posterioridad no tuvo carrera cinematográfica

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
 Ion Creangă adult (Ștefan Ciobotărașu)
La relación "pedagógica" entre el "maestro" Ion Creangă y los niños. Solo el que fue niño puede entender a los niños si se dirige a ellos desde la niñez. El maestro transmite el amor a las palabras y las historias. Hablar y escribir es el doble acto de la escucha y la narración de historias. ¿Cómo enseñar a quien no ama escuchar las historias y las palabras?
Ion Creangă es el narrador de su propia vida, pero en ella navegan los "otros": su familia, sus maestros, sus amores de infancia, los amigos, y, sobre todo, el paisaje, sin el que la historia no existe, pues toda historia es la aventura de la acción recordada en palabras surgida de un clima, un medio físico y un tiempo

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
Nică al lui Ștefan a Petrii (Ion Bocancea)
La feria, el lugar de la compra, la venta, el encuentro de voluntades que se intercambian. El niño pretende vender la abubilla -un animal libre- con escaso éxito, pero la naturaleza le "salva" porque el ave regresa a su árbol y continúa su canto matutino que marca las horas de los hombres

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
Nică al lui Ștefan a Petrii (Ion Bocancea)
Con carbón se marcan los errores de lectura del libro

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
Nică al lui Ștefan a Petrii (Ion Bocancea)
Smaranda Creangă, mama lui Nică (Corina Constantinescu)
La mirada embelesada del niño a la madre mientras lee. El momento más emotivo del film. Toda la infancia adquiere sentido desde el vínculo que une -y separa- al niño y a su madre

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
El invierno. La nieve. Todas las películas en las que un ser humano cuenta su infancia tienen que ser estructuradas sobre los ritmos naturales del tiempo, es decir, las estaciones. Antes de que el hombre trabaje la naturaleza ya establece sus límites y sus dones. El clima, la luz, la nieve y el deshielo son ese interno ritmo que el humano encuentra y contra el que después se rebela imponiendo un ritmo artificial: la producción de beneficio económico

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
Smaranda Creangă, mama lui Nică (Corina Constantinescu), Ștefan a Petrii, tatăl lui Nică (Emanoil Petruț) & David Creangă din Pipirig, bunicul lui Nică (Nicolae Veniaș)
La madre (Smaranda), el padre (Stefan) y el abuelo (David) de Nică reunidos. El niño marchará con el abuelo a estudiar

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"

 "Amintiri din copilărie" obtiene una nota altísima en Imbd: un 8,0. No es extraño. Esta bella historia, filmada con alto presupuesto en escenarios naturales, basada en un clásico de la literatura rumana, e interpretada con sencilla naturalidad, tiene el paisaje como gran referente. Elisabeta Bostan sabe extraer la delicadeza sin caer en la cursilería. Aunque selecciona muy pocos episodios de la gran novela de Ion Creangă los traduce visualmente con fuerza y belleza.

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
Poster

"Amintiri din copilărie" 
1965
Țara: România
Limba originală: română
Regizor: Elisabeta Bostan
Autor: Ion Creangă 
Scenarist: Elisabeta Bostan
Ion Creangă (opera literară)
Producător: Gheorghe Löwe (directorul filmului), Vasilica Istrate (redactor)
Distribuitor: Româniafilm
Studio: Studioul Cinematografic București
Director de imagine: Iulius Druckmann
Montaj: Iolanda Mîntulescu, Dan Naum
Sunet: ing. Oscar Coman
Muzica: Valentin Gheorghiu
Scenografie: Guță Știrbu
Costume: Olga Muțiu
Distribuție: 
Ștefan Ciobotărașu - Ion Creangă adult
Ion Bocancea - Nică al lui Ștefan a Petrii
Corina Constantinescu - Smaranda Creangă, mama lui Nică
Emanoil Petruț - Ștefan a Petrii, tatăl lui Nică
Nicolae Veniaș - David Creangă din Pipirig, bunicul lui Nică
Eliza Petrăchescu - mătușa Mărioara, soția lui moș Vasile
Zoe Anghel Stanca - mătușa Măriuca, soția lui moș Andrei
Mircea Constantinescu - moș Nichifor
Costache Sava - popa Ioan Humulescu
Alexandru Azoiței - bădița Vasile
Ion Henter - popa Oșlobanu
Mihai Mereuță - moș Vasile, fratele lui Ștefan a Petrii/vornicul satului
Maria Cupcea - mama lui bădița Vasile
Nunuța Hodoș - Irinuca, gazda lui Nică de la Broșteni
Nicolae Irimia - copil
Petrică Grigoraș - copil
Elena Iacob - copil
Cezar Tătaru - copil
Victor Copoț - copil
Eduard Bulgaru - copil
Iuliana Ganea - copil

Premiera: 14 decembrie 1965

"Amintiri din copilărie" (1965). Elisabeta Bostan
"Recuerdos de infancia"
FILM COMPLETO