domingo, 18 de abril de 2021

"Pueblo de madera" (1990). Juan Antonio de la Riva. Anhelos de la juventud rural mexicana. Francisco Huertas Hernández

"Pueblo de madera" (1990). Juan Antonio de la Riva
Anhelos de la juventud rural mexicana
Francisco Huertas Hernández

"Pueblo de madera" (1990). Juan Antonio de la Riva
Malhecho (Abel Woolrich) &  Don Pancho (José Carlos Ruiz), el proyeccionista del cine Alameda, una barraca de madera destartalada
El cine como "vida soñada" de los trabajadores de la madera. ¿Cuánta fantasía necesita el pueblo para alienarse? El fútbol, el cine, el baile. En el cine el hombre fatigado de la labor diaria se consuela imaginando otras vidas. Es difícil saber en que época está ambientada la película, porque el cine y el film de El Santo son antiguos, de los años 60, pero la vestimenta de los personajes parece contemporánea

 "Pueblo de madera" es una película mexicana ambientada en los aserraderos de San Miguel de Cruces (municipio de San Dimas), en el estado de Durango. Una sencilla historia de trabajadores de la madera, que sueñan con marchar a la ciudad de Durango, o "del otro lado" (Estados Unidos). La historia tiene dos puntos de vista: el de dos niños de trece años (José Luis y Juan José) que que han terminado la educación primaria en la Escuela "Artículo 123"; y el de un grupo de hombres jóvenes que trabajan en el aserradero (Nino y sus amigos: Juventino, el que canta corridos; Carnal que sueña ser pistolero; Brígido y otro) y dos chicas (Marina, la joven esposa de Nino; e Irene, a la que Nino ronda). El tercer vértice de la historia lo forman Aurelio, foráneo que transporta mercancías, y se aloja (abonado) en la casa de la tendera de La Serranita. Aurelio desea a Marina, que se siente sola, mientras Nino liga con Irene. 

"Pueblo de madera" (1990). Juan Antonio de la Riva
Título. Créditos
“Bienvenidos a San Miguel de Las Cruces, el Auténtico Pueblo de Madera” así reza el cartel a la entrada del pueblo

"Pueblo de madera" (1990). Juan Antonio de la Riva
Créditos iniciales
"Es tan pequeño mi pueblo
que cabe en el corazón"
Versos dedicados al pueblo del director. Todo su cine es un recuerdo de la infancia, de esa sierra de Durango en la que creció, la Sierra Madre Occidental, "una cadena montañosa que abarca todo el oeste mexicano y el extremo suroccidental de los Estados Unidos. En sus 1500 km de largo recorre Arizona, parte de Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Durango, Nayarit, Zacatecas, Aguascalientes, y Jalisco lugar donde se une al Eje Volcánico Transversal de México. La sierra tiene una extensión de 289.000 km y ocupa la sexta parte del territorio mexicano. Su anchura en promedio es de 150 km, con alturas de hasta 3000 metros sobre el nivel del mar"
Los planos iniciales del film ofrecen una vista desde una avioneta de los pinos de la Sierra, la madera de la que viven los habitantes de San Miguel de Cruces

"Pueblo de madera" (1990). Juan Antonio de la Riva
Los niños, José Luis (Jair de Rubín) y Juan José (Ernesto Jesús), en el acto de entrega de sus diplomas de educación primaria

"Pueblo de madera" (1990). Juan Antonio de la Riva
Foto de grupo tras el acto de entrega de los diplomas de primaria
Al terminar la escuela a los 13 años el futuro de estos niños es trabajar en el aserradero. O emigrar para seguir estudiando en la ciudad. El trabajo infantil, que encarna el niño José Luis, es la lacra que impide el desarrollo personal y social de los pueblos. José Luis no quiere ir al aserradero con 13 años, pero su padre pide al patrón que su hijo entre con él de aprendiz

 La película de Juan Antonio de la Riva (San Miguel de Cruces, Durango, 21 de diciembre de 1953) es muy sencilla, narrativa, y de linda fotografía luminosa -a cargo de Leoncio Villarías-. Los personajes están tratados con amor, pues no hay "malos". El sentimiento dominante es el anhelo de los jóvenes de prosperar (Juan José, el niño que marcha a Durango; el joven que sueña con ser pistolero de celuloide; todos los amigos disfrazados de "El Santo" ejercitándose en la lucha con sus máscaras; Nino queriendo cruzar "al otro lado") ante la falta de oportunidades en lugar tan apartado.

"Pueblo de madera" (1990). Juan Antonio de la Riva
Una pistola le sirve de palanca de cambio de marchas
El Gavilán de la Sierra es el nombre de la camioneta (troca) de Aurelio, hombre de perenne sonrisa maliciosa y procaz. En realidad es un forastero solitario. Buena parte de la película trata de la soledad. Marina, Aurelio, la dueña de la tienda, son los personajes más solitarios. Buscan o sobreviven. Algo les falta: felicidad, paz

"Pueblo de madera" (1990). Juan Antonio de la Riva
Aurelio (Alonso Echánove) llega a San Miguel con sus mercancías. Un personaje que discurre en paralelo a la trama de los habitantes del pueblo. Un fatal error está a punto de costarle la cárcel

"Pueblo de madera" (1990). Juan Antonio de la Riva
Nino (Ignacio Guadalupe) sobre un tronco
Presentación documental de los trabajos en el aserradero: cantonado (hacer avanzar troncos de árboles o ramas gruesas a través de una sierra circular o de disco), tronzado (corte transversal del tronco o rama gruesa)
Nino es un jovencito engreído que, recién casado, ya busca a otra

"Pueblo de madera" (1990). Juan Antonio de la Riva
Sensual presentación de Marina (Gabriela Roel) succionando una naranja. Es el deseo erótico que no encuentra satisfacción. Ama y desea a Nino, pero éste la abandona para conquistar a su compañera de trabajo, Irene, otro personaje de poderosa sensualidad.
En una sociedad tan patriarcal como la del mundo rural mexicano la mujer adopta un papel pasivo. Marina se rebela silenciosamente, interiormente

"Pueblo de madera" (1990). Juan Antonio de la Riva
Marina intentando gozar con su esposo Nino. ¿Por qué el hombre no se conforma con su pareja? La infidelidad, ¿es una muestra de ardor instintivo incontenible o una demostración psicológica del poder viril frente a los demás? Lo peor de este comportamiento machista socialmente admitido es la falta de sentimiento de culpa. El daño terrible que se causa a la mujer

"Pueblo de madera" (1990). Juan Antonio de la Riva
Don Pancho (José Carlos Ruiz), el proyeccionista del cine Alameda, con su máquina vetusta, que termina quemándose.
Se ha señalado la influencia de "Nuovo Cinema Paradiso" (1988) de Giuseppe Tornatore, con su homenaje a los cines de los pueblos, en la cinta de De la Riva

"Pueblo de madera" (1990). Juan Antonio de la Riva
El pueblo congregado ante la pantalla. Solo la misa y el cine congregan al pueblo. En esta época -indeterminada- o medio -rural- la socialización sagrada y profana implica la creencia en "otra realidad": Dios y la Fantasía

"Pueblo de madera" (1990). Juan Antonio de la Riva
"Santo contra los Zombies" (1961). Benito Alazraki
Ésta es la película que ven en el cine Alameda
El Santo, un héroe popular de las clases bajas mexicanas inspirado en el cine de Hollywood y las historietas

"Santo contra los Zombies" (1961). Benito Alazraki
Película completa con permiso de Youtube

"Santo contra los Zombies" (1961). Benito Alazraki
Poster

"Santo contra los Zombies" (1961). Benito Alazraki
Poster

"Pueblo de madera" (1990). Juan Antonio de la Riva
Carnal, emulando a los pistoleros de celuloide del western

"Pueblo de madera" (1990). Juan Antonio de la Riva
La linda Irene (Dolores Heredia) soñando en el cine Alameda con su héroe en una mezcla de deseo carnal y pudor. Nino es ese héroe, que más acá del Santo, representa la fuerza sexual y la belleza arrogante de la juventud en un pueblo sin expectativas de futuro

Desde arriba de los montes
Ay qué bonito es el Salto
Yo le traigo este corrido 
con sus pinos hasta el cielo, 
a mi San Miguel querido 
con su famosa Quebrada
Mi famoso aserradero 
y también su aserradero.
Donde con gusto la gente
Trabaja y gana dinero 
En sus tardes silenciosas
Cuando el sol se va a ocultar
Salen los trabajadores
Entonando este cantar

 Viendo este film uno recuerda la sencillez naturalista del español Miguel Delibes en su novela "El camino" filmada por Ana Mariscal (1963) con esos tres chiquillos de Castilla: Roque el Moñigo, Daniel el Mochuelo y Germán el Tiñoso; o "Tortilla Flat" (1942) de Victor Fleming, basada en la novela de John Steinbeck, con ambiente mexicano, y el inolvidable Pilon de Spencer Tracy. Nada que ver con el tratamiento brutal de la infancia y la juventud en "Los olvidados" (1950) de Luis Buñuel. El tono melodramático unido a la omnipresencia del moralismo católico inunda el tratamiento de la infancia en el cine mexicano anterior, como en "La ciudad de los niños" (1957) de Gilberto Martínez Solares, con los niños pobres de Monterrey; o "El papelerito" (1951) de Agustín Delgado, con tres chavos huérfanos, voceadores de periódicos, cuya cursilería es proporcional a su tono moralizante.

"Pueblo de madera" (1990). Juan Antonio de la Riva
José Luis (Jair de Rubín) y Juan José (Ernesto Jesús) contemplan la cascada mientras hablan del futuro del segundo cuando su familia emigre a Durango. Filmada en El Salto. La naturaleza es tan poderosa como pequeños son los hombres. De pura "materia prima" (ὕλη, hyle, es madera en griego, y fue la palabra usada por Aristóteles para referirse a la "materia" de las cosas, determinadas por su "forma") viven estos hombres de la Sierra

"Pueblo de madera" (1990). Juan Antonio de la Riva
Juventino canta un corrido dedicado a San Miguel de Cruces

"Pueblo de madera" (1990). Juan Antonio de la Riva
La dueña de la tienda (Angélica Aragón) con un policía tras el robo en su negocio de muchos pesos de plata. La mujer más rica del pueblo, envidiada, víctima de murmuraciones, platica con sus clientes, a los que fía -como a Marina, que nunca tiene dinero-. Es una mujer libre en un mundo de mujeres sometidas. Su libertad es su independencia: no depende de hombres y es rica. ¡Cómo causa admiración la casa de esta mujer a los niños cuando la descubren! ¡Una casa que no es de madera solo!

 José Luis -el niño que se queda en el pueblo- y Juan José -el chico que se marcha a la ciudad- articulan la mirada "transparente" sobre el mundo adulto, como observadores serenos de los acontecimientos. Apenas dibujados en el guion de De la Riva y Francisco Sánchez, no juzgan ni son juzgados. No cargan con la culpa de los adultos, como en el cine social moralizante de etapas anteriores. 
 Esos mayores están encarnados básicamente en Nino, el guapo conquistador, que representa al trabajador que busca diversión en el baile, el cine y la imitación de los héroes cinematográficos; y Aurelio, el maduro transportista, que maneja su camión con un revólver, y acude a San Miguel a llevar mercancías. Por otro lado, la soledad de Marina, que se deja desear por Aurelio; y la de la dueña de la tienda, que tiene una aventura con el camionero. Un mundo de hombres, en el que esta rica propietaria de la tienda "La Serranita", es envidiada, por su independencia y su patrimonio. Casi todos son pobres en el pueblo. Dependen del patrón del aserradero, Don Armando (Honorato Magaloni), cuya benevolencia permite trabajar a José Luis, el niño que no quiere acabar su vida entre tablones de madera.

 "Pueblo de madera" es una sencilla historia costumbrista en un marco aislado, en las montañas de la Sierra Norte de México, contada por su director, oriundo de San Miguel de Cruces, con amor y nostalgia. La belleza del paisaje por el que pasean los dos niños, con sus montañas, su lago, sus bosques, y las estrecheces económicas de los obreros, constituyen el drama de México y de Latinoamérica, una tierra exuberante en la que sus gentes son pobres.

"Pueblo de madera" (1990). Juan Antonio de la Riva
Poster

"Pueblo de madera" (1990). Juan Antonio de la Riva
Poster

Pueblo de madera
México
1990
Dirección: Juan Antonio de la Riva
Guion: Juan Antonio de la Riva, Francisco Sánchez
Música: Antonio Avitia
Sonido: Miguel Sandoval
Maquillaje: José Alberto Nuño
Fotografía: Leoncio Villarías
Montaje: Óscar Figueroa
Vestuario: Francisco Aguilar, Virginia de la Rosa
Reparto:
Aurelio: Alonso Echánove
Marina: Gabriela Roel
Nino: Ignacio Guadalupe
José Luis: Jair de Rubín
Juan José: Ernesto Jesús
Dueña tienda: Angélica Aragón
Don Pancho: José Carlos Ruiz
Malhecho: Abel Woolrich
Don Armando: Honorato Magaloni
Irene: Dolores Heredia

Juan Antonio de la Riva (1953)

Premios:
La película obtuvo el Heraldo por Mejor Fotografía; el Ariel (1991) a la Escenografía; 3er Coral y Coral (1990) al Mejor Guion en el Festival Internacional de Nuevo Cine Latinoamericano de la Habana, Cuba; obtuvo una Mención Especial del Jurado y Premio Radio Exterior Española en la XVL Edición del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva (España)

"Pueblo de madera" (1990). Juan Antonio de la Riva
Película completa con permiso de Youtube


*****
Comentarios de nuestros lectores:

- Juan Antonio de la Riva: "ÉRASE UNA VEZ EN DURANGO dijo...
 Soy Juan Antonio de la Riva, el director de la película que es el relato de la vida de la gente de mi pueblo San Miguel de Cruces, donde nací y viví durante muchos años. Al paso de los años he sabido que mis paisanos la tienen como propia pues lo que en ella se cuenta también es parte de la vida de sus padres, hermanos y amigos.
 Gracias al Premio que me otorgó la Televisión Española en 1984 por mi primera película "Vidas errantes" en el Festival de San Sebastián, "Pueblo de madera" fue una coproducción con ésta empresa televisiva. En su momento "Pueblo de madera" se exhibió en el Festival de Huelva y le fue otorgado el Premio Especial del Jurado.
 Agradezco a Francisco Huertas Hernández su comentario. Lo he leído y me ha dejado profundamente emocionado pues encontró los elementos esenciales que en la película representamos. ¡Un afectuoso saludo desde la Ciudad de México!"

- Máximo Hernández Astorga: "Muchas escenas de esta película se filmaron en El Salto P. N. Dgo., en Llano Grande, Mexiquillo, y Mil Diez. En ese año de 1990, tomé algunas fotografías en El Aterrizaje durante la filmación de una avioneta que "bajaba" a un empresario maderero, y subían a un preso.
 Se usó el legendario Cine Modelo de El Salto para la filmación de escenas de esta película. José Carlos Ruiz "el caro" de este Cine Alameda de San Miguel de Cruces; fueron escenas que vimos se filmaron en este lugar.
 
* José Carlos Ruiz fue "el cacaro" de este cine"

- Menny Alva: "Una de las películas grabadas en nuestro maravilloso estado de Durango. De hecho se hace mención de esa película en los Puentes Gemelos. Ahí se encuentra una placa"

Puentes Gemelos. Durango (México)
Escultura homenaje al cine. Monumento a los 60 años de Filmación de Cine en Durango
Fotografía: Menny Alva

Durango: Puentes Gemelos y Monumento al Cine
Ubicados en el Bulevar Lic. Armando del Castillo Franco, Col. Santa María. En Durango, (Estado de Durango). México. 
Puentes Gemelos y Monumento a los 60 años de Filmación de Cine en Durango

- María de León: "Francisco Huertas Hernández le doy como miembro de este grupo la bienvenida. Somos un grupo de personas que amamos nuestro pueblo, y nos enorgullece ver que en la madre patria también aprecian el trabajo de nuestro paisano. Yo sigo su trayectoria, y, aunque, somos del mismo pueblo jamás crucé una palabra con Juan Antonio de la Riva, pero me enorgulloce decirle que cuando se estrenó esta película el Los Ángeles ahí estuve. Un afectuoso saludo"

Entrada. The Los Angeles County Museum of Art Film Department
Mexicanos '91. Saturday. November 23. 1991
"Pueblo de madera" (1990). Juan Antonio de la Riva
Foto amablemente cedida por María de León (Los Angeles)

Mexicanos '91. Saturday. November 23. 1991
The Los Angeles County Museum of Art Film Department
Los Angeles (EEUU)
"Pueblo de madera" (Timber Town) (1990). Juan Antonio de la Riva
Foto amablemente cedida por María de León (Los Angeles)

8 comentarios:

Francisco dijo...

No es una joya pero está muy bien

Anónimo dijo...

Lindísima película

Francisco dijo...

Una honesta, sincera y emocionada carta a la tierra de la infancia. Bellamente contada

ERASE UNA VEZ EN DURANGO dijo...

Soy Juan Antonio de la Riva, el director de la película que es el relato de la vida de la gente de mi pueblo San Miguel de Cruces, donde nací y viví durante muchos años. Al paso de los he sabido que mis paisanos la tienen como propia pues lo que en ella se cuenta también es parte de la vida de sus padres, hermanos y amigos.
Gracias al Premio que me otorgó la Televisión Española en 1984 por mi primera película "Vidas errantes" en el Festival de San Sebastián, "Pueblo de madera" fue una coproducción con ésta empresa televisiva. En su momento "Pueblo de madera" se exhibió en El Festival de Huelva y le fue otorgado el Premio Especial del Jurado.
Agradezco a Francisco Huertas Hernández su comentario. Lo he leído y me ha dejado profundamente emocionado pues encontró los elementos esenciales que en la película representamos. ¡Un afectuoso saludo desde la Ciudad de México!

Estrella dijo...

Estupendo artículo, Francisco. Me alegra verte de vuelta analizando cine con tanto mimo como sueles hacer. Me has despertado las ganas de ver la película y lo que dices sobre la película "El camino", de Ana Mariscal. Escribí sobre ella hace unos meses.
Las películas sobre la infancia suelen gustarme y también me gusta ver cine de Latinoamérica, que es una pena que no nos llegue tanto.
Gracias por difundir esta película.
Se nota que al director le ha gustado tu análisis.
Enhorabuena.

Francisco dijo...

Muchas gracias. Emocionado estoy Juan Antonio de leer tu comentario. Un abrazo. Francisco

MaryHall dijo...

Francisco Huertas Hernández Muy bonito artículo sobre esta película que se adivina hermosa y sencilla por tus palabras. Como siempre muy bien construido con los fotogramas, las referencias que vas intercalando al pie. Y también cine dentro del cine, con la proyección de esa peli que casi parece de serie B. está muy bien que traigas por aquí cine latinoamericano poco conocido. Y gracias por enlazarla (aunque no sé cuando la podré ver). Enhorabuena y me alegro de verte de nuevo por aquí creando. Un abrazo. PD: y la intervención del director, tan emocionado.

Estrella dijo...

He visto esta película. Me ha gustado por su sencillez y naturalismo.
Un retrato de ese pueblo en que la única salida es el aserradero o emigrar a Durango. Unas gentes humildes con escasas expectativas donde la mujer está en un segundo plano.
Muy bella fotografía y emplazamientos también. Distintas miradas de la situación desde la infantil, la insatisfacción de la mujer y también la de los hombres.