domingo, 27 de septiembre de 2020

Clases on line. Valores Éticos. 2º ESO C. Curso 2020-2021. IES Dr. Balmis. Alicante. Profesor: Francisco Huertas Hernández


Clases online. Valores Éticos. 2º ESO C.
Curso 2020-2021. IES Dr. Balmis. Alicante.
Profesor: Francisco Huertas Hernández
Primer Trimestre

Autoestima


Valores Éticos. 2º ESO C 2
1ª clase. 16 septiembre 2020
Se eligió tema libre para un debate e investigación. Salió "Razón y Misterio"
IES Dr. Balmis. Alicante

 Comenzó el curso con las medidas de seguridad para protegernos del (la) COVID-19 (coronavirus disease), una enfermedad infecciosa causada por el  virus SARS-CoV-2. Así que todos con mascarilla, separados metro y medio y usando gel hidroalcohólico. Tras recoger a los alumnos en el patio subimos a clase. Os puse en orden alfabético: Doryan, Carla, Aitana, Nathalie, Álvaro, Juan Andrés, Ashlee, y Кристиан. Tras presentaros brevemente y hablar de la asignatura y sus criterios de calificación, pasamos a elegir tema de debate libremente. Se propusieron: a) la discriminación; b) Razón (lo que podemos entender) y Misterio (lo que ignoramos); c) Libertad (lo que queremos hacer) y Ley (lo que nos dejan hacer); d) Progreso (peligros de la Tecnología) o Ecología. Votasteis. Ganó "Razón y Misterio" con 5 votos. Os pedí una redacción sobre este tema para casa y mandar por email, con los siguientes puntos para analizar: a) Definición (¿Qué es... el misterio, los fenómenos paranormales?); b) Causas / Origen (¿Por qué se produce?); c) Tipos (Clasificación); d) Consecuencias (¿Qué efectos produce en las personas?)
 Con esto acabó la primera clase. Gracias a todos por participar. Fue muy animada y con mucho nivel.


Valores Éticos. 2º ESO C 1
1ª clase. 23 septiembre 2020
Pedí la redacción sobre "Razón y Misterio". Se empezó a analizar la AUTOESTIMA mediante el debate (método de Sócrates: mayéutica y dialéctica)
IES Dr. Balmis. Alicante

  El 23 de septiembre otra vez comenzó el curso de 2º ESO C, pero ahora en la otra mitad. Subimos desde el patio. Os coloqué en orden alfabético: Toni, Jorge, Brayan, Andreu, Marina, Ярослав, Hugo, Ezequiel, Ian, y Dani. Bienvenida (La verdad es que conoceros del año pasado es un gran beneficio para la marcha de la clase) Criterios de calificación. Y tras pedir la redacción sobre "Razón y Misterio", lo esotérico y paranormal, puse el nombre del Tema 1 en la pizarra: "La personalidad, la libertad, la responsabilidad, la dignidad y la autoestima". Decidí comenzar por la autoestima, pero en lugar de explicarla yo, la explicaríais vosotros mediante el método del debate (lo que Sócrates llamó mayéutica: técnica de extraer mediante el diálogo conocimiento del interior de las personas a través de las preguntas)
 Primero, definimos la autoestima. ¿Qué es? Fue Andreu el que usó la palabra "definición". Jorge y Dani dijeron que la autoestima es: "aceptarse y quererse uno a sí mismo". 
 Segundo, distéis las características de la autoestima: a) la persona que tiene autoestima es feliz (Dani) y alegre (Ian); b) toma decisiones (Andreu); c) sabe soportar las situaciones difíciles, tiene resiliencia (Jorge); d) tiene seguridad (Dani); e) y se caracteriza, en definitiva, por el pensamiento positivo. Esto lo añadí yo.
 Finalmente, analizasteis la falta de autoestima (autoestima negativa): a) hacer sentir peor (rebajar) a los demás para sentirse uno mejor (Jorge dijo haber leído esto), lo que tiene relación con el narcisismo (Jorge); b) provoca rechazo (Ian), es considerado una "persona tóxica" (Dani); c) se siente angustiado (ansiedad, depresión) (Andreu); d) puede llegar a la autoagresión (Dani)
 Con esto acabó esta fabulosa clase en la que el nivel de vuestras intervenciones queda reflejado en este artículo.

 Aquí podéis leer la magnífica redacción sobre el "Misterio" de Ezequiel:


 Y el ejercicio sobre el "Misterio" de Ian:


Valores Éticos. 2º ESO C 2
2ª clase. 30 septiembre 2020
AUTOESTIMA. Definición. Características
IES Dr. Balmis. Alicante

 Aquí está el resumen sobre el tema del "Misterio" de Hugo:
  

  Brayan investigó sobre lo misterioso y escribió esto:


 Empieza la clase del miércoles 30 de septiembre de 2020 en el grupo 2º ESO C2. Al igual que la semana pasada con la otra mitad, hoy el tema es la autoestima. Primero la habéis definido (¿qué es?). Kristian ha dicho que es una "motivación interior que te hace seguir adelante", y Juan ha añadido que es un "sentimiento". Aitana ha señalado que es un "sentimiento de amor propio" y Ashlee ha completado la definición diciendo que es "independiente de lo que piensen los demás". Aitana ha propuesto otra definición: "sentimiento de aceptación de uno mismo".
 Tras la definición he preguntado por las características de una persona con autoestima. Dorian ha dicho que es "una persona segura de sí misma", es decir, que no tiene miedo. Juan ha añadido que es una persona que "se siente feliz". Dorian, de nuevo, que la autoestima produce "más empatía". Y ha aclarado que la empatía es ponerse en el lugar del otro, pensando, y, sobre todo, sintiendo como él, es decir, una persona que se identifica con otra a través de sentimientos comunes. Ashlee ha aportado que la persona con alta autoestima "expresa sus opiniones (pensamiento) libremente", y Álvaro ha completado esta idea diciendo que también "expresa sus sentimientos con libertad". Fueron Carla, Dorian y Juan los que acertaron la respuesta de relacionar opinión con pensamiento. Para acabar esta sugestiva clase, Ashlee y Aitana matizaron que las personas con autoestima "conocen las consecuencias de sus actos".
 Esto ha sido todo por hoy. Surgió el tema de cuáles son las mejores mascarillas, y ahí hubo un pequeño debate durante unos minutos. Mandé como actividad voluntaria un resumen de la clase.
 Ashlee Sofía ha hecho este resumen, con ampliación, usando la psicología de Abraham Maslow, de la autoestima:



 Álvaro me envía como ejercicio voluntario este resumen de lo dicho hoy en el aula:


 Nos vemos con la mitad C1 el próximo miércoles.

Dignidad

Valores Éticos. 2º ESO C 1
2ª clase. 7 octubre 2020
DIGNIDAD. Definición. ¿Cómo se pierde la dignidad?
IES Dr. Balmis. Alicante

 Hoy miércoles 7 de octubre de 2020 he abordado un reto: teníais que explicar qué es la dignidad. Un concepto central de la ética desde Immanuel Kant (1724-1804), el filósofo alemán considerado el fundador de la ética moderna. Como esta asignatura la concibo como debate abierto y pensamiento vivo no daré ninguna explicación yo. Solo vuestro esfuerzo creará la clase. 
 Al comenzar os he dicho: "Es muy difícil empezar definiendo qué es la dignidad. Así que comencemos diciendo lo que no es, o sea, situaciones en que se pierde la dignidad".
 La pérdida de la dignidad se puede producir:
 a) "Haciendo algo ridículo en público", ha dicho Andreu. Dani ha precisado que esa situación produce "vergüenza", expone a la vergüenza al que realiza la acción;
 b) Ezequiel ha propuesto que también se pierde la dignidad "haciendo algo contra tu código moral". He preguntado por un sinónimo de "código moral" y Ezequiel ha dicho que los "valores" son el sinónimo de "código moral". Así que "hacer algo que no quieres hacer" según Andreu, es "hacer algo contra tu voluntad", y eso es una situación que implica pérdida de la dignidad. Toni ha dicho que "engañar", mentir, traicionar, es un ejemplo de pérdida de dignidad, yendo contra tus valores. 
 Hacer algo contra tu voluntad puede deberse a la "presión de grupo" ha dicho Ezequiel, y yo he añadido que esto puede ser por la imitación (uno no hace lo que quiere sino lo que el grupo hace, repitiendo la conducta del grupo), y por el miedo al rechazo (no ser aceptado) o al castigo. Todas aquellas personas que hacen las cosas no porque quieran sino por evitar el castigo o el rechazo, como el conductor que frena cuando hay un radar, no por su código moral sino por miedo a la multa.

 Justo en ese momento la clase estaba lista para dar una definición de dignidad. Andreu señaló que es "el respeto que recibes de otros" (aquí Ezequiel puso el ejemplo de esas personas que necesitan los "likes" (me gusta) de las redes sociales para sentirse bien, y lo consideraba como algo negativo). Pero el propio Ezequiel y Jorge han aclarado que la verdadera dignidad es el "respeto que recibes de ti mismo", lo que se debe a una "autoestima alta" ha matizado Andreu. O sea, que los que necesitan recibir respeto, reconocimiento, aprobación de los demás continuamente tienen la autoestima baja. Alguien dijo (no sé si Jorge, Toni, Andreu, Dani o Ezequiel) que nadie tiene una "autoestima de acero" que pueda resistir siempre lo que opinen los demás. Esta idea tan importante no pudo ser desarrollada.
 He felicitado a la clase diciendo que, sin duda, ésta ha sido la mejor de las que he tenido hoy, y que su nivel de razonamiento bien podría ser de bachillerato. Luego se ha hablado de cómo hacer los trabajos de vídeo, y he apoyado todas las iniciativas que fomenten la libre creatividad de los alumnos.

La dignidad según Immanuel Kant (1724-1804)
Los seres humanos se merecen un trato especial y digno. Dice Kant que el ser humano es un fin en sí mismo, no un medio para el uso de otros, lo que le convertiría en una cosa. Las cosas se usan para algo, pero los seres humanos no, tienen valor absoluto. Usar a una persona para burlarnos de ella, obtener placer, ventaja, provecho económico, venganza, o cualquier otra cosa es inmoral, según Kant

 Aquí podemos leer el resumen de esta última clase hecho por Andreu:


 Marina me mandó este maravilloso resumen:


Valores Éticos. 2º ESO C 2
3ª clase. 14 octubre 2020
DIGNIDAD. Definición. La ausencia de dignidad
IES Dr. Balmis. Alicante

  La tercera clase con 2º ESO C 2 tuvo lugar el martes14 de octubre de 2020, y fue un tanto peculiar. Algo flotaba en el ambiente, que hizo que la discusión sobre la dignidad se acabara convirtiendo en una extraña conversación sobre la simbología de los números y las fechas.

 Definieron la dignidad como "respeto que te tienen otras personas" (Dorian), "respeto que te tienes a ti mismo" (Juan), o en palabras de Aitana: "respeto a uno mismo", "hacerse valer. No dejar que te humillen" (Ashlee), "tener conciencia de tus buenos actos" (Kristian) "y de los demás" (Álvaro), y en relación con la dignidad y la personalidad, según Juan, "ser tú mismo. Ser fiel a tus principios".

Sobre la ausencia de dignidad se dijo que incluye "reírse del físico o la discapacidad de los demás, o sea, humillarlos" (Kristian), y "la falta de autoestima corporal, que puede llevar a hacerte daño" (Aitana). Por ejemplo: la anorexia.

 La clase terminó con Juan como protagonista con sorprendentes consideraciones sobre la fecha de hoy: 14 del 10, y que la clase acababa a las 14 horas y 10 minutos. Eso significaba algo, una señal, dije yo. Seguro que a las 14:10 iba a pasar algo misterioso, dije yo. "Puedo vaticinar que a esa hora... ocurrirá algo sorprendente... ¡¡¡tocará el timbre de salida!!! Rieron. No parecieron reconocer mis dotes proféticas. Esto nos llevó a recordar que el curso empezó con una redacción: "Razón y Misterio" ¡Qué tendencia tenemos a buscar explicaciones mágicas de lo que no entendemos! Otras cosas arcanas se dijeron pero no las recuerdo. Así acabó una extraña jornada de otoño y virus. 

Valores Éticos. 2º ESO C 1
3ª clase. 21 octubre 2020
Guía para hacer el trabajo trimestral
IES Dr. Balmis. Alicante

  El miércoles 21 de octubre de 2020 expliqué en 2º ESO C1 cómo hacer el trabajo trimestral. Será individual y obligatorio. Se realizará sobre el tema "Autoestima, Dignidad, Responsabilidad, Libertad y Personalidad".
 Habrá que elegir una de las siguientes modalidades (se pueden combinar):
 - vídeo (máximo 10 minutos):
             - Draw My Life
             - Entrevista familiar o entrevista ficticia
             - Una historia de ficción con alguno de los temas
             - usar imágenes de videojuego para explicar conceptos del tema
 - Audio (máximo 5 minutos)
 - Power Point (máximo 20 imágenes)
 - Formato digital escrito: word, open office, pdf...
 - Cartulina (mural) fotografiada

 Hay que evitar el "copia y pega". Se puede mandar por email, drive, we transfer...

Responsabilidad

 Luego y sin pizarra intentamos definir qué es la "responsabilidad". Los primeros intentos de definición fueron muy poco precisos, aunque no totalmente equivocados, hasta que llegamos a la definición de Marina.
 Antes de resumir y ampliar algo el significado de esta palabra tan importante en la ética, veamos algunos resúmenes hechos por alumnos de lo dicho en clase:

Valores Éticos. 2º ESO C 1
3ª clase. 21 octubre 2020
Responsabilidad - Cuaderno de Dani
IES Dr. Balmis. Alicante

Valores Éticos. 2º ESO C 1
3ª clase. 21 octubre 2020
Responsabilidad - Cuaderno de Marina
IES Dr. Balmis. Alicante

Valores Éticos. 2º ESO C 1
3ª clase. 21 octubre 2020
Responsabilidad - Cuaderno de Andreu
IES Dr. Balmis. Alicante

Valores Éticos. 2º ESO C 1
3ª clase. 21 octubre 2020
Responsabilidad - Cuaderno de Jorge
IES Dr. Balmis. Alicante

 Entre las respuestas inexactas pero con parte de razón aparecieron las siguientes: "hacer cosas para no fastidiar" (Jorge); "cumplir con las tareas" (Ian); "hacer las cosas que te proponen" (Dani); "hacer las cosas sin que estén encima tuya" (Toni); "nivel alto de madurez" (Ezequiel)

 Al fin llegó la mejor definición de "responsabilidad" formulada por Marina: "algo que puedes elegir hacer o no, pero no hacerlo trae consecuencias". En esta magnífica explicación aparece la "libertad" (algo que puedes elegir hacer o no), sin la que no hay responsabilidad, y se entiende ésta como la obligación de "dar cuenta" (responder) por lo que has hecho. Lo único que no es correcto es señalar solo una responsabilidad por lo no hecho. Se es responsable por lo hecho y por lo no hecho (omitido). Ejemplo: si alguien va por la carretera, ve un accidente, y pasa de largo o se detiene, ayudando o no al herido, es tan responsable si le ayuda como si no. Puede "responder" ante los demás y ante su propia conciencia por lo elegido y por lo no elegido.

 Tras el acierto de Marina, Ярослав y Andreu siguieron acercándose a una definición precisa de responsabilidad: "hacerse cargo de lo que uno ha hecho o decidido". Tocaba el timbre y Dani daba otro significado: "cumplir con un compromiso". En realidad el único compromiso (moral) que tenemos es con nuestra propia conciencia moral, con nuestros valores o ideales, nuestros principios éticos. Aunque no queramos aceptarlo, si podemos pensar necesariamente somos "responsables" ante nuestra conciencia de lo que hemos elegido, decidido y hecho.

"Wolfen" (1981). Michael Wadleigh. Marcelo Óscar López Díez

"Wolfen" (1981). Michael Wadleigh.
Marcelo Óscar López Díez


"Ôtez la crainte de l'enfer à un chrétien, et vous lui ôterez sa croyance"
(Quitad al cristiano el temor al infierno 
y le habrás quitado su fe)
Denis Diderot (1713-1784)


"Wolfen" (1981). Michael Wadleigh
"Lobos humanos"
Dewey Wilson (Albert Finney)


En su arrogancia, el hombre desconoce lo que existe. En la tierra existen cosas que ni osamos imaginar. Una vida tan cierta como nuestra muerte. Una vida que nos dará caza como damos caza nosotros”.
 Todo esto pesa más que muchos diálogos del siglo XXI, claro, el pasado pantanoso no es viable con el cristal recubierto por una estructura de metal forjado por grandes compañías.

 Si hubiera previsto que vería una película que te muestra una intención de cine de terror, pero se transforma en algo más grande, algo que te atraviesa la frente, el pasado en el cual la mente creaba demonios era más sano que el presente donde todo se banaliza. Me remonto a un nivel de sorpresa, sobre todo por el final, donde nada es lo que parece. Las actuaciones son interesantes, lo mejor del final es que queda abierto, la carne es solo alma, pero ésta se encarna en un cuerpo, en este caso, el cuerpo del lobo.

 La cima de una película debería ser llegar a transformar, en pocos minutos, el mundo del espectador a través de la historia formulada. En algunos casos, la historia parece que solo va a entretener, pero a medida que pasan los minutos las actuaciones, que son muy dignas, abren diálogos que se articulan más allá de la típica historia de hombres lobo. Esta película se aproxima a una educada melodía de estructura atrapada tras un arcoíris. Lo que uno espera pasa, pero con creces, haciendo de esta historia algo profundo y de tintes intelectuales capaces de hacer repensar el entorno que la ciudad entrega, hay algo más que le espera al espectador.


 Michael Wadleigh dirige de manera brillante, sin adentrarse en efectos sin sentido, las imágenes comulgan con nuestro interior, sin brutalidad innecesaria, sin excesos sanguíneos, solo tenemos la autenticidad de versos que se suceden hasta llegar a una idea profunda. Es una película que merece ser recordada por sobre otras del género, porque sale del mero entretenimiento para ver una tarde cualquiera, podemos afirmar que merece una mirada profunda. Hay imágenes de permanencia para sueños en noches sin luna. La escena de la iglesia en ruinas y todas las sensaciones que guarda, en medio de una gran ciudad, una iglesia destruida es la finalización de un ritual. Esta conclusión se adelanta al final donde todos han olvidado a los espíritus libres que gobiernan los suelos de una arquitectura fría y poco sublime. 





 La ecología es instintiva como el lobo y su manera de vivir, no deberían tener muros para frenar su marcha y cuando estos se construyen olvidamos la guía natural y los sentidos se duermen tras una mecánica absurda.

 El personaje de Dewey Wilson (Albert Finney) se transforma con cada minuto y eso lo hace salirse del típico hombre calculador que solo busca lo que ve, se adentra en lo que no puede verse y eso lo hace profundo. Es un personaje que está interpretado de manera brillante. La otra protagonista es Rebecca Neff (Diane Venora), una agente especial experta en terrorismo que se va desencajando de su rol poco austero para crearse a sí misma y transformarse en una persona que ya no razona, sino que se deja llevar por los sentidos.


 Gregory Hines hace un papel excelente como médico forense, es la ciencia que va cayendo frente a hechos que transcurren de manera poco creíble. Edward James Olmos es un indígena americano que da rienda suelta a la historia que nadie quiere ver y que nadie puede entender, es un personaje central para dilucidarlo todo.

 Este Nueva York no es el de Scorsese ni tampoco el de Woody Allen, es la ciudad demolida que no para de autentificarse, dejando debajo algo que antiguamente estaba encima de todo, algo que el nativo americano poseía pero que el concreto intenta cubrir como una gran tumba donde las almas salen para hacer pensar a los vivos que caminan sobre las ideas pasadas para hacerlos despertar.




 Nunca vi a un lobo, pero sí vi a hombres que, por sus modales, se comportaban como lobos, no hambrientos de carne sino de poder, que es algo peor que la sangre.

 Y en esta fábula del siglo veinte se notifica un uso exacerbado del poder económico sobre la espiritualidad humana.

 Todavía hoy recuerdo cómo llegué a leer cada plano y me parece venturoso asegurar que hay escenas que se me han quedado pegadas a las venas, un hechizo que transcurre mientras quiero saltar de mi ventana para recostarme sobre la hierba hendida que respira a través de mis poros borrados por la ropa que me dio la ciudad. 





Wolfen
Estados Unidos
1981
115 minutos
Dirección: Michael Wadleigh
Guión: David Eyre, Michael Wadleigh, Eric Roth (Novela: Whitley Strieber)
Música: James Horner
Fotografía: Gerry Fisher

Reparto:
Albert Finney as Dewey Wilson
Diane Venora as Rebecca Neff
Edward James Olmos as Eddie Holt
Gregory Hines as Whittington
Tom Noonan as Ferguson
Dick O'Neill as Warren
Dehl Berti as Old Indian
Peter Michael Goetz as Ross
Reginald VelJohnson as Morgue Attendant
James Tolkan as Baldy
Donald Symington as Lawyer
Tom Waits as Drunken Bar Owner (uncredited)

Premios y nominaciones:
Ganadora, premio del jurado (Festival de Avoriaz)
Ganadora, mejor montaje de sonido (Editores de Sonido de EUA)
Nominada, Mejor película, director, actor, guión (Academia Estadounidense de Ciencia Ficción, Fantasía y Terror)



domingo, 20 de septiembre de 2020

Platón. PODCASTS. Explicación: Dualismo ontológico, epistemológico, antropológico, ética, política y educación. Francisco Huertas Hernández


Platón. PODCASTS. Explicación: Dualismo ontológico, epistemológico, antropológico, ética, política y educación.
Historia de la Filosofía. 2º Bachillerato.
Francisco Huertas Hernández

Cielo en tonalidad rosa tras la lluvia
La filosofía empezó admirando los cielos. Desde el aula de 2º Bachillerato A. Clase: Historia de la Filosofía. IES Dr. Balmis. Alicante. 19-10-2018
Foto: Alejandra de Frutos Fernández-Cañadas

 Hola amigos de la sabiduría. "Hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad" como se cantaba en la zarzuela "La verbena de la Paloma" (1894) compuesta por Tomás Bretón y con libreto de Ricardo de la Vega. Pero salvando las distancias, que van de Don Hilarión y Don Sebastián a este profesor que esto escribe, lo cierto es que el siglo XXI ha venido con las tecnologías para cambiarnos de arriba abajo, y una de las cosas que nos ha cambiado es la forma de enseñar. En medio de una pandemia de Covid-19 y con toda nuestras formas de vida anteriores alteradas, las tecnologías nos exigen nuevos retos, como ahora se dice. Esos adelantos, que en tono jocoso cantaban en la zarzuela, me llevan a usar los podcasts para dar clase a unos alumnos -vosotros- que venís semi presencialmente a las aulas. Estos audios explicativos de la filosofía de Platón son bastante parecidos a lo que podéis escucharme en directo, aunque sin la interacción humana, la magia del instante y ciertas emociones -y distorsiones- que surgen en vivo.

 En todo caso, estas clases on line, estos podcasts, son ahora las verdaderas clases. Y son públicas, lo que permite llegar a otras personas, otros alumnos, aunque las referencias a vuestros temas y vocabulario son continuas.

 Ojalá los podcasts nos traigan claridad y despierten lo que, al menos yo, pretendo: que améis lo que explico, porque el saber no es un medio para aprobar, trabajar o ganar dinero, sino una necesidad humana que surge de la curiosidad y del amor a todo los que nos rodea.

1- Podcast. Platón. Dualismo ontológico 1 (Redacción 1)
    Mundo Inteligible (Νοητός Κόσμος) y Mundo Sensible/Visible (ορατός κόσμος). Argumentos para dividir el mundo en dos

2- Podcast. Platón. Dualismo ontológico. 2 (Redacción 1)
La Teoría de las Ideas (Ἰδέα, εἶδος, μορφή). El Demiurgo (Δημιουργός). Cuatro tipos de realidad: imágenes, seres físicos, figuras geométricas y números, Ideas. La Idea de Bien (Ἀγαθόν)


3. Podcast. Platón. Dualismo epistemológico (Redacción 2)
 El conocimiento. Tipos de conocimiento: episteme/ciencia y doxa/opinión (ἐπιστήμη, δόξα) subdivididos: imaginación (εἰκασία), percepción/creencia (πίστις) // demostración matemática/pensamiento (διάνοια), intuición/inteligencia pura (νόησις). La reminiscencia/recuerdo (ἀνάμνησις) de las Ideas a través de la percepción


4- Podcast. Platón. Dualismo antropológico (Redacción 3)
El cuerpo (σῶμα) y el alma (ψυχή). Tres partes del alma: apetitiva, irascible, racional (ἐπιθυμητικόν, θυμός, λογιστικόν). 
La reminiscencia/recuerdo (ἀνάμνησις) de las Ideas a través de la percepción


5- Podcast. Platón. Ética. Intelectualismo moral (Redacción 4)
La ética. La virtud (ἀρετή). Teoría ética de Sócrates: Intelectualismo moral. Tipos de virtud en Platón: moderación, valentía, sabiduría/prudencia (σωφροσύνη, ἀνδρεία, σοφία / φρόνησις). La justicia (δικαιοσύνη) como armonía de las virtudes. Correspondencia con las partes del alma y las clases sociales: productores, guardianes, filósofos/gobernantes. Armonía del alma individual y social

 6- Podcast. Platón. Política y Educación. Estado justo y Filósofo-gobernante. Pedagogía (Redacciones 5-6)
 Concepción ideal del Estado (Política) en el libro "República" ("Πολιτεία"): las clases sociales (productores, guardianes, filósofos), sus virtudes, su educación (Pedagogía): educación elemental (gimnasia, música) (γυμνάσια, μουσική) y superior (matemáticas, dialéctica) (μαθηματικά, διαλεκτική). El filósofo-gobernante y el Estado justo

domingo, 13 de septiembre de 2020

Valores Éticos. 2º ESO. Presentación. Contenido y Evaluación. Francisco Huertas Hernández


Valores Éticos. 2º ESO.
Presentación. Contenido y Evaluación.
Francisco Huertas Hernández



"君の名は。" (2016). 新海 誠
"Kimi no Na wa." (Your Name / Tu nombre) (2016). Makoto Shinkai
Una película de anime japonesa en la que una chica -Mitsuha Miyamizu- de secundaria intercambia su cuerpo cuando duerme con otro chico de la misma edad, Taki Tachibana. Empiezan a pasarse mensajes y a influir en la vida real del otro: Mitsuha hace que Taki se acerque a su compañera de la que está enamorado, y Taki hace que Mitsuha se vuelva popular en la escuela. Cuando el intercambio de cuerpos termina, Taki decide buscar a Mitsuha, pero no sabe dónde vive. El resto de esta historia de búsqueda, tiempo, muerte y conexión sobrenatural deberéis verlo en la película.
Esta exitosa cinta de animación plantea muchos temas éticos, es decir, filosóficos: ¿quiénes somos?, ¿somos libres?, ¿podemos viajar en el tiempo?, ¿nuestra conciencia es solo individual o forma parte de un todo?, ¿es la mente algo que pueda separarse del cuerpo?, ¿el amor se prolonga más allá de la muerte?
En este curso no iremos tan lejos, porque esas preguntas son demasiado difíciles, pero intentaremos aprender algo de la personalidad, la libertad, la responsabilidad, la dignidad, la autoestima, el respeto, la igualdad, la conciencia moral, la convivencia en sociedad, las formas de organización de la sociedad o tipos de Estados, los Derechos y los Deberes


PDF 1: PRESENTACIÓN. CONTENIDO Y EVALUACIÓN. ASIGNATURA "VALORES ÉTICOS". 2º ESO. 2020-2021


viernes, 11 de septiembre de 2020

"Le Plaisir" (1952). Max Ophüls. Estrella Millán Sanjuán


"Le Plaisir" (1952). Max Ophüls
Estrella Millán Sanjuán



"Le Plaisir" (1952). Max Ophüls
Joséphine, le modèle (Simone Simon) et Jean, le peintre (Daniel Gélin)
 

 Max Ophüls (1902-1957) regresó a Francia en 1950 para culminar su carrera con películas muy elaboradas y excelsas, si bien su prematura muerte en 1957 quizá nos privó de más obras interesantes. Ésta que voy a desarrollar me parece la mejor de esa última etapa, junto con “La ronde” (1950) y “Madame de…” (1953), también excelentes. De su corta etapa americana, me encanta “Letter from a Unknown Woman” (1948), un prodigio de película, de una delicadeza y emoción a flor de piel.

"Le Plaisir" (1952). Max Ophüls
Affiche français

 “Le plaisir” reúne elementos fundamentales para convertirse en una verdadera obra maestra: adaptación literaria de tres historias de Guy de Maupassant, maestría en la dirección y puesta en escena, fabulosa dirección artística, perfecta fotografía, originalidad en la propuesta, logradas interpretaciones y localizaciones, que dan como resultado una película sublime y apasionada.

Guy de Maupassant (1850-1893)

 Uno de los aspectos que me resulta atractivo, y en el que radica su originalidad, es que cuenta con una narración durante toda la película en primera persona del propio Maupassant en alma, lo que denota una devoción por el escritor y un cálido acercamiento entre los espectadores y el espíritu de sus maravillosos relatos. En ello repercute de manera el tono de voz de Jean Servais como Guy, que se convierte en un susurro mientras escuchas cómo narra que le encanta la noche y las tinieblas y que quiere hacernos partícipes de sus tres historias en la oscuridad.

 Maupassant (Servais) nos adelanta la singular propuesta de una película dividida en tres partes con el nexo del Placer: en la primera se desarrolla la confrontación del placer y el amor, en la segunda del placer y la pureza y en la tercera, el placer y la muerte moral. Tres historias muy interesantes, siendo la 2ª la más extensa, pero no por ello la más importante. Las otras dos, a pesar de su corta duración exploran temas vitales.


"Le Plaisir" (1952). Max Ophüls
Le Masque

 Comienza esta gran película con Le masque: observamos el jolgorio, el optimismo y la desinhibición de los numerosos clientes que se atropellan a la entrada de Le Palais de la danseen París para disfrutar de los bailes de can can y de multitud de bellas y jóvenes chicas que se desplazan alegres de un lado para otro ante las miradas atentas de todos los hombres que se arremolinan en las numerosas minisalas, balconadas y sala principal de baile. Ophüls con su cámara, parece desear pasar desapercibido, para darle un carácter de espontaneidad a ese ambiente y la ubica como si de un cliente más se tratase, que su ojo sea el nuestro y seamos cómplices directos del fervor del momento, de los múltiples movimientos del gentío enfervorizado. Un laberíntico Palacio del baile como muchas veces resulta ser la existencia.

 Con ese claro fin, traslada el objetivo a un balcón como escondido, realiza rápidos y espectaculares travellings para enfatizar el dinamismo de la vida misma; incluye planos picados desde la planta de arriba del Palacio fabulosos, planos desde las mamparas decoradas, puertas acristaladas y desde las escaleras; acompaña a las parejas de baile a su lado como un bailarín más, girando como la rueda de nuestra existencia; movimientos ágiles que buscan al protagonista que entra eufórico y ansioso por encontrar pareja de baile. Un derroche de puesta en escena que escenifica el comportamiento humano y la excitación de la vida nocturna en su esplendor, en un plano secuencia majestuoso con esos decorados barrocos.

 La máscara que lleva el personaje de esta narración le asemeja a una figura de cera sin edad que llama la atención de su partenaire mientras él baila de forma grotesca y jubilosa con una estilizada y elegante figura. Tal es el empeño que pone, que cae al suelo de forma estrepitosa, provocando el cese de la música en directo y el estupor de los asistentes. Lo que sigue después de que un médico (Claude Dauphin) que hay en la sala le quite con dificultad la máscara y lo lleve a su casa, es muy revelador. Somos testigos de una historia de amor incondicional, puro, enternecedor, representado por una mujer que, en su paciente y resignada espera nocturna, da una lección de dignidad y entrega sin igual. Una mujer que conoce perfectamente las debilidades de su marido, el miedo a la juventud desvanecida, a la muerte en definitiva y que cada noche ensaya un intento más por recuperar la frescura perdida de antaño. Un hombre perdido, inmaduro, que vuela enérgicamente como un ave nocturna egoísta repetidamente, pero que regresa alicaído al nido deshilachado, pero seguro.


"Le Plaisir" (1952). Max Ophüls
Maison Tellier

 La segunda historia se llama La maison Tellier. Según el narrador lo presenta como un “cuento de hadas para mayores” localizado en la bella Normandía, costándole y definiendo con delicadeza el tipo de casa donde empieza la narración, un prostíbulo donde bulle la algarabía de un barrio nocturno, hermosamente desarrollado con decorados perfectos con esas calles empedradas, angostas, húmedas y casas antiguas. La Casa Tellier es presentada con detenimiento; posee numerosas ventanas que Ophüls recorre una a una exteriormente de forma magistral con un travelling ascendente y luego horizontal mientras nos describe el recorrido elegante de la Madame que regenta la casa, cerrando las ventanas. La peculiaridad de esta escena reside en que jamás hay un plano interior: todos se muestran a través de los resquicios que dejan las contraventanas convirtiéndonos en voyeurs, que espiamos a cada chica que es presentada con mimo. Es lugar de veneración, alegría, placer prohibido y escondido de los hombres pudientes de la ciudad que llevan dobles vidas, con un remordimiento que se disipa al cruzar el umbral del número tres con su tenue luz. Contemplamos a través de ventanales la escena secreta, describiendo a las chicas que allí trabajan con respeto. El problema llega cuando la madame y su troupe han de acudir el sábado a la Comunión de su sobrina en un pueblo campestre y deben cerrar el local. Esto provoca un desbarajuste en las vidas de esos hombres que acuden uno a uno y observan la luz apagada, no dando crédito a la situación, dando la noticia a todo el que llega esfumando su ilusión de sopetón. La escena en la que acaban todos reunidos en un banco y empiezan a pelearse entre ellos debido no tiene desperdicio. Y es que esta casa parece que ejerce una función institucional, más que ser un foco de perdición, desenfreno, engaño y explotación. Una visión optimista del autor.

 Las mujeres viajan en tren con su vitalidad y espontaneidad, dando lugar a numerosas situaciones jocosas centradas en madame Rosa (Danielle Darrieux), que sueña con una vida mejor, adinerada y con oportunidades. Al llegar al pueblo en una bonita estación rodeada de arboleda y rústica, Joseph (Jean Gabin) les espera radiante besándolas una a una, dándoles una cálida bienvenida. En el camino hacia la casa en carreta, Ophüls nos obsequia con la parte más subyugante. El arrobamiento del hombre ante tanta chica joven se contagia de una naturaleza de la misma calidad, y estalla una explosión de júbilo acompañada de deliciosa música y con la descripción del campo: colzas amarillas ondulantes por el viento, que desprenden fragancias estimulantes; trigales, flores silvestres rojas y azules que forman mantos de color entre el verde del campo y los numerosos árboles.

 Mujeres, que son un ramo de flores para el narrador tirado por un caballo percherón tordo que trota alegremente alejándose, apareciendo y desapareciendo entre la frondosa arboleda. Símbolo de la energía y del sentimiento de Joseph y la próxima celebración de la Comunión de su hija.

 Me transporta al mediometraje narrado por Jean Renoir, que posee un aura muy parecida: Une partie de campagne, escrito también por Guy de Maupassant. Son relatos con un componente muy pictórico, optimistas, vitales y que a pesar del blanco y negro somos capaces de imaginar los distintos matices cromáticos.

 Una vez llegados a la casa campestre, el director realiza una puesta en escena también muy singular. Otra vez hay planos que se asoman a un patio, desde fuera de las ventanas, pero esta vez se adentra en todos los escondrijos de esa casa, con techos bajos, colocando su mirada entre vigas de madera, pasillos, barandales, desde puertas, el desván, habitaciones por las que deambulan las meretrices, dando impresión de desorden y falta de equilibrio de la anodina vida del carpintero, que pone su foco en madame Rosa, de la que se encapricha al instante. Si para el matrimonio y la niña, su tía y compañeras han supuesto un revuelo, la pacífica vida rural, escaso ajetreo y silencio de la noche alteran paradójicamente las mentes de éstas, acostumbradas a la nocturnidad bulliciosa.

 El día de la Comunión contiene unos de los momentos más especiales de este relato intermedio. Estando todos reunidos en la Iglesia con esas imágenes religiosas, la luz divina que se filtra por una ventana y las velas, las chicas empiezan a llorar contagiando a todos. Hay un recorrido del interior de la Iglesia y de las emocionadas personas excelso mientras el narrador explica: “Un momento sobrenatural planea, un alma derramada, un soplo prodigioso de un ser invisible y todopoderoso”. Está en el aire la consciencia de la pérdida de la niñez de estas mujeres, de la inocencia, la pureza, las oportunidades desaprovechadas, los sueños difuminados a golpe de realidad.

 Después de una copiosa comida y bebida, todas deben volver al trabajo para tristeza del carpintero, que agota sus últimos momentos de euforia con la fuerza de un toro, resistiéndose a volver a su tediosa cotidianidad. Tras dejarlas en el tren, le promete a Rosa que irá a visitarla, tratándola con una delicadeza enorme, a lo que ella responde de forma amable, pero sin poner demasiado interés, pues sus miras van hacia otro lado.

 El recorrido de vuelta es elocuente per se. No se puede describir mejor con lenguaje cinematográfico el abatimiento de Joseph, que conduce lentamente su carreta vacía de ilusión, con un paisaje nada sugestivo, gris. Su expresión cabizbaja recorre el camino que parece estrecharse y alargarse de forma melancólica asemejando un túnel de desánimo y pesadumbre por la vuelta a lo rutinario de su matrimonio. Contrastes que nos acompañan constantemente en nuestras vidas, reflejados en lo opuesto del sentimiento de delirio de aquellos hombres abandonados que se iluminan de nuevo por la luz del número de la puerta, pero también por la luz que desprenden esas trabajadoras en su ansiada llegada. El director crea una historia circular (ring composition) que empieza y termina de la misma forma, en la Maison Tellier, pero esta última vez con fiesta y celebración desbordada de bienvenida, vista de nuevo desde el exterior sin intromisión alguna.


"Le Plaisir" (1952). Max Ophüls
Le Modèle

 La tercera historia se llama Le modèle y describe la exaltación de un pintor melancólico (Daniel Gélin) ante el descubrimiento de la belleza de una chica (Simone Simon) que pasa a su lado como una ráfaga de luz inspiradora. La escena en que la persigue escaleras arriba posee un planteamiento magistral. Ella va muy por delante por unas largas y amplias escaleras de un gran edificio, y él corre apresurado tras ella hasta alcanzarla, sin encontrar demasiado entusiasmo. Es entonces cuando la cámara gira hacia la izquierda por el edificio hasta encontrar otras escaleras por las que bajarán como pareja agarrada, enamorada y cómplice en una elipsis fantástica, mágica.

 Lo que sigue es el proceso de ensimismamiento de la pareja en sus inicios, posando ella como modelo para él, admirándola, siendo su musa y creando bellas obras, gozando de una etapa de pareja esplendorosa. Ophüls proporciona a lo cotidiano una narración transfigurada, pues sabe plasmar con su lenguaje cinematográfico la temida fase posterior de desenamoramiento.

 Para expresar el principio del declive, los reúne en un bosque en el que son observados a través de ramas tristes y en profundidad de campo. Van andando separados siendo tapados por los troncos y con una iluminación oscura. La lejanía que percibimos no es solo física, a él le molesta que cante y le espeta: “Estropeas el paisaje”. Ya en la fantástica casa en la que viven, hay un recorrido exterior de la cámara, que nos aleja de la tensión que los acompaña mientras caminan. El final de la relación es expuesto en la rotura de los espejos y su reflejo vistos en ellos, sin ser necesarias más palabras.

 La modelo lo busca por todos lados y la imagen en que desciende las mismas escaleras en que se conocieron es muy distinta. Esta vez el ritmo es lento, expresión cabizbaja, desorientada y en vez de bajar en línea recta, lo hace de forma diagonal, con caminar errante y afligido.

 A continuación, él se va a vivir a casa de un amigo y ella lo visita para expresarle su angustia, recibiéndola con actitud egoísta y desafiante, que atraviesa el corazón de la chica. Ante su ignorancia, le expresa sus ganas de perder la vida subiendo unas escaleras apresuradamente. A ella no la vemos subir, sino que la escena se plantea con un plano subjetivo en el que se ven los escalones y su sombra reflejada en la pared, simbolizando su muerte en vida por el desamor que la consume. Las consecuencias de su actuación generan una situación nueva en la pareja que aparenta redención, perdón, aparente felicidad en una amplia y melancólica playa. Pero como concluye el narrador, “la felicidad no es alegre”.

 El alemán se contagia de la fusión de la literatura y el cine, del naturalismo de Maupassant, dando veracidad y belleza a lo rutinario, observando la vida misma de cualquier persona, pero contada serenamente. Y eso no es un trabajo fácil, sino de personas que poseen un virtuosismo fuera de toda duda. Max Ophüls demostró ser un genio a la altura de los más grandes, creando un cine esteticista y barroco que se debe recordar a las nuevas generaciones.

10/09/2020 
Estrella Millán Sanjuán