viernes, 30 de noviembre de 2018

Cine de verano TERRAZA (1969-1984). Los cines de Alicante - 14ª parte - Lorenzo Guardiola - diseñador gráfico - fotógrafo - coleccionista


El cine de verano TERRAZA (1969-1984)
Los cines de Alicante - 14ª parte
Lorenzo Guardiola - Diseñador gráfico - fotógrafo - coleccionista



Cine de verano Terraza (1969-1984) 
Calle Góngora. Alicante 
Fotografía extraída del libro: Fernando Gil Sánchez: "Historia del Barrio de la Sagrada Familia de Alicante", 1985 



 Mi agradecimiento a Jaime García Morales, hijo de D. Jaime García Lledó, por la información e imágenes fotográficas que me ha proporcionado y han sido de tanta utilidad para la elaboración de este artículo

 Alicante tenía una población de 100.000 habitantes a principios de los años 50, lo que había supuesto un incremento de población algo superior al 25% en solo dos décadas. Al finalizar los 50, ya contaba con 120.000. Tras el consabido boom turístico, pasó a tener 190.000 (censos de población), lo que propició la construcción de nuevos espacios urbanos ante la explosión de vitalidad que se nos vino encima. La falta de vivienda se convirtió en un problema acuciante, así que se construyó y se construyó sin orden ni concierto, pasando de 34.000 a 79.000 edificaciones en apenas unos años (Miguel Amorós. 2017. “La destrucción de Alicante”)


 Nos remontamos atrás en el tiempo para conocer la evolución que sufrió el lugar donde se encontraba el cine de verano Terraza, situado junto a la plaza Manila. En el extrarradio, al norte del Benacantil, se construyeron edificios de modesta condición ya en el siglo XIX, dando origen a barrios obreros como el de Carolinas a finales de la centuria, con un primer embrión situado al norte de la fábrica de tabacos (Carolinas Bajas), que se vertebró en dos (Carolinas Bajas y Carolinas Altas) con el paso de los años. El barrio colindante, el Pla del Bon Repós, tiene igualmente un origen remoto (en 1912 ya existía un proyecto urbanístico firmado por Juan Vicente Santafé). En un principio, estuvo ocupado por casas ajardinadas. El arquitecto Guardiola Picó ya planteó la posibilidad de construir en él una ciudad lineal de anchas calles y alamedas que ofrecieran mejores condiciones de vida y salubridad. La construcción del Hospital Provincial en 1924 potenció su crecimiento (Ramos Hidalgo, Antonio. 1983. Evolución urbana de Alicante (tesis doctoral). UA, Alicante)

 En los años que nos ocupan, estos barrios fueron objeto de la especulación inmobiliaria, que se ocupó en desvirtuar su fisonomía colocando enormes edificios en aras del “desarrollo y la modernidad”


La sociedad Cultural y Deportiva Carolinas construyó 196 viviendas de 80 metros cuadrados con tres habitaciones, comedor, cocina y galería; además de 14 locales comerciales. El solar se hallaba situado junto a la iglesia de San José, y disponía de parada del tranvía. Fue bendecido el 12 de octubre de 1961, festividad de la Virgen del Pilar. Durante el acto se procedió a la colocación de la primera piedra. Dos años estaban previstos que pasaran hasta su entrega. Al apreciar la Sociedad que el proyecto no cubría todas las necedades, barajó la posibilidad de duplicar su oferta (A.M.A. Diario Información, 24 septiembre 1961)

 A caballo de estas dos barriadas, muy próxima, también, a la de Sagrada Familia, se encontraba el cine de verano Terraza, que estaba situado junto a la plaza Manila.

Vista aérea del barrio de la Sagrada Familia a mediados de los 50. La plaza Manila no estaba construida todavía. Al fondo, el Club Atlético Montemar y, a la derecha, el chalet de la avenida Padre Esplá, donde se encontraba “El Pollastre Alicantí” que, sorprendentemente, todavía sobrevive (fotografía extraída del libro de Fernando Gil Sánchez: Historia del Barrio de la Sagrada Familia de Alicante, 1985)

 El barrio Carolinas disfrutó pronto de salas de cine, si tenemos en cuenta la llegada del cinematógrafo a Alicante y la proliferación de salas en sus años dorados (1920-1950). Tal es el caso del cinema Carolinas (1927), en la calle Donoso Cortés, llamado popularmente “Carolo”; el cinema Pla, en la calle Barcelona (años 40-50), tratados extensamente por Lorenzo Guardiola (Programas de mano de los cines de Alicante. 11ª parte. Cinemas Carolinas y Pla. Acorazado Cinéfilo) y el cine I.S.O. (finales de los años 40), que debía de encontrarse cerca de la iglesia de San José de Carolinas (hasta el momento, no contamos con información que fije el lugar donde se encontraba ubicado)

El cinema Carolinas, con capacidad para 400 personas, era un cine con sabor a barrio, cuyos espectadores pertenecían a la clase obrera, al igual que el cinema Pla (a la derecha de la imagen), de dos plantas. En ellos, se proyectaban simultáneamente las mismas películas, en sesión doble. Una persona en bicicleta trasladaba los rollos de cinta de una sala a otra

Programa de mano del Cine I.S.O. en la barriada de Carolinas. Alicante. "La maravillosa película Fox: “La Canción de Bernadette” (copia nueva) con la sublime interpretación de Jennifer Jones, Willianm Eytre y Charles Bickford. Sábado 21 y domingo 22 de enero de 1950. ¡Todo un éxito de organización del cine I.S.O. ¡ Y… los precios como siempre: populares. ¡Todos al cine I.S.O.!" Colección Lorenzo Guardiola

 Al igual que la población de Carolinas y su área de expansión, el Pla del Bon Repós, crecieron, especialmente en los años 60, las salas cinematográficas también fueron en aumento. De aquellos años, hay que recordar: el cine Niagara (1955-1963), que estaba situado donde se encuentran en la actualidad los inmuebles número 9 y 11 de la calle San Mateo, esquina a la calle Dato Iradier; el cinema Terraza, en Maestro Alonso (1957-1965) en lo que hoy es una tienda de deportes (números 37 y 29); el cine Goya, en Doctor Ayela, número 7 (1962-mediados de los 90), actualmente es un supermercado de la cadena Mercadona; y, para finalizar, el entrañable cine de verano Terraza, en la calle Góngora, junto a la plaza Manila (1969-1984)

A izquierda y derecha, edificios donde estuvieron situados los cinemas Terraza, en la calle Maestro Alonso (1957-1965) y Niagara, en la calle San Mateo (1955-1963). En la cartelera, “Los Ladrones somos gente honrada”, en tecnicolor, protagonizada por José Luis Ozores, y “La princesa y el capitán”, por Ingrid Audree. Autorizadas para mayores. (A.M.A. Diario Información, 28 de junio de 1959)

La popular plaza Manila, entre Carolinas y el Pla, era colindante al cine de verano Terraza. Este era el aspecto que ofrecía el año de inauguración de la sala al aire libre (1969). La plaza ha sido, desde siempre, un lugar muy concurrido, pues en ella se instalaba el mercadillo (jueves y sábados), además del monumento de la foguera Sagrada Familia, que se plantaba en sus alrededores, hasta hace pocos años. Sus bares, heladerías y cafeterías ofrecen una buena oferta de ocio y esparcimiento a los vecinos. Al fondo, a la derecha, podemos ver sin urbanizar la placeta existente entre las calles Maestro Luis Torregrosa y la calle Francisco Esteban Román, donde estuvo el colegio Pio XII (Postal de Alicante. Colección Lorenzo Guardiola)


Mis recuerdos en “el Terraza”. Así era el cine de mi juventud

 El Terraza fue el cine de verano de mi juventud. Estaba situado en la calle Góngora, en los edificios que hoy tienen los números 7 y 9. Recordarlo me hace evocar, automáticamente, el olor a tortilla de patata de los suculentos bocadillos que me preparaba mi madre y me sabían a gloria; además de haber pasado, en él, muchos momentos inolvidables, razón por lo que es entrañable para mí.
 Nada más entrar, a la derecha, se encontraban las puertas de acceso a los aseos y, a continuación, la repostería, donde me compraba una coca-cola o una fanta de naranja bien fresquitas para acompañar mi larga flauta de pan. Después, venía el ritual de comer las pipas con sal “Arias”, que eran las mejores. Ir al cine representaba para mí un acontecimiento; todavía más, si lo hacía en el cine de mi barrio, pues suponía poder ver más películas que en los cines de estreno del centro, donde las entradas eran más caras. Con ello, la “asignación semanal” que me daban mis padres me cundía más.

Programación, en sesión doble, del cine de verano TERRAZA (junto Plaza Manila) –una de las primeras– a partir de las 8,30 noche: “Flechas Incendiarias” por S. Hayden y "La Verbena de la Paloma”, Conchita Velasco. Cinemascope y color (A.M.A. Diario Información, 10 de agosto de 1969) 

En la fotografía, el cine de verano TERRAZA, tomada en los días próximos a su cierre (1984). Tal vez sea esta la única imagen de la sala de verano, donde puede apreciarse su cercanía a la plaza Manila (fotografía extraída del libro de Fernando Gil Sánchez: Historia del Barrio de la Sagrada Familia de Alicante, 1985)

 Su enorme pantalla –uno de los detalles que recuerdo con mayor claridad– estaba, inicialmente, bastante separada del edificio colindante; aunque posteriormente se modificó, quedando prácticamente pegada a él; así que no era la pared del edificio el que hacía las veces de pantalla como mucha gente cree. Los vecinos del inmueble recibieron, durante un tiempo, entradas para acceder al cine gratuitamente en compensación por las molestias ocasionadas; no solo por el ruido de la proyección; también, por las voces de la gente a la entrada y a la salida

Cartelera del cine de verano TERRAZA. Junto Plaza Manila. (Pantalla gigante). El anuncio deja claro que su gran pantalla actuaba de reclamo publicitario. Doble programación: “El Secreto de Tommy”, por Joselito, y “Un Hombre”, con Paul Newman, en Cinemascope-color (A.M.A. Diario Información, 15 de agosto de 1969)

 El cine de verano Terraza se construyó sobre el patio superior de una fábrica de gomas situada en el lateral del recinto. Fue inaugurado el 7 de julio de 1969. Eran sus dueños D. Antonio Ramos Sales y D. Jaime García Lledó.

 Un fiel reflejo, sin duda, de lo que fue su fachada, la encontramos en la portada de la barraca Ja no som tan xicotets, plantada en la calle Pradilla, muy cerca de donde estuvo el cine Terraza. Un gran trabajo de Jaime García Morales, realizado para rendirle un homenaje a su padre, dueño del cine. Estaba pintada en blanco y azul mediterráneo, sobre la que pendían la pizarra negra con la programación del día, que se rotulaba a mano. A la derecha, se encontraban las dos ventanillas de la taquilla y, en el pasillo de entrada, los carteles anunciadores de las películas que se iban a proyectar. Una celosía recorría la parte superior de la pared. La imagen permite evocar nostálgicos recuerdos y, también, aporta conocimiento de su existencia a aquellos que no lo conocieron.

Portada de la barraca Ja no som tam xicotets (2005), que se alzó con el tercer premio de primera categoría del ejercicio.
Así era el Cine Terraza de la plaza Manila, en Alicante
(Fotografía: Jaime García Morales)

Boceto de la portada de la barraca Ja no som tam xicotets, construida en el 25º aniversario (Revista Fogueres, 2005)

 El cine tenía 3 puertas de acceso en sus fachadas laterales, además de la entrada principal. En sus comienzos el suelo era de gravilla; aunque, posteriormente, se pavimentó con cemento. Las sillas eran las habituales de madera plegable, que se sustituyeron por unas de hierro tiempo después. Para aliviar a los espectadores de su dureza, se alquilaban unas almohadillas de color gris, al precio –si no recuerdo mal– de 5 pesetas. En los últimos años, se incorporó un puesto de venta de helados de la marca Avidesa, de color azul, que estaba situado a la izquierda de la pantalla del cine.

Cartelera del cine de verano TERRAZA (junto Plaza Manila). Hoy desde 8,45 tarde. “Tierra de Gigantes” por Leonard Mann y “Guapa, ardiente y peligrosa” por Rock Hudson y Claudia Cardinale. Mayores 18 años (A.M.A. Diario Información, 20 de julio de 1972)

 En la repostería, se compraba la bebida bien fresquita para el verano, coca, empanadillas de pisto y, por supuesto, toda clase de chucherías. Las pipas era el artículo más demandado. Quien recogía aquella alfombra de cáscaras y bolsitas de los envoltorios que dejaban el suelo peor que un campo de batalla, tenía el cielo ganado. Junto a ella, estaban las escaleras que iban a parar a una segunda terraza, más pequeña, que utilizaban los dueños, y daban acceso a la cabina de proyección situada justo encima.

Repostería. Cine Terraza. Calle Góngora. Alicante (Fotografía: Jaime García Morales)

Cartelera del cine de verano TERRAZA (junto Plaza Manila). Hoy desde 9,30 noche: “Love Story”, con Ryan O´Neal, y "Y después le llamaron el Magnífico”, con Terence Hill. Autorizadas 18 años (A.M.A. Diario Información, 25 de julio de 1975)

 La cabina tenía dos proyectores de la marca OSSA, modelo VI-C, que funcionaban con electrodos de carbón. Gracias e ello, se podía ofrecer sesión continua y proyectar en pantalla panorámica películas filmadas en Vistavisión y Cinemascope cambiando simplemente objetivos y ventanillas. Ofrecían una calidad de imagen y sonido más que aceptables para la época.

Proyector de cine OSSA VI C. Orpheo Sincronic Sociedad Anónima es una empresa española, conocida por el gran público como fabricante de motocicletas

Cartelera del cine de verano TERRAZA (junto Plaza Manila). Hoy desde 9,30 noche: “2.001: Una Odisea en el Espacio”, Keir Dullea, y “El Griego de Oro”, con Anthony Quinn”. Mayores 16 años. (A.M.A. Diario Información, 13 de julio de 1980)

 Con una programación doble, una de las películas solía ser más antigua o de inferior calidad que la otra; aunque no sucediera siempre, como me comenta Jaime García, ya que “se compraban por lotes y había que darles salida”. Entre las películas que vi allí, recuerdo la que para mí ha sido la mejor en su género, ciencia ficción, “2001: Una odisea del Espacio”, de Stanley Kubrick, una obra maestra. Fue en el verano de 1980. Me impactó tanto que volví a verla de nuevo al día siguiente. De aquel año, recuerdo haber visto “Jack el destripador de Londres” con Paul Naschy, y “El Cazador”, con Robert de Niro en el mes de julio, y “Superman” en agosto. No podía faltar alguna proyección del agente 007 como “La espía que me amó”, con Roger Moore. De su último año, recuerdo la proyección de la película “Empieza el Espectáculo”, en septiembre de 1984.

Cartelera del cine de verano TERRAZA (junto Plaza Manila). Desde 9,15 noche: “Piraña”, con Branford Dillman y “All That Jazz - Empieza el Espectáculo”, con Roy Scheider. Mayores 14 años. (A.M.A. Diario Información, 4 de septiembre de 1984)

 La publicidad del cine Terraza era muy parecida en su formato a la que distribuye el autocine el Sur (en la calle Cerezo s/n, de Mutxamel, al lado del “Gorrión Club”). Como puede verse en esta reproducción, se hacía en hojas de papel a tamaño cuartilla, que iban cambiando de color en función de la programación, cuyo texto estaba impreso en color negro. Recuerdo que se repartían por todo el barrio colocándolas en los limpiaparabrisas de los coches.

Programación del autocine El Sur (Mutxamel. Alicante), del mes de abril de 1997 (Colección Lorenzo Guardiola)


Fin de una época

 El cine de verano Terraza cerró definitivamente sus puertas el 9 de septiembre de 1984 con las películas: “La Salamandra Roja”, protagonizada por Franco Nero y Anthony Quinn, y “Los Chulos”, con Andrés Pajares y Fernando Esteso encabezando el reparto.

Cartelera del cine de verano TERRAZA (junto Plaza Manila). Desde 9 noche. ¡Último Día de Temporada!, que resultó ser la de su cierre. “La Salamandra Roja”, Franco Nero y Anthony Quinn, y “Los Chulos”, Andrés Pajares y Fernando Esteso. Mayores 18 años (A.M.A. Diario Información, 9 de septiembre de 1984)

 Durante un tiempo el lugar todavía mantuvo cierta actividad. Se utilizó como racó de la hoguera Foguerer-Carolinas en los días grandes de la Festa del Foc. Allí acudía con mi novia –hoy mi esposa– gracias a los vales para poder tomar una consumición, que la comisión les daba a mis padres al tener “cartilla” de colaboradores y comprar lotería. También sirvió como recinto para espectáculos de boxeo, incluso llegaron a celebrarse banquetes de bodas y comuniones en él.

Esta fotografía muestra el edificio situado en los números 7 y 9 de la calle Góngora, donde estuvo el cine de verano Terraza. Al fondo podemos ver la pared donde estaba situada la pantalla del cine (Fotografía: Lorenzo Guardiola)

Primer plano de la pared donde se ubicó la pantalla “gigante” del cine de verano Terraza (Fotografía: Lorenzo Guardiola)

La cafetería Terraza, en los bajos del edificio donde estuvo situado el cine de verano (Fotografía: Lorenzo Guardiola)

Cafetería Terraza en el solar de lo que fue el Cine Terraza. Calle Góngora. Alicante
(Fotografía: Francisco Huertas Hernández. 29 de marzo de 2015)


*****

Comentarios de nuestros lectores:










No hay comentarios: