domingo, 30 de junio de 2019

La censura cinematográfica en España en los años 40. "La luz es para todos" se apagó. "La barrera invisible". Alfonso Carralero. Operador cinematográfico. Madrid


La censura cinematográfica en España en los años 40:
"La luz es para todos" se apagó. "La barrera invisible"
Alfonso Carralero
Operador cinematográfico
Madrid



"Gentleman's Agreement" (1947). Elia Kazan
"La barrera invisible". Cartel español de Josep Soligó Tena
Puede verse como el título primitivo está borrado ("La luz es para todos") y encima está escrito el nuevo, fruto de la censura: "La barrera invisible"
Ampliación de detalle del título censurado

"Gentleman's Agreement" (1947). Elia Kazan
"La barrera invisible". Cartel español de Josep Soligó Tena
Puede verse como el título primitivo está borrado ("La luz es para todos") y encima está escrito el nuevo, fruto de la censura: "La barrera invisible"

"Gentleman's Agreement" (1947). Elia Kazan
"La luz es para todos". Cartel español de Josep Soligó Tena
Éste era el original español de lo que acabó siendo "La barrera invisible"

 La luz no era para todosEsta película de 1947, y estrenada en España en 1949, tuvo un cambio de título a última hora por la implacable censura de la época. 
 La cinta se iba a llamar inicialmente "La luz es para todos". Por desgracia en la España del año 49 aún era un privilegio en determinados sitios que hubiera luz eléctrica. Pero todavía quedaban poblaciones sin luz corriente.
 Ante lo que se podía calificar como un "doble" significado, y una broma de mal gusto, la censura mandó de inmediato cambiar el título del film.
 Se llamaría "La barrera invisible". Pero la notificación se dio cuando la publicidad de la película ya estaba impresa. Y lo peor de todo es que no había marcha atrás.
 ¿Qué hacer? Pues simplemente en los programas de mano poner un parche de color rosado encima del título primario y encima imprimir con letras en azul oscuro el nuevo título ordenado. El resultado fue una chapuza.

"Gentleman's Agreement" (1947). Elia Kazan
Original Poster

"Gentleman's Agreement" (1947). Elia Kazan
Gregory Peck, Dorothy McGuire & John Garfield
Original Poster

 Lo bueno de aquello es que algunos programas no censurados del título original se salvaronHoy en día muy buscados por los coleccionistas de estas populares octavillas.
 Cosas de aquella censura...
 Pongo los dos programas para que se pueda ver el apaño que tuvieron que realizar en 1949.

 Creo que Miguel Anxo, si conocerá esta historia


1 comentario:

ACORAZADO CINÉFILO dijo...

La censura es un derecho que alguien se otorga para limitar la libertad de otro. El poder político, religioso y económico ha ejercido y ejerce ese derecho que no es ningún derecho, solo es un poder para destruir, porque la censura en nombre de alguna virtud, orden o tradición se dedica a destruir lo que otros han hecho. Y estos otros son los artistas, los creadores de imágenes. Platón fue el primer censor, cuando en su magno tratado sobre la Justicia, el Bien y el Estado Ideal, consideró que había que expulsar a los "poetas" (artistas) que enseñaran cosas contrarias a la razón y a la virtud volviendo a la sociedad cobarde, exaltada y, sobre todo, injusta, como Homero, en muchos casos, hacía mostrando unos dioses inmorales, mal ejemplo para los niños. Como los artistas educan, sobre todo, la imaginación, tienen una función social, y el Estado ha de ponerlos al servicio de la armonía social. Todas las dictaduras, como la de Franco, e, incluso, estados que se proclaman democráticos, en realidad, el estado en sí mismo, ejercen una censura feroz sobre los artistas. En la España franquista, que era una dictadura militar católica, había, nada menos, dos censuras: la eclesiástica, y la civil-militar, y perseguían, por consiguiente, una el amor y el erotismo, y otra la libertad política.
La peor censura es la autocensura, aquella que el propio artista interioriza para que no prohiban su obra, y que le lleva a crear pensando en lo permitido.