sábado, 7 de diciembre de 2019

Recuerdos de cine de infancia. Manuel Gómez Román. "Gojira" (Godzilla) (1954). Cinemateca de Sevilla. Caballero de las Artes y las Letras de la República Francesa


Recuerdos de cine de infancia
Manuel Gómez Román
Cinemateca de Sevilla
Sevilla
"Gojira" (Godzilla) (1954). Ishiro Honda
Caballero de las Artes y las Letras de la República Francesa



Manuel Gómez Román
Programador de La Cinemateca de Sevilla recibe el premio ASFAAN

 Me llamo Manuel. Mi recuerdo más grato del cine en mi infancia -hay otros- es el visionado de "Japón bajo el terror del monstruo", película de la serie B o Z, pero inolvidable. La vimos en dos sesiones: a las 6 y a las 8. Luego, en un cine de verano otras dos veces... Allí empezó mi adicción al (género) Fantástico por esta joya que nunca pude recuperar. Creo que jamás se llego a editar en Digital. Tenía 12 años.

"ゴジラ" (1954). 本多猪四郎
"Gojira"
"Godzilla" (1954). Ishiro Honda
Cartel original japonés
"Las misteriosas destrucciones de barcos en el Pacífico provocan el pánico. Los nativos de una isla afirman que el culpable es una criatura legendaria, Godzilla, un lagarto mutante convertido en un gigantesco monstruo a causa de unas radiaciones atómicas. Godzilla se dispone a atacar las principales ciudades del Japón. (FILMAFFINITY)"

"ゴジラ" (1954). 本多猪四郎
"Gojira"
"Godzilla" (1954). Ishiro Honda
Cartel español. "Japón bajo el terror del monstruo"
Cartel dibujado por Mac. Macario Gómez Quibus (1926-2018)

 Era en el Cine Rocío de Dos Hermanas (Sevilla) y la proyeccion coincidió con la Romería de Valme, día grande por excelencia en el pueblo

Romería de Valme
Dos Hermanas (Sevilla)
Fotografia de los años 40

Cine Rocío
Calle Santiago Apóstol
Dos Hermanas (Sevilla)
Butacas (sillas) y Palco
Foto de Manuel Vargas Bautista

Cine Rocío
Calle Santiago Apóstol
Dos Hermanas (Sevilla)
Butacas (sillas) y Palco
Foto de Manuel Vargas Bautista

Cine Rocío
Calle Santiago Apóstol
Dos Hermanas (Sevilla)
Butacas (sillas) y Pantalla abandonada
Foto de Manuel Vargas Bautista

Cine Rocío
Calle Santiago Apóstol
Dos Hermanas (Sevilla)
Butaca (silla de madera roja) 
Foto de Manuel Vargas Bautista

 De forma excepcional, ese día los pases eran en sesión continua con lo cual podías ver la peli dos o tres veces ¡Una gozada! Más tarde llegarían los Godzillas y demás, pero ninguno con el encanto de estas inolvidables criaturas.

"ゴジラ" (1954). 本多猪四郎
"Gojira"
"Godzilla" (1954). Ishiro Honda
"Japón bajo el terror del monstruo"
El monstruo ataca las ciudades. El engendro maléfico surgido de una "razón técnica" desbocada se vuelve contra la misma civilización que lo ha producido como "efecto no deseado" del "progreso" atómico

"ゴジラ" (1954). 本多猪四郎
"Gojira"
"Godzilla" (1954). Ishiro Honda
"Japón bajo el terror del monstruo"
La "ingenuidad" de aquellas películas de serie barata, aptas para niños -y mayores- de una era en la que todavía el cine, con sus transparencias burdas y efectos de cartón, atrapaba la imaginación de una infancia tan ingenua como las películas que consumía. Hoy el exceso de tecnología (digital) hace que los niños solo vayan a ver efectos al cine y no historias. "Gojira" era aún una historia

 Se aplaudía al final y, durante semanas, jugamos a emular a estos montruos y a intentar a imitar su maldad... En realidad no eran tan malos. A mí me parecieron entrañables

"ゴジラ" (1954). 本多猪四郎
"Gojira"
"Godzilla" (1954). Ishiro Honda
"Japón bajo el terror del monstruo"
Primera maqueta

"ゴジラ" (1954). 本多猪四郎
"Gojira"
"Godzilla" (1954). Ishiro Honda
"Japón bajo el terror del monstruo"
First Suit

 Se proyectó durante tres dias en un local que aún mantiene su "carcasa". Cerca se encontraba el cine Rocío de verano, conocido en el pueblo como el cine de los "espelucao". Allí volvieron en agosto en un inolvidable programa doble: la de los monstruos y "La ciega de Sorrento", a 4 pesetas. Inolvidable.

"La cieca di Sorrento" (1953). Giacomo Gentilomo
"La ciega de Sorrento"
Cartel español de Jano, seudónimo de Francisco Fernández-Zarza Pérez (1922-1992)
Hasta tres películas italianas con el mismo título (Nunzio Malasomma, 1934; Giacomo Gentilomo, 1953; Nick Nostro, 1963)


Manuel Gómez Román
2002
"Ver una buena película puede convertirse a veces en una aventura imposible. Las carteleras parecen tomadas por productos destinados a un masivo público juvenil, la televisión guarda las mejores películas para horarios perdidos en la madrugada, calidad y comercialidad arrastran el peligroso tópico de ser términos antitéticos... En este panorama tan sombrío brillan iniciativas como la de la Cinemateca-Cineclub UGT de Sevilla (Blas Infante, 4). Durante una década larga su director, Manuel Gómez, ha sorteado contra viento y marea todo tipo de escollos para que el público pueda conocer el cine de Dreyer, Bresson, Fritz Lang o los directores más notables de países del Tercer Mundo.
'Creé el cineclub de Dos Hermanas en los años setenta. Se estrenó allí El acorazado PotemkinEl dinero, de Bresson, también se estrenó allí. Y alguna que otra película de Tarkovski', relata. Manuel Gómez también cursó estudios -'hasta tercero'- en la Escuela Oficial de Cine (EOC). 'Estuve allí entre 1974 y 1977. Salí diplomado. Eran cinco años', comenta. La EOC desapareció y se produjo un vacío que nunca se ha llenado.
'Hice prácticas con Pilar Miró y coincidí con Iván Zulueta. Cuando yo estudiaba allí, el director era Borau', dice. Precisamente, en 1992, el cineclub dedicó un ciclo a Iván Zulueta, el autor de la mágica Arrebato y uno de los malditos por excelencia del cine español. 'Proyectamos todo lo que rodó Zulueta. Dedicamos cuatro años a buscar todo lo que hizo. Hubo asimismo una exposición mastodóntica de los carteles, diseños y esbozos de Zulueta', agrega.

Manuel Gómez se licenció en Imagen Pura en la Universidad Sacro Cuore de Milán en 1982. 'Me vine a Sevilla. Me metí en el cine San Vicente. Pero cerró en 1986 por falta de público y por falta de subvenciones. En Sevilla había varias salas de arte y ensayo: la más pureta era el cine San Vicente', asevera. En 1991 inició su andadura en la Cinemateca-Cineclub UGT. A partir de entonces dio curso a una serie ininterrumpida de ciclos, retrospectivas y películas. La nómina de grandes directores que han sido conocidos por el público sevillano es elocuente... Tarkovski, Jean Vigo, Paul Leduc o Gutiérrez Alea son sólo algunos ejemplos espigados al azar. A veces, el público ha acompañado el empeño. 'Por ejemplo el ciclo del 50º aniversario del Festival de Cannes tuvo un gran éxito en 1996. También mereció una gran acogida de público la retrospectiva de Peter Greenaway. Ambas llenaron el salón de actos', recuerda.
El cineclub presenta un promedio de entre 150 y 175 películas anuales. La asistencia media se mueve entre las 70 y 80 personas en una sala acondicionada para 400. 'Se hace un presupuesto trimestral de entre 1,5 y 2 millones', indica. El cineclub funciona de octubre a junio, a lo largo de tres trimestres. 'La financiación corre, fundamentalmente, a cargo de UGT', añade el director. 'Hay una ausencia absoluta de apoyo institucional. Ni la Junta, ni la Diputación ni el Ayuntamiento nos apoyan. Hemos llamado a sus puertas, hemos insistido, pero, hasta ahora, nada', recalca.

Sin embargo, Manuel Gómez no se arredra. Otras instituciones sí le tienen en cuenta. El Gobierno francés le nombró el año pasado Caballero de las Artes y las Letras por su labor de difusión del cine de ese país"


4 comentarios:

jdavdlopezsalas dijo...

Que buenos recuerdos me trae este artículo. Tienes toda la razón al entrecomillar "ingenuidad"; debajo de esos monstruos de cartón existía un mensaje que las producciones de hoy han obviado.

ACORAZADO CINÉFILO dijo...

Es un honor para nuestro blog contar con la colaboracion de Manuel Gómez Román. Un exhibidor, programador, director y profesor de cine, al que he tenido la inmensa suerte de conocer en Sevilla hace unos días. Pasear con él por la ciudad en un tour de cineclubs, salas de arte y ensayo, multisalas y teatros cines desaparecidos (excepto el Cervantes), para acabar cenando en las proximidades de la Alameda.
Manuel Gómez Román, Caballero de las Artes y las Letras de la República Francesa, por su divulgación en la Cinemateca de Sevilla de miles de películas francesas, es uno de los eruditos más grandes en el séptimo arte que he conocido (el mayor, sin duda). Su portentosa memoria para los títulos, salas, formatos, fechas de estreno, directores, exhibidores, es algo descomunal.
Él representa una actitud ante la vida: la del amor desinteresado al arte, al séptimo arte. Hombre íntegro, luchador, emprendedor, honesto, sabio, un amigo.
Gracias a él, Sevilla es una ciudad más rica cinematográficamente hablando, y yo soy más sevillano, al haber conocido bajo su magisterio los recovecos fílmicos de la ciudad del Guadalquivir, bellísima y culta urbe, hecha por hombres como él.
Gracias Maestro. Gracias Amigo. Gracias Hermano.
Firmado: Francisco Huertas Hernández

Wildberry continua dijo...

Bonito artículo e interesante trayectoria y labor cinéfila. Todo impregnado de un inmenso amor al cine.
Gracias por compartirtue experiencia.

Lluís Bonet dijo...

Muy interesante felicidades por el artículo