sábado, 3 de diciembre de 2022

Etimología de φιλοσοφία. ¿Qué es Filosofía?. 4º ESO. Clase. 16-9-2022. 2022-2023. Profesor: Francisco Huertas Hernández. IES Dr. Balmis. Alicante

Etimología de la palabra φιλοσοφία
Tema 1: ¿Qué es Filosofía?
Filosofía. 4º ESO
Recreación de una clase real. 16-9-2022
Curso 2022-2023
Profesor: Francisco Huertas Hernández
IES Dr. Balmis. Alicante

Etimología de la palabra φιλοσοφία
Tema 1: ¿Qué es Filosofía?
Filosofía. 4º ESO
Clase real. 16-9-2022
Curso 2022-2023
Profesor: Francisco Huertas Hernández
IES Dr. Balmis. Alicante

 El mundo laboral y escolar suele terminar el viernes. Es la semana laborable, tras la que viene el fin de semana, de disipación o descanso, según la edad e idiosincrasia de cada cual. Era viernes de un riguroso estío cuando tuvimos la segunda sesión de Filosofía en 4º ESO, el 16 de septiembre de 2022.

 Sobre la conveniencia de dar clase, o "pensar", en verano, hay disparidad de opiniones. Unos sostienen que es ideal para la "reflexión". El clima mediterráneo "alumbró" la filosofía en el siglo VI antes de Cristo, en Μίλητος (Mileto) (Jonia) -actual Turquía- en una latitud de 37°30'46" N. Aquí, en Alicante, tenemos una latitud similar: 38°20'42" N. Compartimos un clima caluroso y húmedo, como la Atenas por donde paseaban una tórrida tarde de verano Fedro y Sócrates, junto al río Iliso, y buscando la sombra de unos plátanos, conversaban sobre el amor y la belleza.
 Pero otros consideran que el frío estimula el pensamiento, y recuerdan el frío invierno que alumbró las "revelaciones" de René Descartes en noviembre de 1619, que dieron lugar al nuevo método "racionalista".

 El ser humano está necesariamente abocado a "pensar", porque su "dispositivo" natural, el instinto, es insuficiente para satisfacer sus "necesidades" y sus "anhelos". El hombre es el ser que quiere "vivir mejor", no solo saciando su hambre, cobijando su cuerpo al calor de una vivienda, o procreando su progenie. Puedo afirmar que el humano es el ser que "vive mejor" cuando contempla, piensa, medita, valora, decide, construye, anticipa, y experimenta el "placer" de la "verdad", el "bien" y la "belleza".

 De todo eso se "ocupó" una nueva forma de "vivir mejor"la del "filósofo", que surgió, como ya queda dicho en el siglo VI aC en las colonias griegas de Asia Menor (Mileto, Éfeso). Pitágoras (569-475 aC), fue el creador de la palabra "φιλόσοφος", al describirlo como el "hombre libre que no busca el aplauso ni la riqueza, sino ver y observar la naturaleza de las cosas", es decir, "buscar la sabiduría".

Πυθαγόρας (569 a. C.–475 a. C.). Busto romano
Pitágoras de Samos. Filósofo griego presocrático. Conocido como matemático, se cree que fue el primero en usar la palabra "φιλό-σοφος" ("Filó-sofo") = el que ama o busca la sabiduría

"Admirado León de la novedad del hombre, le preguntó a Pitágoras quiénes eran, pues, los filósofos y qué diferencia había entre ellos y los demás; y Pitágoras respondió que le parecían cosas semejantes la vida del hombre y la feria de los juegos que se celebraba con toda pompa ante el concurso de Grecia entera; pues, igual que allí, unos aspiraban con la destreza de sus cuerpos a la gloria y nombre que da una corona, otros eran atraídos por el lucro y el deseo de comprar y vender. Pero había una clase, y precisamente la formada en mayor proporción de hombres libres, que no buscaban el aplauso ni el lucro, sino que acudían para ver y observaban con afán lo que se hacía y de qué modo se hacía; también nosotros, como para concurrir a una feria desde una ciudad, así habríamos partido para esta vida desde otra vida y naturaleza, los unos para servir a la gloria, los otros al dinero, habiendo unos pocos que, despreciando todo lo demás, consideraban con afán la naturaleza de las cosas, los cuales se llamaban afanosos (buscadores) de sabiduría, esto es, filósofos"

MarcoTulio Cicerón (106-43 aC): "Cuestiones Tusculanas", Libro V, capítulos 7 a 11


 La palabra "φιλοσοφία" significa "amor a la sabiduría", o más exactamente "amante/amigo de la sabiduría". Se compone de los términos "σοφία" (sofía), cuya traducción es "sabiduría", y de "φίλος" (filos) -amante/amigo-, que viene del verbo "φιλεῖν" (filein) -amor, pero incluyendo la amistad-.

 La aportación de los estudiantes fue la siguiente: José Antonio propuso que el "filósofo" es el que "se cuestiona -pregunta- todo". ¿Acaso un amigo o amante nunca está seguro de lo que ama? ¿Es inseguro el filósofo por naturaleza, o, simplemente, inquieto, porque nunca se conforma con las verdades adquiridas?. Aarón, continuando, con esa "inquietud" -¿ansiedad de saber?- del filósofo mantuvo que está siempre "replanteándose lo que "creía" saber". Y José Antonio añadió que el filósofo quiere "ir más allá de las apariencias", es decir, de lo que "creía" saber.

 Los filósofos franceses Gilles Deleuze (1925-1995) y Félix Guattari (1930-1992) en su libro "¿Qué es la filosofía?" (Qu'est-ce que la philosophie?) (1991) sostienen que hay una diferencia entre ser "amigo" de la "sabiduría" o ser "amante" de la "sabiduría". El amante de la sabiduría es quien quiere poseerla, mientras que el amigo es el que la pretende pero nunca la alcanza.
 El "filósofo" es "amigo del concepto", de "crear conceptos". "Crear conceptos siempre nuevos, ese es el objeto de la filosofía". Deleuze y Guattari mantienen polémicamente -contra la "visión tradicional" aquí explicada- que la "filosofía" "no es contemplación, ni reflexión, ni comunicación", porque al contemplar ya sabemos lo que estamos "contemplando", tenemos "su concepto". Tampoco es "reflexión" porque para "reflexionar" no se necesita la filosofía, lo pueden hacer los matemáticos o cualesquiera otros. Ni es "comunicación", porque del "diálogo democrático entre iguales" no surge ningún concepto. De hecho, en los "Diálogos" de Platón, por más personajes que participen, al final es Sócrates el que impone su argumentación y sus definiciones.

 La φιλοσοφία, si es "algo", tiene que tener un "objeto": la "realidad" o el "pensamiento". Si la filosofía conoce la "realidad" lo hace con los "conceptos" o "ideas". Así, pues, los filósofos -y los estudiantes de filosofía- han de manejar "ideas". "Contar" o "numerar" las "ideas" o "conceptos" que surgen en la conversación, el debate o la escritura, es fundamental. A partir de ahora debemos "numerar" los "conceptos" que empleemos, y rechazaremos con determinación implacable las "frases vacías" como "eso depende", o "es relativo". El filósofo, el "amante de la sabiduría" es el "crítico" de los "discursos vacíos" que, lamentablemente, han invadido la política, los medios de comunicación, las Ciencias Sociales (psicología, pedagogía, sociología...), donde uno no puede "contar" ni una sola idea.

 Y el "filósofo" ha de "argumentar" o "razonar", empleando reglas lógicas tan básicas como el principio de no contradicción. Contar "ideas" y "seguir un orden de exposición de esas ideas" o "argumentar" esas ideas, son las dos "acciones" del pensamiento del filósofo. El que no sepa "descubrir" o "crear" "ideas", y "enlazarlas" "argumentativamente" no está capacitado para la "filosofía". Si seguimos la "argumentación" de Deleuze y Guattari, no es la "interrogación" la "tarea" del "filósofo" sino la "creación de conceptos". Sócrates, Descartes o Kierkegaard no han pasado a la historia y a los "manuales" de Filosofía por sus "dudas", "interrogaciones" y "perplejidades" sino por sus "conceptos", tales como "la virtud", "el método" o "la angustia".

 La capacidad "polémica" o "crítica" del "filósofo" es "desconfiar" de lo que dice la gente y los que mandan sobre la gente. El "asombro" inicial ante la "φύσις" (physis), o "naturaleza", de los "presocráticos", se transformó en "indignación" ante la "ignorancia" y la "injusticia" en Sócrates y Platón. "Asombrarse" e "indignarse" son "momentos iniciales" de la "actitud filosófica", y dan lugar a las "preguntas punzantes", pero si todo acabara ahí el "filósofo" sería un ser inútil e irracional, porque la "racionalidad" consiste en "juzgar acerca de lo verdadero y lo falso, lo bueno y lo malo", es decir, en "usar ideas" para "aclarar" esa "realidad" que "es" -verdadera- de esa otra "realidad" que "no es", pero lo "parece", la apariencia -falsedad-

 Contra todos aquellos que odian la filosofía porque es inútil sería bueno sacar la "navaja dialéctica" de Sócrates, aquella que "rebanaba" la "apariencia de sabiduría" de los "dueños" de la ciudad, con simples "preguntas" que exigían "respuestas" en forma de "definiciones" (ideas). La filosofía sirve para descubrir la imbecilidad reinante, la de los carentes de "ideas" y "argumentos", la de los "vendedores" de supercherías en forma de imágenes y discursos vacíos que entretienen a las "mansas masas" que pastan en los prados digitales, en los bares, estadios, gimnasios, escuelas, iglesias y partidos...


8 comentarios:

ACORAZADO CINÉFILO dijo...

El filósofo, ¿es un "amante" o un "esposo"? Si entra ocultamente en la noche al aposento de la "realidad", o si "pasea" a la luz del día con su "esposa", la "verdad", sin oscuras ansiedades ni prohibidos deseos. No es lo mismo desear que amar

Anónimo dijo...

Que buen aporte

ACORAZADO CINÉFILO dijo...

Contra todos aquellos que odian la filosofía porque es inútil sería bueno sacar la "navaja dialéctica" de Sócrates, aquella que "rebanaba" la "apariencia de sabiduría" de los "dueños" de la ciudad, con simples "preguntas" que exigían "respuestas" en forma de "definiciones" (ideas). La filosofía sirve para descubrir la imbecilidad reinante, la de los carentes de "ideas" y "argumentos", la de los "vendedores" de supercherías en forma de imágenes y discursos vacíos que entretienen a las "mansas masas" que pastan en los prados digitales, en los bares, estadios, gimnasios, escuelas, iglesias y partidos...

Anónimo dijo...

También sirve para descubrir a falso profetas". Dejemos de un lado a los imbéciles" a las masas ,y a cualquiera qué no compartan su opinión,quizás ellos no son Élite?.

Francisco dijo...

Aquí no hay opinión alguna. Solamente una descripción de aquellos que no son capaces de tener ideas o argumentar, porque sostienen el mismo discurso vacío que usted. Qué defiende Ud? A quién defiende Ud?

Anónimo dijo...

Hola Profe, Francisco me encantan tus clases, realmente aprendo a pensar con vos

Anónimo dijo...

Le mando un gran saludo desde Argentina.

Francisco dijo...

Muchas gracias amables lectores de Argentina