martes, 10 de septiembre de 2019

Presentación Contenidos Valores Éticos. 1º ESO. Francisco Huertas Hernández


Presentación y Contenidos
Asignatura: Valores Éticos. 1º ESO
Francisco Huertas Hernández





“The Jungle Book” (1967). Wolfgang Reitherman
“El Libro de la Selva” es una película de animación estadounidense producida por Walt Disney basada en los relatos de Mowgli, escritos por el británico Rudyard Kipling. En este filme los animales salvan y protegen a un bebé abandonado (Mowgli). Es una de las historias más bellas sobre la relación entre animales y personas.
La relación entre animales y personas está llena de contradicciones. El ser humano es un animal (mamífero primate), pero debido al desarrollo de la razón, el lenguaje y la técnica ha sometido al resto de animales para su alimentación, vestido y diversión. Aún en muchos lugares se usa animales para trabajos pesados en el campo. Pero el ser humano que es capaz de encerrar animales en zoológicos o matarlos en espectáculos crueles también los cuida como mascotas (animales de compañía), los estudia (zoología) y algunos humanos entregan su vida a protegerlos del peligro de extinción, el maltrato o la desaparición de su habitat (medio natural). Ese es el ser humano, un animal contradictorio, capaz de comerse al mismo animal que usa como mascota.
La ética (una parte de la filosofía que estudia la conducta moral o buena) ha desarrollado un gran interés por los derechos de los animales en el siglo XX y XXI. Peter Singer (1946) es un filósofo australiano que defiende los derechos de los animales, el vegetarianismo y el proyecto "Gran Simio" que lucha por extender algunos derechos de las personas a los grandes simios (gorilas, chimpancés, bonobos y orangutanes) con los que compartimos muchas cosas. 
Otra gran defensora de los animales, en este caso, los chimpancés, es la primatóloga británica Jane Goodall (1934) que ha pasado muchos años estudiándolos y viviendo con ellos en parques naturales de África. Ha descubierto en la conducta de los chimpancés más semejanzas con los humanos de lo que siempre hemos creído.
Aunque en Europa ha predominado una visión "antropocéntrica" (ser humano en el centro, es decir, dominador del resto de criaturas) en la que el ser humano era dueño del planeta porque había sido hecho a imagen y semejanza de Dios, en Oriente (India) los animales han sido respetados, como en el caso de la religión jainista, la religión más respetuosa con los animales. Practican la अहिंसा (ahimsa) o doctrina de la no-violencia, respetando todas las formas de vida. Son veganos, limpian el suelo para no pisar ningún insecto ¡Qué distinto de la crueldad que en Occidente se usa con los animales!


PDF 1. PRESENTACIÓN Y CONTENIDOS DE LA ASIGNATURA "VALORES ÉTICOS". 1º ESO. 2019-2020


2 comentarios:

Unknown dijo...

Los animales no son cosas. Ni han sido hechos para disfrute del ser humano sino para el suyo. Tienen su medio propio que el humano destruye como el fascista Bolsonaro en Brasil cargándose la selva del Amazonas, que es el pulmón del planeta Tierra donde viven miles de especies animales y vegetales. Y esas especies son sacrificadas sin compasión para que los corruptos empresarios ganen con la madera o la construcción de carreteras, fábricas contaminantes y nuevas ciudades para blancos que echan a los indios de sus tierras

ACORAZADO CINÉFILO dijo...

No te preguntes qué pueden hacer los animales por ti, pregúntate qué puedes hacer tú por ellos. Ellos son más desvalidos, están encerrados, domesticados, son perseguidos y asesinados por diversión, como en la caza recreativa. Si los animales tienen derechos es porque los humanos se los otorgan y los respetan. No basta con los sentimientos morales de empatía con los perros, los delfines o los caballos, hace falta extender los derechos básicos a no sufrir sin motivo, ni ser sacrificados, a la mayoría de animales, más allá de los mamíferos superiores. Son necesarias leyes que detengan el maltrato animal, y, como dice el lector que ha escrito arriba, castigue con cárcel y grandes multas a los desalmados que se enriquecen destruyendo el planeta y su fauna y flora. Los animales no son ni objetos de diversión ni de investigación, alimentación o vestido, son seres que sienten dolor, que experimentan emociones básicas (dependiendo de la complejidad de su sistema nervioso), como nosotros. Aunque no puedan hablar inglés ni resolver ecuaciones de segundo grado, se alegran y sufren como nosotros, porque nosotros también somos animales.