domingo, 10 de julio de 2022

Calle Poeta Quintana. Alicante. Tour Fotográfico. Diciembre 2021. Lentes & Espacios. Francisco Huertas Hernández. Una reflexión filosófica de la óptica humana

Calle Poeta Quintana. Alicante
Tour Fotográfico. Diciembre 2021
Lentes & Espacios. Una reflexión filosófica de la óptica humana
Francisco Huertas Hernández

Fotografías con Huawei P30 Lite

Tienda de discos Naranja & Negro
Calle Poeta Quintana, 36. 03004 Alicante
15 de diciembre de 2021
Fotografía: Francisco Huertas Hernández
Como comprador compulsivo de discos -coleccionista- no podía dejar de visitar la mejor tienda de discos microsurco de la ciudad. En esta bolsa podía haber un LP original de Los Mustang: "Xerocopia", y otra reedición de Los Íberos, o, quizás, reediciones de Crack y Tabletón, grupos de rock progresivo español. No recuerdo

 Etapa previa: Rambla, Explanada, Luceros







En marcha: hacia Poeta Quintana, por Pintor Velázquez










Con la lente en Poeta Quintana

  La calle Poeta Quintana, que, por cierto, fue un olvidado -y mediocre- poeta madrileño ilustrado, Manuel José Quintana y Lorenzo (1772-1857), de plúmbeo tono patriótico y epíteto fácil, pues, digo que en la calle dedicada al mal poeta hallamos buenos comercios. No hay en esta calle rastro de la crisis económica que ha dejado tantos locales cerrados por toda la ciudad.

 Salir con una lente - ¡y mira que llevo varias: los anteojos, el celular, y, en ocasiones de postín, la cámara fotográfica Bridge Sony!- al mundo es "redireccionar" la mirada en el encuadre y el enfoque del aparato que guía nuestro ver. Advertir las líneas, los volúmenes, la claridad y la penumbra, lo nuevo y lo viejo, lo que puede divisarse y lo que tan solo puede imaginarse: el espacio urbano.

 La calle Poeta Quintana está en el barrio del Mercado Central, y siempre fue una arteria comercial. En una ciudad de comercios tan anodinos, pobres y feos como Alicante destaca por su variedad y dinamismo. 

 El columbrar -ver de lejos una cosa sin distinguirla bien- es la vulnerable condición del ser inestable en el mundo que es el humano. Si nuestra vista alcanzase la esencia y totalidad de las cosas no necesitaríamos ni la imaginación ni el entendimiento. Seríamos como Ireneo Funes, ese personaje del cuento de Jorge Luis Borges, cuya percepción era tal que no necesitaba pensar pues todo lo particular quedaba registrado en su memoria con el más mínimo detalle. Nuestra vista es limitada, y eso nos hace poetas, mejores que aquel Quintana, porque prescindimos del ripio para llenar el espacio del sueño que ante nuestro campo visual se despliega escondido. Un sueño es siempre una imagen truncada que se transmuta en deseo y misterio

 La calle Poeta Quintana es oteada desde la infancia, pues cuando somos pequeños miramos a lo alto, estamos en la atalaya del sentir sin conceptos, imaginar sin rutinas, querer sin deberesLongividentes, seres de amplia mirada, sí, pero del espíritu, el mismo espíritu que alumbró la técnica para ampliar nuestra visión. El espíritu "pone" la simetría, la armonía, la forma que articula el "gusto estético", ese placer en la belleza que necesitamos tanto como el pan: el "arte". Y hay arte en el pasear y en ser espectador de la ciudad que bulle, en su comerciar, en su ajetreo, en el espacio de la calle con sus vidrieras, sus colores, sus rótulos, sus marquesinas, sus porches, sus luces. 

 El alma sufre de una lejanía que ignora cuando queremos atrapar la belleza del espacio en la lente de la cámara... 

... Pero regresaremos una y otra vez a encontrar la belleza escondida... 



















































Comercios y espacios de la calle Poeta Quintana
Alicante (España)
15-22 de diciembre de 2021
Fotografías: Francisco Huertas Hernández

1 comentario:

Anónimo dijo...

Qué chulo