lunes, 4 de julio de 2022

"Pabellón nº 6" de A. Chejov. Proyecto Fin Curso. Mariana Ballenilla Samper. 3º BUP. Filosofía. IB San Blas. Alicante. 1996-1997. Profesor: Francisco Huertas Hernández

"Pabellón nº 6" de Anton Chejov
Análisis psicológico, sociológico, ético y filosófico
Alumno: Mariana Ballenilla Samper
Proyecto Fin de Curso. Filosofía. 3º BUP C
Profesor: Francisco Huertas Hernández
Instituto de Bachillerato San Blas. Alicante. 1996-1997

"Pabellón nº 6" de Anton Chejov
Análisis psicológico, sociológico, ético y filosófico
Alumno: Mariana Ballenilla Samper
Proyecto Fin de Curso. Filosofía. 3º BUP C
Profesor: Francisco Huertas Hernández
Instituto de Bachillerato San Blas. Alicante. 1996-1997
Página 2
Imagen cedida por la autora en julio de 2022





"Pabellón nº 6" de Anton Chejov
Análisis psicológico, sociológico, ético y filosófico
Alumno: Mariana Ballenilla Samper
Proyecto Fin de Curso. Filosofía. 3º BUP C
Profesor: Francisco Huertas Hernández
Instituto de Bachillerato San Blas. Alicante. 1996-1997
5 páginas
Imagen cedida por la autora en julio de 2022

 La profesora de Biología Mariana Ballenilla Samper fue mi alumna de Filosofía en 3º BUP durante el curso 1996-1997 en el Instituto de Bachillerato de San Blas, en Alicante. Por un feliz azar -o destino- contactó conmigo a través de las redes sociales tras encontrar un trabajo de algún otro alumno en este blog. Más tarde supe que es cuñada de una profesora de mi Instituto actual. Ahora, amablemente, me envía este Proyecto Fin de Curso que escribió a partir de la lectura de la novela corta "El Pabellón nº 6" de Anton Pavlovich Chejov (1860-1904). Aquella monografía que les pedí tenía la ambición de sintetizar en el análisis de una obra literaria clásica los conceptos y teorías de psicología, sociología, ética y metafísica estudiados en todo el curso.

 Una época sin internet y sin teléfonos móviles que aún hacía posible la lectura de libros y la reflexión pausada. Este comentario es brillante y reúne pasión, conocimiento y orden metodológico. Leer a Chejov siempre deja huella. Leer es una actividad neurológica que replica la vida de tal manera que no habrá vivido intensamente quien no haya leído, porque como dice el profesor Antonio Lastra, leer es también vivir. Esta narración transita entre el realismo melancólico de la vieja Rusia zarista, la crítica social y una visión existencial plena de paradojas y anhelos truncados. El doctor que dialoga con uno de sus pacientes del sanatorio mental y que termina siendo devorado por los demonios que habitan en nosotros y en una sociedad hipócrita que margina y destruye lo que no comprende. Y no está de más decir que hoy la sociedad comprende menos que nunca el valor del arte, el conocimiento, la filosofía, la libertad y la justicia. Bien pudiera ser este ensayo un grito como el del Dr. Andrei Efímich. Mariana Ballenilla, la extraordinaria y curiosa estudiante de los tiempos del BUP, regresa hoy con sus reflexiones filosóficas a partir de este clásico de la literatura rusa que ninguna ideología podrá borrar jamás de nuestras almas laceradas en busca de belleza, redención y verdad...

Антон Павлович Чехов: "Палата № 6" (1892)
1893
Anton Pavlovich Chejov: "Paláta nomier shiest" (1892)
En "El Pabellón número 6" se narra la historia de Andrey Yefimich Ragin (Андрей Ефимыч Рагин), un médico de pueblo que busca la conversación de alguien inteligente, y solo lo encuentra en uno de los internos de un pabellón de enfermos psiquiátricosIvan Dmitrich Gromov (Иван Дмитрич Громов), un hombre de 33 años, aunque internado en el manicomio, era uno de los miembros cuerdos de la ciudad, un hombre elocuente capaz de entablar el tipo de conversación intelectual que el médico había estado buscando durante mucho tiempo. Gromov denuncia la injusticia que ve en todas partes, mientras que el Dr. Ragin insiste en ignorar la injusticia y otros males; en parte como resultado de esta forma de pensar, se niega a remediar las malas condiciones del pabellón. Es un hombre sin voluntad.
Ragin se va hundiendo hasta el desenlace final


Антон Павлович Чехов (1860-1904)
Anton Pavlovich Chejov
Dramaturgo, novelista y médico ruso. Uno de los ocho gigantes de la literatura clásica rusa (Pushkin, Lermontov, Gogol, Dostoyevsky, Turgeniev, Goncharov, Chejov, Gorki). Sus obras de teatro naturalista y simbolista (Tío Vanya, La Gaviota, El Jardín de los Cerezos, Las tres hermanas), sus cuentos y novelas cortas son cimas de la literatura universal con su sobria escritura, su humor, su realismo melancólico

"Палата № 6" (2009). Карен Шахназаров - "Pálata nº 6" (2009). Karen Shajnazarov
Андрей Ефимович Рагин, доктор (Владимир Ильин) - Andrey Efimovich Ragin, doctor (Vladimir Ilyn)
Película rusa que adapta la novela corta de Anton Pavlovich Chejov"El Pabellón nº 6" (1892). La historia de un doctor que se ve impotente para mejorar las condiciones de vida del pabellón de enfermos mentales de un pequeño hospital de Rusia. Ragin es uno de esos personajes de voluntad débil que sucumben a la inercia. El final es tan terrorífico como desolador. Cuando puse este trabajo de Ética en 3º BUP estaba yo leyendo sobre la antipsiquiatría de LaingCooper. La antipsiquiatría -ya casi olvidada- es una corriente en la que "se cuestiona que la psiquiatría aplique herramientas y conceptos médicos de manera impropia, «medicalizando» problemas que son de índole social; que trate a los pacientes contra su voluntad, de manera demasiado directiva y dominante, tanto en comparación con otras áreas de la medicina, como con los enfoques psicoterapéuticos; que esté comprometida por nexos económicos con las compañías farmacéuticas; y que utilice catálogos o sistemas de categorías diagnósticas que estigmatizan a las personas, entre ellos el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM), y la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE). Estas «etiquetas» diagnósticas son rechazadas no solo por muchos pacientes, que las ven lesivas para la autoestima e identidad, sino también por profesionales del área de la salud mental, aunque no todos ellos adhieran necesariamente a la antipsiquiatría". Desde el punto de vista ético el debate sobre la libertad, la dignidad y el sometimiento están presentes en esta obra, a partir del enfoque crítico de la antipsiquiatría

"Палата № 6" (2009). Карен Шахназаров - "Pálata nº 6" (2009). Karen Shajnazarov
Poster

"Палата № 6" (2009). Карен Шахназаров - "Pálata nº 6" (2009). Karen Shajnazarov
Андрей Ефимович Рагин, доктор (Владимир Ильин) - Andrey Efimovich Ragin, doctor (Vladimir Ilyn). La impotencia de la ciencia -¿o de sus practicantes?- para aliviar el dolor y la desigualdad

"Палата № 6" (2009). Карен Шахназаров - "Pálata nº 6" (2009). Karen Shajnazarov
Иван Дмитриевич Громов, душевнобольной (Алексей Вертков) & Андрей Ефимович Рагин, доктор (Владимир Ильин) - Ivan Dmitrievich Gromov, enfermo mental (Aleksey Vertkov) & Andrey Efimovich Ragin, doctor (Vladimir Ilyn). Chejov, con una sutileza única, nos hace dudar de la alienación de Gromov. El diálogo entre doctor y enfermo enajenado resulta perturbador. Si el médico, el psiquiatra, clasifica y diagnostica, ¿quién le confiere ese derecho? En la época en que estos enfermos eran privados de libertad, ¿quién ejercía ese poder de castigar y excluir a seres dotados de razón y conciencia moral?

"Палата № 6" (2009). Карен Шахназаров - "Pálata nº 6" (2009). Karen Shajnazarov
Андрей Ефимович Рагин, доктор (Владимир Ильин) - Andrey Efimovich Ragin, doctor (Vladimir Ilyn) en el Pabellón de los alienados


Comentarios de nuestros lectores:

- Mariana Ballenilla Samper: "Cuando un profesor ama su trabajo, creo que no hay nada más que decir. Eso se irradia en la clase y llega a cada alumno a su manera. Porque todos somos diferentes y especiales en capacidad, en interés por la materia, en personalidad.
Y tú Francisco, amas tu trabajo y que un profesor ame su trabajo quiere decir que por encima de todo ama la sabiduría en mayúsculas. Porque cada día es una aventura en la que se establecen una serie de interrelaciones mágicas. Primero con su alumno y luego con el resto del grupo y ellos se dejan embriagar, en el sentido de transportar a alguien a otros mundos, como fue en mi caso contigo. No esperaba que este encuentro virtual fuera tan intenso pero la ha sido. Y en el "humo dormido" de mi ensoñación, no puedo ser más feliz en estos momentos. Gracias por haber permitido compartir estas cartas que tenía guardadas en mi interior con el profesor que marcó mi bachillerato y en definitiva mi vida. Y ser tan generoso de permitir que llegaran a su destinatario.
Un fuerte abrazo,
Mariana"

- Francisco Huertas Hernández: "Hola Mariana. El encuentro es la condición humana. O mejor diría aún, el abandono, el encuentro y la búsqueda, siguiendo las metáforas del Paraíso Perdido y la Alegoría de la Caverna. Fuiste una de mis mejores alumnas en una época en que ser alumno era una condición noble. Recuerdas como yo miraba por la ventana y divagaba anunciando la llegada próxima de un extraño artificio llamado internet. En esos días yo no sabía mucho, creo. Pero tenía esa pasión por el Gran Teatro del Saber. Tú me preguntabas incisivamente, sin descanso. Ya no pasaban trenes bajo la ventana como en Palencia, ni yo cruzaba la fábrica de campanas y el arroyo sonoro bajo los pinos, como en Saldaña, pero, a veces, escuchábamos el barritar de los elefantes del circo que instalaban en el solar contiguo, y, a lo lejos, parecíame ver militares por tierra haciendo ejercicios.

 Raro es el amor al saber, eso que llamaron φιλοσοφία los griegos, pero estando tan agradecido como estoy por haberte encontrado, te diré que un profesor solo encuentra el saber cuando un alumno lo recoge y lo ofrece de nuevo con la pasión y el cuidado que esta Representación nos pide"

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Sensacional trabajo

Anónimo dijo...

Cuando un profesor ama su trabajo, creo que no hay nada más que decir. Eso se irradia en la clase y llega a cada alumno a su manera. Porque todos somos diferentes y especiales en capacidad, en interés por la materia, en personalidad.
Y tu Francisco, amas tu trabajo y que un profesor ame su trabajo quiere decir que por encima de todo ama la sabiduría en mayúsculas. Porque cada día es una aventura en la que se establecen una serie de interrelaciones mágicas. Primero con su alumno y luego con el resto del grupo y ellos se dejan embriagar, en el sentido de transportar a alguien a otros mundos, como fue en mi caso contigo. No esperaba que este encuentro virtual fuera tan intenso pero la ha sido. Y en el "humo dormido" de mi ensoñación, no puedo ser más feliz en estos momentos. Gracias por haber permitido compartir estas cartas que tenía guardadas en mi interior con el profesor que marcó mi bachillerato y en definitiva mi vida. Y ser tan generoso de permitir que llegaran a su destinatario.
Un fuerte abrazo,
Mariana

ACORAZADO CINÉFILO dijo...

Hola Mariana. El encuentro es la condición humana. O mejor diría aún, el abandono, el encuentro y la búsqueda, siguiendo las metáforas del Paraíso Perdido y la Alegoría de la Caverna. Fuiste una de mis mejores alumnas en una época en que ser alumno era una condición noble. Recuerdas como yo miraba por la ventana y divagaba anunciando la llegada próxima de un extraño artificio llamado internet. En esos días yo no sabía mucho, creo. Pero tenía esa pasión por el Gran Teatro del Saber. Tú me preguntabas incisivamente, sin descanso. Ya no pasaban trenes bajo la ventana como en Palencia, ni yo cruzaba la fábrica de campanas y el arroyo sonoro bajo los pinos, como en Saldaña, pero, a veces, escuchábamos el barritar de los elefantes del circo que instalaban en el solar contiguo, y, a lo lejos, parecíame ver militares por tierra haciendo ejercicios.
Raro es el amor al saber, eso que llamaron φιλοσοφία los griegos, pero estando tan agradecido como estoy por haberte encontrado, te diré que un profesor solo encuentra el saber cuando un alumno lo recoge y lo ofrece de nuevo con la pasión y el cuidado que esta Representación nos pide. Francisco Huertas Hernández

Inma dijo...

Tanto el comentario y el trabajo de Mariana, como el tuyo, Francisco, manifiestan que educar, enseñar y transmitir el conocimiento sólo es posible a través del amor. Y el azar, el destino o los dioses obran el milagro del encuentro de dos almas unidas por la φιλοσοφία, que es lo mismo que decir por la pasión que más humanos nos hace. Enhorabuena a los dos