sábado, 2 de febrero de 2019

FRIEDRICH NIETZSCHE - Apuntes Hª Filosofía. 2º Bachillerato - Francisco Huertas Hernández


HISTORIA DE LA FILOSOFÍA
Tema 4: FRIEDRICH NIETZSCHE
Vitalismo. Filosofía de los valores. Crítica de la moral. Voluntad de poder
Bloque 3: FILOSOFÍA CONTEMPORÁNEA
2º Bachillerato
Francisco Huertas Hernández



"Al di là del bene e del male" (1977). Liliana Cavani
"Más allá del bien y del mal" es una película germano-franco-italiana que muestra un periodo de la vida del filósofo Friedrich Nietzsche: la relación entre el pensador, Paul Rée y Lou Salome.
Toma el título de uno de los libros del último periodo del autor ("Jenseits von Gut und Böse. Vorspiel einer Philosophie der Zukunft")
Friedrich Nietzsche está interpretado por el actor sueco Erland Josephson; Lou Salome encarnada por la actriz francesa Dominique Sanda; Paul Rée es el actor británico Robert Powell; la hermana del filósofo Elisabeth está interpretada por la italiana Virna Lisi; y el amigo Peter Gast lo encarna el actor francés Philippe Leroy


VÍDEO: FILOSOFÍA DE NIETZSCHE
La verdad detrás de "Dios ha muerto"
Carla García Solís
2º Bachillerato A. IES Dr. Balmis. Alicante. Curso 2019-2020
Filosofía con Carla
Una explicación sencilla y completa para alumnos de 2º Bachillerato. Historia de la Filosofía


PDF 1: La filosofía de Friedrich Nietzsche. Vitalismo. Filosofía de los valores. Crítica de la moral. Voluntad de poder (Teoría)
PDF 2: Guía de lectura de "Crepúsculo de los ídolos, o cómo se filosofa a martillazos"
PDF 3: "Crepúsculo de los ídolos, o cómo se filosofa a martillazos" Capítulos 2-3-4-5-7. Textos de la Prueba de Acceso a la Universidad (Texto)
PDF 4: Vocabulario Nietzsche
PDF 5: Ejercicios. Ficha 1. El pensamiento de Friedrich Nietzsche. Repaso. Ampliación
PDF 6: Ejercicios. Ficha 2. Redacción sobre la filosofía general de Friedrich Nietzsche
PDF 7: Ejercicios. Ficha 3. Preguntas. "Crepúsculo de los ídolos, o cómo se filosofa a martillazos" Capítulos 2-3
PDF 8: Ejercicios. Ficha 4. Preguntas. "Crepúsculo de los ídolos, o cómo se filosofa a martillazos" Capítulos 4-5-7
PDF 9: Platón y Nietzsche. Relación


3 comentarios:

ACORAZADO CINÉFILO dijo...

Un nuevo poema nietzscheano de Francisco Huertas Hernández: "Metamorfosis del espíritu". Es una interpretación libre del capítulo de "ASÍ HABLÓ ZARATUSTRA" de Nietzsche. El espíritu humano primero fue obediente y pasivo (camello), luego se rebeló (león), y finalmente alcanzó la "inocencia del devenir" jugando y creando (niño). Es el paso del nihilismo pasivo, al activo, y al Übermensch (Superhumano)

METAMORFOSIS DEL ESPÍRITU

Fuego primigenio, polvo, estrella,
Roca, agua, carbono, carne,
Sangre, voz, espíritu.
Carrusel de figuras del ser.
Y en todas un sonido: onda mecánica, aullido o lengua.
Y el primer sonido humano: el grito.
Grito de dolor de la obediencia.
¿El espíritu obedece al fuego?
Eones de carga y fatiga.
Camello: primera metamorfosis del espíritu.
Y el desierto se hace sabana:
Arena deviene hierba.
León: segunda transformación del espíritu.
El ocaso es su cenit.
Rugido y garra.
Destrucción, copulación.
Y la sabana deviene aldea.
Y en la aldea juega el niño
Niño: tercera metamorfosis del espíritu.
Su espíritu no obedece ni ruge,
Solo imagina mundos,
Creando en el juego
Un eterno ciclo de decir sí a la vida.
Juega y olvida.
Ríe, salta, canta,
Pero no razona ni trafica con el silogismo.
¿Qué puede el niño que no puede el león?
Crear su vida sin temor ni venganza,
En la hora de la sombra más corta.
El espíritu se hace niño en el mediodía,
Cuando todo es luz vertical
Y las sombras del ideal y el resentimiento
Ya no borran el poder del sí

13 de marzo de 2019


Unknown dijo...

Desde que mi mente puede recordar en mi ámbito familiar se ha inculcado que la religión cristiana es la única y además es necesaria. No sólo por la seguridad que transmite en un hogar el saber qué tienes protección, protección pues para mi figura maternal es colocar una cruz de madera en la parte superior de la puerta de la entrada de casa, además inculca unos "valores" los cuales debes seguir porque son los que deciden si eres apto para darte el certificado hipotético de buena persona y buen ciudadano. Siempre o la mayoría de las veces intento hablar con educación y dar a conocer mis puntos de vista de una forma cordial y con sentido y, con suerte, la persona que me escucha puede incluso cambiar de opinión, en caso de que no esté de acuerdo conmigo. Pero hay un tema que a mí parecer no se merece ni cordialidad, no por orgullo no piense eso, por mera sensatez. El ser humano ha sido capacitado con uno de los mayores dones del planeta, la razón. Porque hay seres los cuales aún teniendo dicha capacidad no son capaces de hacer uso de ella, ¿porqué?. Tenemos historiadores, tenemos arqueólogos, filósofos, científicos, matemáticos y una gran multitud de "mentes" que nos han brindado con infinitud de conocimientos sobre la humanidad y su creación, dedicados enteramente a su campo, toda una vida dedicada al saber. Porque el ser humano no es capaz de interesarse por todo ello, por todo lo que tenemos y podemos conocer. Después de esto, y sin un ápice de sentimiento a retractarme, el ser humano es idiota. Mi educación se esfuma como la lógica de alguien que cree firmemente y sin dudar que hay alguien o algo que nos observa desde un ficticio cielo y juzga si estamos o no siguiendo unos valores que se impusieron hace siglos. Repito, expertos en conocimiento, y gracias a ellos podemos ver con nuestros propios ojos que no hay dicho cielo más allá de la atmósfera del planeta, no hay agua convertida en vino, no hay dicho profeta ni un Moisés que construya un salvavidas para rescatar a la humanidad. Sabemos que tenemos. Tenemos personas, deseos e inquietudes, tenemos piel con piel, tenemos amor y desgracia. Es verdad que el miedo a no saber que hay después de la muerte nos influye, nos influye a enfocar nuestra poca existencia en un trozo de madera, en un trozo de pan y un trago de vino, en cohibirnos ante nuestros deseos sexuales, incluso con la persona que amas. No hay derecho a manipularnos así, somos simples marionetas. Yo tengo miedo, tenemos miedo. Yo tengo miedo a lo largo de un día más de lo que quisiera cualquier persona, pero tengo ese don, el de la razón, pienso utilizarlo. Estoy orgullosa de ser, estoy orgullosa de vivir y de sufrir, y no me arrepiento de nacer, nuestro primer pecado. Desde que venimos a este mundo estamos condenados, tenemos que salvarnos, dice nuestro representante legal el Papa. Y no pienso dar pie a una conversación sobre la iglesia porque mis palabras no serán manchadas con tal atrocidad. No hay nada de que salvarse, es puro miedo al no saber, y te digo una cosa, puedes saber. Puedes empezar a dejar de tener miedo, no puedes cambiar algo que no está en tus manos como la muerte o un "más allá". Por eso y por mucho más estoy de acuerdo con Friedrich Nietzsche. Está en tu mano razonar y aprender. Aprender a ser. Y con todo esto y si realmente se está preparado para ese paso puedo decir sin más preámbulos: "Dios ha muerto".

Álvaro López de Arce dijo...

Partiendo de que me considero racionalista, no estoy del todo en contra de Nietzsche. En primer lugar este filósofo elimina el mundo racional pero no da argumentos claros de su inexistencia. Desecha cualquier elemento permanente, inmóvil o eterno. Sin embargo, es lógico pensar de que todo el universo no ha podido nacer de la nada. Debe haber algo que no tenga ni principio ni fin para poder crear todas las cosas finitas como decía Descartes. Pero yo no estoy afirmando la existencia de Dios. Existe una ley científica que dice: "la energía no se crea ni se destruye, se transforma". Esta premisa quiere decir que la energía es eterna. Pero a esto la religión cristiana lo denominó Dios. La religión intenta que sigamos la conducta y la moral que dicta. Pretende que seamos sus súbditos y que nos sintamos pecadores como dijo Nietzsche. ¿Por qué tenemos que hacerles caso? Somos libres de hacer lo que queramos sin seguir la moral de ninguna cultura o religión (pero cuidado con el mal uso de la libertad) Este filósofo dice que debemos vivir intensamente siguiendo nuestros impulsos y nuestra voluntad de poder. Aunque es cierto que vida solo hay una (o al menos de momento) y debemos disfrutarla, hay que tener en cuenta que nuestro alrededor también quiere hacerlo. Si solo nos guiamos por nuestros impulsos y no pensamos las cosas varias veces, podemos hacer daño al resto para beneficiarnos. Pero en ocasiones la razón no ayuda si está sometida a los sentidos y a las experiencias pasadas. Y es que si nos regimos por el pensamiento de Nietzsche, si una persona odia a otra y se deja llevar por sus impulsos y le mata, está bien ya que has actuado según tus instintos y tus emociones. Y sí, la vida es un constante cambio, un devenir, pero eso se debe a que cada actuación aunque sea mínima modifica nuestro alrededor. Por lo tanto hay unas consecuencias de nuestras actuaciones. Si de verdad queremos disfrutar de la vida debemos sentir, fluir, pero también razonar. Hemos de aceptar la perspectiva de cada uno pero, ¿no será más correcta aquella que beneficie tus propias necesidades sin herir al resto de personas? Debemos ser individualistas a la hora de superarnos a nosotros mismos sin importar lo que haga el resto pero cuando hay que "vivir", tenemos que ser empáticos.