sábado, 14 de marzo de 2020

Esquemas Nietzsche. Crítica racionalidad, mundo metafísico, moral y religión. Muerte de Dios. Nihilismo. Übermensch. Vitalismo. Voluntad de poder. Historia de la Filosofía. 2º Bachillerato. Francisco Huertas Hernández


Esquemas Nietzsche
Crítica racionalidad, mundo metafísico, moral y religión. Muerte de Dios. Nihilismo. Übermensch. Vitalismo. Voluntad de poder.
Nietzsche para Dummies
Historia de la Filosofía. 2º Bachillerato
Francisco Huertas Hernández




Friedrich Nietzsche (1844-1900)
Esquema General
Francisco Huertas Hernández
Nota: En el nihilismo activo no se crean aún valores nuevos, solo se destruyen los antiguos "ídolos". Se me deslizó este descuido en el esquema

Friedrich Wilhelm Nietzsche (Röcken 15 octubre 1844 - Weimar 25 agosto 1900)
El pensador más influyente del siglo XX se adelantó a su época. Fue incomprendido por sus coetáneos pero la posteridad le reconoció hasta tal punto que se convirtió en un icono popular

 La filosofía de Nietzsche es una crítica de los valores que la cultura occidental ha aceptado como absolutos. El lenguaje es el medio en que la vida se "petrifica" y se convierte en conceptos metafísicos. Esta tarea la realizan los "enemigos de la vida": filósofos, sacerdotes, científicos. Nietzsche usa un método genealógico que rastrea los cambios de significado de las palabras, especialmente en la moral. Y descubre el "resentimiento", una actitud de venganza de los plebeyos, que dirigidos por los sacerdotes "invirtieron" el significado de los valores "bueno" y "malo" de la época de la "moral de los señores", creando una nueva valoración: la "moral de los esclavos" que debilitó la vida imponiendo la renuncia.

Friedrich Nietzsche (1844-1900)
Esquema
Redacción 0: Contexto Filosófico: Schopenhauer, Wagner
Redacción 1: Crítica de la racionalidad y de la cultura occidental
Francisco Huertas Hernández

Friedrich Nietzsche (1844-1900)
Esquema
Redacción 2: Crítica del mundo metafísico. La verdad como metáfora
Francisco Huertas Hernández

Caspar David Friedrich: "Der Wanderer über dem Nebelmeer" (1818)
Hamburger Kunsthalle. Hamburg
"El caminante sobre el mar de nubes" es un cuadro del pintor romántico alemán Caspar David Friedrich.
Friedrich Nietzsche amaba las montañas:
"Mientras Zaratustra iba subiendo la montaña pensaba en las muchas caminatas solitarias que había realizado desde su juventud y en las muchas montañas y crestas y cimas a que había ascendido.
Yo soy un caminante y un escalador de montañas, decía a su corazón, no me gustan las llanuras, y parece que no puedo estarme sentado tranquilo largo tiempo.
Y sea cual sea mi destino, sean cuales sean las vivencias que aún haya yo de experimentar, – siempre habrá en ello un caminar y un escalar montañas: en última instancia uno no tiene vivencias más que de sí mismo" 
"Also sprach Zarathustra. Ein Buch für Alle und Keinen" ("Así hablaba Zarathustra. Un libro para todos y para nadie")

 Friedrich Nietzsche fue un pensador solitario, como Descartes, a diferencia de Sócrates. Pero la soledad de Nietzsche fue la del caminar por las montañas -su amor a la naturaleza típico del romanticismo- y la incomprensión de sus contemporáneos. Nietzsche no era un filósofo profesional a la manera de Kant, Hegel, o, incluso, Schopenhauer. Claro que enseñó en la universidad, pero fue profesor de filología clásica. Su acercamiento a la filosofía vino a través del pesimismo schopenhaueriano. Con la huella de la música de Wagner -que fue su ídolo y protector temprano- y la filosofía de Schopenhauer escribió su primer libro: "El nacimiento de la tragedia", en el que lanzó una idea atrevida y provocadora: los griegos no eran solo armonía y racionalidad (dimensión apolínea). En ellos estaba presente una dimensión irracional, instintiva, que llamó "dionisiaca". Fue en la tragedia -lo más parecido al "drama musical" wagneriano- donde sintetizaron los helenos esos dos elementos. Pero por culpa de Sócrates y su influencia, uno de los trágicos atenienses de mayor éxito -Eurípides- eliminó la dimensión dionisiaca y liquidó la conexión del arte griego con las fuerzas primitivas de la vida. Impuso un ideal de claridad y racionalidad socráticas. En ese momento comenzó la decadencia de la cultura griega, justo antes de Platón y Aristóteles. Razón y Vida quedaron enfrentadas. Sócrates despreció la vida -lo dionisiaco en su raíz incontrolable- y propuso un nuevo ideal: "razón=virtud=felicidad". El ser humano ya no podría alcanzar la felicidad con la embriaguez, la pasión, la fuerza, la naturaleza, la vida. Habría que someterse a algo llamado "virtud" que solo estaba al alcance de la razón. Y cuando Sócrates tuvo que elegir prefirió la muerte -aceptando la condena del tribunal que él mismo aseguró que era injusta- a escapar o al exilio. Esa integridad o ese fanatismo de la verdad convertido en cuidado del alma, es para Nietzsche una muestra del odio a la vida de unos hombres que ya eran "decadentes", los filósofos.

"Carbón Elvis" (2007). Iván Muñiz
Una comedia punk española autoproducida inspirada en "Así hablaba Zaratustra" de Friedrich Nietzsche. Situada en el presente en Madrid. Después de dos años ensayando, Clacson y Cartones deciden mostrar su música, su arte, a la humanidad. Sucede durante la fiesta de verano de Mike Pelucas y el concierto acaba siendo un desastre total. Este hecho desencadena un proceso de superación que involucra a las personas cercanas. Un proceso con demasiadas similitudes con la figura de Carbón Elvis, el mítico músico africano.
Como vemos la influencia de Nietzsche llega de las formas más inesperadas, en este caso al cine punk

Friedrich Nietzsche (1844-1900)
Esquema
Redacción 3: Crítica de la moral y la religión
Francisco Huertas Hernández

 Nietzsche sitúa a Platón como el precedente directo del cristianismo inventando un "ultramundo" metafísico donde estaban la verdadera realidad y el bien. Ese "mundo inteligible" platónico está lleno de desprecio a la vida. El que afirmara que la filosofía era una preparación para la muerte lo dice todo. El cristianismo hereda ese "ultramundo". Lo peor del cristianismo no es la creencia en Dios, sino el código moral que deriva de éste.  Este código moral -mandamientos- impone la debilidad, la resignación, la compasión, exalta al pobre frente al rico, y al enfermo frente al sano. Promete una vida eterna para consolar de la miseria de esta vida a la que desprecia y reprime.

"Al di là del bene e del male" (1977). Liliana Cavani
El título de esta película italiana, "Más allá del bien y del mal", pertenece a un libro de Friedrich Nietzsche, y recrea libremente la relación entre éste, su amigo Paul Rée y Lou Andreas-Salomé

Friedrich Nietzsche (1844-1900)
Esquema
Redacción 4: La "muerte de Dios"
Redacción 5: El nihilismo y el Übermensch
Francisco Huertas Hernández

 Pero Friedrich Nietzsche no se limita a criticar todo lo establecido como valor -sea metafísico, moral, religioso, científico o político- sino que realiza un análisis del origen de esta "interpretación" enferma (decadente) contraria a la vida. Las propuestas "positivas" del filósofo de Röcken pasan por el descubrimiento de la "muerte de Dios" -Dios no existe, no puede morir, lo que "muere" son los valores absolutos que derivan de él: morales (bien), metafísicos (ser, verdad), religiosos (Dios)-. El "nihilismo" es la consecuencia de esta pérdida: nos arroja a la nada (nihil). Ya no se puede creer en los antiguos valores ("ídolos"). Históricamente esta "desvalorización" de los valores supremos la rastrea Nietzsche en el siglo XIX -en el que se extendió el ateísmo bajo la influencia de Darwin y el progreso técnico-, pero se remonta al cristianismo. Distingue Nietzsche un "nihilismo pasivo" (pesimismo: "la vida no vale nada"), de un "nihilismo activo" (destructor de viejos valores, pero incapaz de crear nuevos). Los simboliza en la metáfora del camello y el león. Pero en la "profecía" nietzscheana vendrá un estadio superior de la humanidad: el "Übermensch", anunciado por Zarathustra. Este "Superhumano" permanece fiel al sentido de la tierra, rechazando los "ultramundos" metafísico-morales. Afirma el cuerpo, los sentidos, el devenir -tan denostados por los creyentes en el "ultramundo"-, y quiere que la vida se repita eternamente ("eterno retorno") con su alegría y su dolor, su nacimiento y su muerte, todo igual, porque ama cada instante de la vida. No quiere que nada sea distinto ni en el pasado ni en el futuro ni en toda la eternidad ("amor fati"). El "Übermensch" simbolizado, quizás, en el niño, inventa valores (crea), jugando y olvidando. Es la inocencia del devenir. Es la manifestación de la vida.

"Lou Andreas-Salomé" (2016). Cordula Kablitz-Post
Katharina Lorenz (Lou Andreas-Salomé) & Alexander Scheer (Friedrich Nietzsche) en la montaña
Una película alemana sobre la vida de la escritora y psicoanalista ruso-alemana Lou Salomé (1861-1937) que tuvo relación personal con Friedrich Nietzsche, Rainer Maria Rilke y Sigmund Freud. Lou fue un estímulo intelectual y amoroso en la vida de Nietzsche, pero acabó casándose con el amigo del filósofo, Paul Rée, también filósofo

Friedrich Nietzsche (1844-1900)
Esquema
Redacción 6: Vitalismo y Voluntad de poder
Francisco Huertas Hernández

 Y llegamos al principio o final (todo es un eterno repetirse circularmente): la "vida". La filosofía nietzscheana es un "vitalismo". Afirma la "voluntad de poder" como sinónimo de la vida. "La vida no es un querer-subsistir sino un querer-crecer". Frente a la "voluntad de vivir" schopenhaueriana Nietzsche opone una "voluntad de poder". No sobrevivir sino expandirse, dominar, superarse, crecer. Pero esta voluntad (vida) interpreta, porque crea valores: vivir es crear. El "Übermensch" es la manifestación de esta "voluntad de poder": su vida es un experimento continuo, no obedece más que a su propia voluntad, atento a sus instintos. El "Superhumano" -la palabra "Superhombre" no es buena traducción- realiza la "transvaloración" de todos los valores. Afirma la vida -como fuerza y creación- que convierte en arte. Hace de su vida una creación constante. 



Complementos / Comentarios de nuestros lectores:


- Lucía Torremocha Gómez (2º Bach A)

Friedrich Nietzsche (1844-1900)
Esquema
Redacción 3: Crítica de la moral y la religión
Lucía Torremocha Gómez (2º Bach A). IES Dr. Balmis. Alicante. Curso 2019-2020

- Claudia Mínguez González (2º Bach B)

Friedrich Nietzsche (1844-1900)
Esquema
Redacción 3: Crítica de la moral y la religión
Claudia Mínguez Gónzalez (2º Bach B). IES Dr. Balmis. Alicante. Curso 2019-2020

- Francisco Huertas Hernández: "La filosofía de Nietzsche, como la de Platón, tiene un estilo literario inseparable de su contenido. Nietzsche es uno de los más excelsos escritores de la literatura alemana. Pero además su pensamiento es un relámpago permanente, en su forma aforística, en sus alegorías, en su provocación continua. Es un iconoclasta que destruye valores: no deja títere con cabeza: la moral, la religión, la metafísica, la ciencia, la política, o sea, el lenguaje, que encierra la gran ilusión apolínea de lo definible y mensurable. Sean palabras o números, siempre son la creación (interpretación) de individuos subjetivos y osados que pretenden conocer el todo de la realidad mediante palabras y fórmulas que "congelan", "petrifican" el cambio incesante y la fuerza inaprehensible de la naturaleza salvaje (dionisiaca). Y, sin embargo, en Nietzsche hay también una afirmación y una propuesta para una nueva manera de vivir: la "voluntad de poder" y el "eterno retorno" son sus dos grandes ideas: somos lo que creamos, y creamos nuestra vida y la debemos amar en su totalidad, en la suma de sus instantes, de tal forma que queramos que se repita eternamente igual que la hemos vivido"

Nietzsche: Lo apolíneo y la crítica al solipsismo cartesiano - Dra. Ana Minecan

Nietzsche: La voluntad de poder y el nihilismo - Dra. Ana Minecan

La Aventura del pensamiento: Cap12 - La filosofía de Friedrich Nietzsche 
Fernando Savater
TVE

Lluna Pineda: Esquema del pensamiento de Nietzsche

Hans-Georg Gadamer narra la Historia de la Filosofía: Cap. Hegel, Schopenhauer, Nietzsche

- Shirley Agila Sánchez (2º Bach C)

Friedrich Nietzsche (1844-1900)
Esquema
Redacción 3: Crítica de la moral y la religión
Shirley Agila Sánchez (2º Bach C). IES Dr. Balmis. Alicante. Curso 2019-2020

Friedrich Nietzsche (1844-1900)
Esquema
Redacción 4-5: Muerte de Dios. Nihilismo. Übermensch
Shirley Agila Sánchez (2º Bach C). IES Dr. Balmis. Alicante. Curso 2019-2020


Friedrich Nietzsche (1844-1900)
Esquema
Redacción 6: Vitalismo. Voluntad de Poder
Shirley Agila Sánchez (2º Bach C). IES Dr. Balmis. Alicante. Curso 2019-2020

- Verónica Rodríguez Lorca (2º Bach C)

Friedrich Nietzsche (1844-1900)
Esquema
Redacción 4-5: Muerte de Dios. Nihilismo. Übermensch
Verónica Rodríguez Lorca (2º Bach C). IES Dr. Balmis. Alicante. Curso 2019-2020

- Nerea Marcos Martínez (2º Bach B)

Friedrich Nietzsche (1844-1900)
Esquema
Biografía
Nerea Marcos Martínez (2º Bach B). IES Dr. Balmis. Alicante. Curso 2019-2020


Friedrich Nietzsche (1844-1900)
Esquema
Redacción 1: Crítica de la racionalidad y la cultura occidental
Nerea Marcos Martínez (2º Bach B). IES Dr. Balmis. Alicante. Curso 2019-2020


Friedrich Nietzsche (1844-1900)
Esquema
Redacción 2: Crítica del mundo metafísico. La verdad como metáfora
Nerea Marcos Martínez (2º Bach B). IES Dr. Balmis. Alicante. Curso 2019-2020

Friedrich Nietzsche (1844-1900)
Esquema
Redacción 4-5: Muerte de Dios. Nihilismo. Übermensch
Nerea Marcos Martínez (2º Bach B). IES Dr. Balmis. Alicante. Curso 2019-2020

- Rebeca Prieto López (2º Bach C)

Friedrich Nietzsche (1844-1900)
Esquema
Redacción 3: Crítica de la moral y la religión
Rebeca Prieto López (2º Bach C). IES Dr. Balmis. Alicante. Curso 2019-2020

- Mariché Zapata Queralt (2º Bach A)


Friedrich Nietzsche (1844-1900) 
Esquema 
Redacción 1: Crítica de la racionalidad y de la cultura occidental 
Mariché Zapata Queralt (2º Bach A). IES Dr. Balmis. Alicante. Curso 2019-2020

- Judit Martínez Cardona (2º Bach C)

Friedrich Nietzsche (1844-1900) 
Esquema 
Redacción 6: Vitalismo y Voluntad de Poder 
Judit Martínez Cardona (2º Bach C). IES Dr. Balmis. Alicante. Curso 2019-2020

- Morena Toribio Fernández (2º Bach A)

Friedrich Nietzsche (1844-1900)
Esquema
Redacción 4-5: Muerte de Dios. Nihilismo. Übermensch
Morena Toribio Fernández (2º Bach A). IES Dr. Balmis. Alicante. Curso 2019-2020

- Irina Martínez Karzhavina (2º Bach C): "La filosofía de Nietzsche es muy interesante, empezando por la unión que crea entre la música y la filosofía, dos conceptos tan distintos a simple vista y tan complejos de relacionar. Además, comparto su crítica a la razón como valor supremo; pienso que el conocimiento es subjetivo, esto se observa escuchando a distintas personas hablar sobre un mismo tema, como cada una de ellas puede tener conocimientos completamente distintos. Considero que hay que tener mucho valor para afirmar que el conocimiento se creó como consecuencia del miedo al caos, ya que es algo que la mayoría de individuos no sería capaz de reconocer porque significaría la aceptación de que el ser humano es un ser débil que necesita inventar un orden para su propia tranquilidad, sin embargo, Nietzsche lo hizo. No cabe duda de que Nietzsche ha creado una filosofía muy sugerente"

- Francisco Huertas Hernández: "¡Irina, qué comentario tan acertado! Me gusta porque es justo lo que yo quería: a) personal; b) con contenido del pensamiento de Nietzsche; c) breve; d) sencillo; e) bien redactado; f) sin erratas ni faltas de ortografía. Y me gusta que trates un tema clave: la crítica de la razón, más que la racionalidad, porque Friedrich Nietzsche estima más la música (como tú dices) que la razón. Hay cosas profundas de la vida, del mundo, que la razón no puede expresar y la música sí. En esto la influencia de Schopenhauer es decisiva, y, cómo no, su devoción por Richard Wagner, creador de una ópera más que alemana, universal. Felicidades Irina de nuevo.
 ¡Qué pena que el curso pueda acabar así: confinados! Y que os marchéis. Solo una idea tan abismal como el "eterno retorno" os traerá de nuevo una y otra vez al instante presente. El instante eterno: ¿cuánto dura un instante? ¿Acaso se puede medir? ¿Una eternidad dentro del tiempo, siendo su contrario? ¡¡Ese pasaje tan inmensamente bello de "Así hablaba Zaratustra" en el 
que expone el filósofo su visión del "eterno retorno"!!"

- Francisco Huertas Hernández: Hace un año el mundo era libre -ahora estamos confinados por el Coronavirus- y yo escribí este poema nietzscheano: "Metamorfosis del espíritu". Es una interpretación libre del capítulo de "ASÍ HABLÓ ZARATUSTRA" de Nietzsche. El espíritu humano primero fue obediente y pasivo (camello), luego se rebeló (león), y finalmente alcanzó la "inocencia del devenir" jugando y creando (niño). Es el paso del nihilismo pasivo, al activo, y al Übermensch (Superhumano)

METAMORFOSIS DEL ESPÍRITU

Fuego primigenio, polvo, estrella,
Roca, agua, carbono, carne,
Sangre, voz, espíritu.
Carrusel de figuras del ser.
Y en todas un sonido: onda mecánica, aullido o lengua.
Y el primer sonido humano: el grito.
Grito de dolor de la obediencia.
¿El espíritu obedece al fuego?
Eones de carga y fatiga.
Camello: primera metamorfosis del espíritu.
Y el desierto se hace sabana:
Arena deviene hierba.
León: segunda transformación del espíritu.
El ocaso es su cenit.
Rugido y garra.
Destrucción, copulación.
Y la sabana deviene aldea.
Y en la aldea juega el niño
Niño: tercera metamorfosis del espíritu.
Su espíritu no obedece ni ruge,
Solo imagina mundos,
Creando en el juego
Un eterno ciclo de decir sí a la vida.
Juega y olvida.
Ríe, salta, canta,
Pero no razona ni trafica con el silogismo.
¿Qué puede el niño que no puede el león?
Crear su vida sin temor ni venganza,
En la hora de la sombra más corta.
El espíritu se hace niño en el mediodía,
Cuando todo es luz vertical
Y las sombras del ideal y el resentimiento
Ya no borran el poder del sí

13 de marzo de 2019

- Ainhoa López Lara (2º Bach A): "Desde que mi mente puede recordar en mi ámbito familiar se ha inculcado que la religión cristiana es la única y además es necesaria. No sólo por la seguridad que transmite en un hogar el saber que tienes protección, protección pues para mi figura maternal es colocar una cruz de madera en la parte superior de la puerta de la entrada de casa, además inculca unos "valores" los cuales debes seguir porque son los que deciden si eres apto para darte el certificado hipotético de buena persona y buen ciudadano. Siempre, o la mayoría de las veces, intento hablar con educación y dar a conocer mis puntos de vista de una forma cordial y con sentido y, con suerte, la persona que me escucha puede incluso cambiar de opinión, en caso de que no esté de acuerdo conmigo. Pero hay un tema que a mí parecer no se merece ni cordialidad, no por orgullo no piense eso, por mera sensatez. El ser humano ha sido capacitado con uno de los mayores dones del planeta: la razón. Porque hay seres que aún teniendo dicha capacidad no son capaces de hacer uso de ella. ¿Por qué? Tenemos historiadores, tenemos arqueólogos, filósofos, científicos, matemáticos y una gran multitud de "mentes" que nos han brindado con infinitud de conocimientos sobre la humanidad y su creación, dedicados enteramente a su campo, toda una vida dedicada al saber. Porque el ser humano no es capaz de interesarse por todo ello, por todo lo que tenemos y podemos conocer. Después de esto, y sin un ápice de sentimiento de retractarme, el ser humano es idiota. Mi educación se esfuma como la lógica de alguien que cree firmemente y sin dudar que hay alguien o algo que nos observa desde un ficticio cielo y juzga si estamos o no siguiendo unos valores que se impusieron hace siglos. Repito, expertos en conocimiento, y gracias a ellos podemos ver con nuestros propios ojos que no hay dicho cielo más allá de la atmósfera del planeta, no hay agua convertida en vino, no hay dicho profeta ni un Moisés que construya un salvavidas para rescatar a la humanidad. Sabemos qué tenemos. Tenemos personas, deseos e inquietudes, tenemos piel con piel, tenemos amor y desgracia. Es verdad que el miedo a no saber que hay después de la muerte nos influye, nos influye a enfocar nuestra poca existencia en un trozo de madera, en un trozo de pan y un trago de vino, en cohibirnos ante nuestros deseos sexuales, incluso con la persona que amas. No hay derecho a manipularnos así, somos simples marionetas. Yo tengo miedo, tenemos miedo. Yo tengo miedo a lo largo de un día más de lo que quisiera cualquier persona, pero tengo ese don, el de la razón, pienso utilizarlo. Estoy orgullosa de ser, estoy orgullosa de vivir y de sufrir, y no me arrepiento de nacer, nuestro primer pecado. Desde que venimos a este mundo estamos condenados, tenemos que salvarnos, dice nuestro representante legal, el Papa. Y no pienso dar pie a una conversación sobre la Iglesia porque mis palabras no serán manchadas con tal atrocidad. No hay nada de qué salvarse, es puro miedo al no saber, y te digo una cosa: ¡puedes saber! Puedes empezar a dejar de tener miedo, no puedes cambiar algo que no está en tus manos como la muerte o un "más allá". Por eso y por mucho más estoy de acuerdo con Friedrich Nietzsche. Está en tu mano razonar y aprender. Aprender a ser. Y con todo esto y si realmente se está preparado para ese paso puedo decir sin más preámbulos: "Dios ha muerto""

- Francisco Huertas Hernández:
 "La alumna que escribió esto tan personal, tan doliente, tan vital, lo publicó como comentario en el artículo de apuntes de Nietzsche de este blog. Pero como este ejercicio es para subir nota lo paso aquí. Releído ahora me doy cuenta de su profundidad, de su verdad, una verdad nacida de las entrañas. Y lo más importante es que su verdad, su rebeldía, su afirmación de la vida, de la libertad, del "poder" (voluntad de poder) humano es absolutamente nietzscheano, porque recuerdo perfectamente su interés cuando yo explicaba al autor alemán en las últimas clases del invierno cuando la gente rumoreaba que, quizás, se suspendiera el curso... Pero la vida "no se suspende" porque el que está orgulloso de vivir y de sufrir, que no se arrepiente de haber nacido, el que aplaude a las 8 en la ventana a los sanitarios que se juegan la vida para salvar otras vidas, ése, digo, como tú, "ya está aprobado" en el vivir, porque vivir -según Nietzsche- es un experimento en el que nos creamos, amando, esforzándonos en superarnos, lejos del "resentimiento", la venganza, la negación de nuestros sentidos, nuestro cuerpo y nuestra humanidad para someternos a una divinidad imaginada por otros que odiaban esta vida, que es la que ahora defendemos con uñas y dientes. Gracias Ainhoa"

- Álvaro López de Arce Chávez (2º Bach B):
 "Partiendo de que me considero racionalista, no estoy del todo en contra de Nietzsche. En primer lugar este filósofo elimina el mundo racional pero no da argumentos claros de su inexistencia. Desecha cualquier elemento permanente, inmóvil o eterno. Sin embargo, es lógico pensar que todo el universo no ha podido nacer de la nada. Debe haber algo que no tenga ni principio ni fin para poder crear todas las cosas finitas como decía Descartes. Pero yo no estoy afirmando la existencia de Dios. Existe una ley científica que dice: "la energía no se crea ni se destruye, se transforma". Esta premisa quiere decir que la energía es eterna. Pero a esto la religión cristiana lo denominó Dios. La religión intenta que sigamos la conducta y la moral que dicta. Pretende que seamos sus súbditos y que nos sintamos pecadores como dijo Nietzsche. ¿Por qué tenemos que hacerles caso? Somos libres de hacer lo que queramos sin seguir la moral de ninguna cultura o religión (pero cuidado con el mal uso de la libertad) Este filósofo dice que debemos vivir intensamente siguiendo nuestros impulsos y nuestra voluntad de poder. Aunque es cierto que vida solo hay una (o al menos de momento) y debemos disfrutarla, hay que tener en cuenta que nuestro alrededor también quiere hacerlo. Si solo nos guiamos por nuestros impulsos y no pensamos las cosas varias veces, podemos hacer daño al resto para beneficiarnos. Pero en ocasiones la razón no ayuda si está sometida a los sentidos y a las experiencias pasadas. Y es que si nos regimos por el pensamiento de Nietzsche, si una persona odia a otra y se deja llevar por sus impulsos y le mata, está bien ya que has actuado según tus instintos y tus emociones. Y sí, la vida es un constante cambio, un devenir, pero eso se debe a que cada actuación aunque sea mínima modifica nuestro alrededor. Por lo tanto hay unas consecuencias de nuestras actuaciones. Si de verdad queremos disfrutar de la vida debemos sentir, fluir, pero también razonar. Hemos de aceptar la perspectiva de cada uno, pero ¿no será más correcta aquella que beneficie tus propias necesidades sin herir al resto de personas? Debemos ser individualistas a la hora de superarnos a nosotros mismos sin importar lo que haga el resto pero cuando hay que "vivir", tenemos que ser empáticos"

- Verónica Rodríguez Lorca (2º Bach C) ha realizado un vídeo con un texto del "Crepúsculo de los ídolos" de Friedrich Nietzsche comentado. El tema es la crítica de la moral

Friedrich Nietzsche (1844-1900)
VÍDEO
Lectura de pasajes del libro "Crepúsculo de los ídolos o Cómo se filosofa a martillazos" (Götzen-Dämmerung oder: Wie man mit dem Hammer philosophiert) (1887) comentando el tema de la crítica de la moral
Verónica Rodríguez Lorca (2º Bach C). IES Dr. Balmis. Alicante. Curso 2019-2020

- Yaiza Rico Alzamora (2º Bach B): "Me ha gustado bastante estudiar estos tres filósofos durante el curso y descubrir y ver las distintas maneras que tienen de ver el mundo y la vida, así como sus diferentes perspectivas y pensamientos. Me he dado cuenta de que los objetivos principales y comunes de los tres filósofos son buscar el sentido a la vida y lo que pasa en ella. La búsqueda de esas respuestas a preguntas que nadie puede contestar es muy frustrante ya que siempre vas a quedar insatisfecho, y, además, las respuestas son solo hipótesis que uno mismo saca a través de experiencias y conocimientos, pero como dijo Descartes somos imperfectos, por lo que esas respuestas seguramente sean falsas o no serán 100% verdad. Yo creo que todo lo que hacemos durante la vida no sirve para nada porque nos vamos a morir hagamos lo que hagamos y algún día caeremos en el olvido. Así que hay que aprovechar que estamos "vivos" ahora para hacer lo que te apetezca (cuando puedas permitírtelo, claro está) y arriesgarse. La vida está para vivirla y no para pensarla. Y, aunque, haya dos mundos como Platón cree, pienso que esos dos mundos representan una sola cosa, ya que creo que se complementan y uno no podría existir sin el otro. No sabríamos que existe la felicidad sin la tristeza o el dolor. Creo que lo mejor que puedes hacer en la vida es "Carpe Diem""

- Francisco Huertas Hernández:
"Gracias Yaiza por tu comentario. Tu frase "La vida es para vivirla y no para pensarla" es muy nietzscheana y recuerda una redacción de una gran alumna de hace años en la que citaba un aforismo mío muy parecido. La muerte, es verdad, como dices, es la negación de todas las posibilidades humanas, de todo el sentido, de todo el esfuerzo, de toda la actividad humana. Los que creen en otra vida sitúan en ese más allá todo el sentido de su vida. Se "alienan" como diría Marx. Ya sabemos que Nietzsche arremetió contra esos predicadores del "ultramundos" porque son enemigos de la vida. Y si esta vida se acaba, ¿dónde está el sentido? Nietzsche tuvo una intuición sublime: el eterno retorno. La vida se repite una y otra vez, lo mismo volverá. El tiempo no es líneal sino circular. Una concepción que es antigua y que podría ser una hipótesis verosímil desde el punto de vista físico como explicaron algunos alumnos excepcionales del curso pasado. Uno ha de amar la vida, su vida, hasta el punto de querer que todo, todo, cada instante, se repita eternamente. No es la eternidad de más allá del tiempo, sino que es el tiempo que regresa. No es otra vida celestial, es ésta, la de la tierra... Gracias Yaiza. Qué pena que el curso acabe así con este confinamiento, en el que, sin embargo, seguimos amando la vida, tanto, que aplaudimos cada tarde a los que luchan por salvarnos esa vida que está en peligro con el virus implacable"

- Dani Soria Sánchez (2º Bach B):
 "Tras dar a a los filósofos racionalistas (Platón y Descartes), era algo muy adecuado conocer la filosofía irracionalista de Nietzsche para culminar el curso. No es por el hecho de ser irracionalista, sino por pensamiento en general, que nos encontramos claramente con el filósofo más especial del curso. Platón y Descartes eran buscadores del conocimiento y de la verdad, pero Nietzsche, sin ser contrario a lo anterior, es un hombre lleno de amor, de vida, de libertad y así lo expresa en sus pensamientos contundentes. Un hombre que ensalza la vida y que lucha frente a las injusticias del pasado que han atentado contra la libertad de la humanidad. Y es acerca de la libertad el primer punto que personalmente quiero destacar de la filosofía de Nietzsche. Podemos observar como en su crítica a la cultura occidental, Nietzsche realiza una clara defensa de la libertad individual. Considerando al estado como opresor de la libertad personal y que el individuo está por encima de él. Es por ello, que podemos considerar a Nietzsche como un filósofo con bastantes puntos liberales. El otro punto que no solo me parece muy correcto sino que lo destacaría como impresionante y extraordinario es su crítica al ultramundo de Platón. Considero que Nietzsche acierta totalmente observando el paraíso como un invento para consolar al pueblo frente a la vida y la muerte. Ha sido sensacional encontrar tantos puntos en común de un filósofo contundente y muy acertado en mucho de sus pensamientos"

- Carla García Solís (2º Bach A):
 Un extraordinario vídeo explicando todo el tema de Nietzsche

VÍDEO: FILOSOFÍA DE NIETZSCHE
La verdad detrás de "Dios ha muerto"
Carla García Solís
2º Bachillerato A. IES Dr. Balmis. Alicante. Curso 2019-2020
Filosofía con Carla
Una explicación sencilla y completa para alumnos de 2º Bachillerato. Historia de la Filosofía

- Nerea Marcos Martínez (2º Bach B): "Nietzsche es el filósofo que más me gusta, al que más entiendo y con el que más comparto sus teorias. "El verdadero mundo es música". No puedo estar más de acuerdo, pues pienso que éste es el arte mediante el cual podemos expresarnos, podemos ser nosotros mismos, diciendo y transmitiendo lo que pensamos o sentimos, es subjetiva como la vida ya que depende de cada punto de vista de cada persona, es decir, de nuestras propias interpretaciones llevadas a cabo por circustancias o experiencias personales, y no por conocimientos, porque nunca tendremos todas las personas los mismos. Aquí es donde entra el perspectivismo al que Nietzsche se refiere.
 Los fuertes aman la vida. Siempre será un camino más fácil pensar que no tiene sentido disfrutarla que buscar una manera de hacerlo, y a día de hoy tenemos un ejemplo de todos esas personas, desde los que están a pie de cañón hasta los que apenas tienen riesgo, que siguen trabajando para que cuando esto acabe, el mundo sea lo mejor posible, salvando vidas porque las valoran y todos esos enfermos que se aferran a ella porque no quieren perderla. Esta gente está realmente salvando el mundo, incluidos los que nos quedamos en casa para no molestar a los que se la juegan por todos. Esta gente somos los fuertes, los que no somos enemigos de la vida.
 Vivir es superarse y, seguramente, alguna vez lo hemos escuchado, pero ¿nos hemos parado a pensar qué significa eso? Superarse a sí mismo es entender que la vida es difícil y muchas veces, muy dura, pero también es lo único que tenemos, y por eso no podemos quedarnos estancados en lo malo o doloroso, es decir, vivir en el resentimiento, la frustración, querer venganza o tener envidia entre otras. Esto no nos hace felices y además conduce a otro tipo de conductas como la agresividad.
 Por último, sé que no tengo respuestas para contestar si algo con las características de "Dios" realmente existe, pero sí tengo la certeza personal de que las religiones obligan a seguir conductas que nos convierten en sus secuaces y nos hacen pensar que dependemos de seguir estas normas para no ser pecadores. En resumen, nos marcan los pasos de nuestra vida cuando ésta debe ser libre y nos hacen sentir vulnerables si fallamos. En mi opinión, ninguna religión me completa y es por ello que creo ninguna te puede garantizar la felicidad, la superación, la vida plena"

- Francisco Huertas Hernández: "Gracias Nerea. Planteas cuestiones nietzscheanas desde tu interpretación personal -perspectiva-, no solo racionalmente -entendiendo- sino, sobre todo, existencialmente, vitalmente -sintiendo-. La filosofía no es un almacén de ideas de otros que hay que aprender y soltar en un examen, para hacer un crucigrama, o para ir a "Saber y Ganar" -ese veterano concurso cultural de Televisión Española-. Debe ser un alimento para fortalecer nuestro espíritu, nuestra manera de entendernos a nosotros y al mundo, para transformar ambos. Según Nietzsche esa "transformación" no es el "trabajo" económico -modificar la naturaleza para crear mercancías- sino la "Wille zur Macht" (voluntad de poder) -modificación de nosotros mismos para proyectar en el mundo toda nuestra fuerza creativa-. ¿Para qué queremos transformarnos? Para vivir mejor, más intensamente, más plenamente. Es decir, crear.
 Mi gran descubrimiento al hilo del pensamiento de Nietzsche en este confinamiento del COVID-19 es el siguiente: lo que necesitamos para ser felices es amar y crear. Creo que en eso se resume la filosofía de Friedrich Nietzsche: amar la vida creando a cada instante, proyectando nuestra energía en la transformación interior y exterior. El arte es la forma en que la vida humana interpreta el mundo: sintiendo, ampliando sus límites, plasmando la belleza, la fuerza y poder del mundo del que somos parte"

- María de Maya Tobarra (2º Bach C): "Me identifico en muchas ocasiones con la forma de ver la vida que tiene Nietzsche, a pesar de tener unos razonamientos muy complejos en numerosas ocasiones. Considero que sus ideas son muy actuales y sus razonamientos se pueden aplicar a situaciones del presente. Coincido con Nietzsche en que las personas que consideran la vida como una enfermedad, son personas decadentes que expresan un gran pesimismo. Estoy muy de acuerdo con que una persona no se puede denominar sabia si considera que la vida es un problema o tienen una actitud negativa ante ella. Pienso que como bien dice Nietzsche atacar a las pasiones en su raíz es atacar a la vida en sí ya que toda moral sana esta dominada por el instinto de la vida. Una moral que reprime al hombre es una moral que va en contra de éste mismo y vivir con el miedo al pecado es un claro síntoma de debilidad.
 Otra de las cosas que me gustan de su filosofía es su perspectivismo, el defender que no hay una única verdad, sino que hay muchas. Para cada uno la verdad es algo diferente, ya que podemos pensar lo que queramos, y esto no implica estar equivocados, sino que lo podemos estar viendo desde perspectivas diferentes por lo que tenemos que aceptar la pluralidad de opciones y opiniones. Tú puedes tener tu opinión pero no puedes prohibirle a otros que piensen diferente a ti.
 Por otra parte creo que el Übermensch refleja la madurez por la que deberíamos pasar todas las personas, ya que a pesar de dejarse llevar por sus pasiones y sentimientos es capaz de dominarse a sí mismo, tiene control sobre él. Esto es fundamental para alcanzar el equilibrio y la serenidad, además de ser un paso más en el camino a la felicidad.
 Para finalizar, otra de las cosas que me gustaría destacar es su opinión acerca del arte, el cual consideraba que salvaba del dolor de la vida. Fundamentalmente a la música la consideraba, dentro de las artes, la herramienta más poderosa, capaz de profundizar en nuestro interior, y coincido totalmente. La música es capaz de hacernos sentir desde la alegría más intensa hasta el dolor más profundo. Como bien dijo Nietzsche “la vida sin música sería un error”"

- Irina Martínez Karzhavina (2º Bach C) & Lucía León Quintanar (2º Bach A): Encuesta sobre la actualidad del pensamiento de Friedrich Nietzsche. PDF Resultados estadísticos

13 comentarios:

Unknown dijo...

Ahora que el Coronavirus nos amenaza la humanidad se une en defensa de la vida. Olvida por fin la economía y la acumulación de ganancia. Nietzsche es el filosofo vitalista que te dice que vivir es ir más allá. Volar. Danzar. Cantar sin palabras.

ACORAZADO CINÉFILO dijo...

La filosofía de Nietzsche, como la de Platón, tiene un estilo literario inseparable de su contenido. Nietzsche es uno de los más excelsos escritores de la literatura alemana. Pero además su pensamiento es un relámpago permanente, en su forma aforística, en sus alegorías, en su provocación continua. Es un iconoclasta que destruye valores: no deja títere con cabeza: la moral, la religión, la metafísica, la ciencia, la política, o sea, el lenguaje, que encierra a gran ilusión apolínea de lo definible y mensurable. Sean palabras o números, siempre son la creación (interpretación) de individuos subjetivos y osados que pretender conocer el todo de la realidad mediante palabras y fórmulas que "congelan", "petrifican" el cambio incesante y la fuerza inaprehensible de la naturaleza salvaje (dionisiaca). Y, sin embargo, en Nietzsche hay también una afirmación y una propuesta para una nueva manera de vivir: la "voluntad de poder" y el "eterno retorno" son sus dos grandes ideas: somos lo que creamos, y creamos nuestra vida y la debemos amar en su totalidad, en la suma de sus instantes, de tal forma que queramos que se repita eternamente igual que la hemos vivido.

Unknown dijo...

Fabuloso

Laura dijo...

Impresionant lectura, impresionant exposició. (Com sempre)

Deixo adosada una nota molt acceptable, segons el meu parer:


"Quan ja no es pot estimar...cal passar..."

Així parlà Zaratrusta - Friedrich Nietzsche

Msnuel Gomez dijo...

Genial,como la mayoria de tus trabajos,y la colaboracion de tus alumnos...Precisamente, Lou-Andrea Salome me toco presentarla el pasado año.Enhorabuena una vez mas

Unknown dijo...

Contigo siempre aprendiendo. Vaya post.

Irina Martínez Karzhavina dijo...

La filosofía de Nietzsche es muy interesante, empezando por la unión que crea entre la música y la filosofía, dos conceptos tan distintos a simple vista y tan complejos de relacionar. Además, comparto su crítica a la razón como valor supremo; pienso que el conocimiento es subjetivo , esto se observa escuchando a distintas personas hablar sobre un mismo tema, como cada una de ellas puede tener conocimientos completamente distintos. Considero que hay que tener mucho valor para afirmar que el conocimiento se creó como consecuencia del miedo al caos, ya que es algo que la mayoría de individuos no sería capaz de reconocer porque significaría la aceptación de que el ser humano es un ser débil que necesita inventar un orden para su propia tranquilidad, sin embargo, Nietzsche lo hizo. No cabe duda de que Nietzsche ha creado una filosofía muy sugerente.

ACORAZADO CINÉFILO dijo...

¡Irina, qué comentario tan acertado! Me gusta porque es justo lo que yo quería: a) personal; b) con contenido del pensamiento de Nietzsche; c) breve; d) sencillo; e) bien redactado; f) sin erratas ni faltas de ortografía. Y me gusta que trates un tema clave: la crítica de la razón, más que la racionalidad, porque Friedrich Nietzsche estima más la música (como tú dices) que la razón. Hay cosas profundas de la vida, del mundo, que la razón no puede expresar y la música sí. En esto la influencia de Schopenhauer es decisiva, y, cómo no, su devoción por Richard Wagner, creador de una ópera más que alemana, universal. Felicidades Irina de nuevo.
Qué pena que el curso pueda acabar así: confinados. Y que os marchéis. Solo una idea tan abismal como el "eterno retorno" os traerá de nuevo una y otra vez al instante presente. El instante eterno: ¿cuánto dura un instante? ¿Acaso se puede medir? ¿Una eternidad dentro del tiempo, siendo su contrario? ¡¡Ese pasaje tan inmensamente bello de "Así hablaba Zaratustra" en el que expone el filósofo su visión del "eterno retorno"!!

Yaiza Rico dijo...

Me ha gustado bastante estudiar estos tres filósofos durante el curso y descubrir y ver las distintas maneras que tienen de ver el mundo y la vida, así como sus diferentes perspectivas y pensamientos. Me he dado cuenta de que los objetivos principales y comunes de los tres filósofos es buscar el sentido a la vida y lo que pasa en ella. La búsqueda de esas respuestas a preguntas que nadie puede contestar es muy frustrante ya que siempre vas a quedar insatisfecho y, además, las respuestas son solo hipótesis que uno mismo saca a través de experiencias y conocimientos, pero como dijo Descartes somos imperfectos, por lo que esas respuestas seguramente sean falsas o no serán 100% verdad. Yo creo que todo lo que hacemos durante la vida no sirve para nada porque nos vamos a morir hagamos lo que hagamos y algún día caeremos en el olvido, así que hay que aprovechar que estamos "vivos" ahora para hacer lo que te apetezca (cuando puedas permitírtelo claro está) y arriesgarse. La vida está para vivirla y no para pensarla. Y, aunque, haya dos mundos como Platón cree, pienso que esos dos mundos representa una sola cosa ya que creo que se complementan y uno no podría existir sin el otro. No sabríamos que existe la felicidad sin la tristeza o el dolor. Creo que lo mejor que puedes hacer en la vida es "Carpe Diem".

ACORAZADO CINÉFILO dijo...

Gracias Yaiza por tu comentario. Tu frase "La vida es para vivirla y no para pensarla" es muy nietzscheana y recuerda una redacción de una gran alumna de hace años en la que citaba un aforismo mío muy parecido. La muerte, es verdad, como dices, es la negación de todas las posibilidades humanas, de todo el sentido, de todo el esfuerzo, de toda la actividad humana. Los que creen en otra vida sitúan en ese más allá todo el sentido de su vida. Se "alienan" como diría Marx. Ya sabemos que Nietzsche arremetió contra esos predicadores del "ultramundo" porque son enemigos de la vida. Y si esta vida se acaba, ¿dónde está el sentido? Nietzsche tuvo una intuición sublime: el eterno retorno. La vida se repite una y otra vez, lo mismo volverá. El tiempo no es líneal sino circular. Una concepción que es antigua y que podría ser una hipótesis verosímil desde el punto de vista físico como explicaron algunos alumnos excepcionales del curso pasado. Uno ha de amar la vida, su vida, hasta el punto de querer que todo, todo, cada instante, se repita eternamente. No es la eternidad de más allá del tiempo, sino que es el tiempo que regresa. No es otra vida celestial, es ésta, la de la tierra... Gracias Yaiza. Qué pena que el curso acabe así con este confinamiento, en el que, sin embargo, seguimos amando la vida, tanto, que aplaudimos cada tarde a los que luchan por salvarnos esa vida que está en peligro con el virus implacable

DanielSoria dijo...

Tras dar a a los filósofos racionalistas (Platón y Descartes), era algo muy adecuado conocer la filosofía irracionalista de Nietzsche para culminar el curso. No es por el hecho de ser irracionalista, sino por pensamiento en general, que nos encontramos claramente con el filósofo más especial del curso. Platón y Descartes eran buscadores del conocimiento y de la verdad, pero Nietzsche, sin ser contrario a lo anterior, es un hombre lleno de amor, de vida, de libertad y así lo expresa en sus pensamientos contundentes. Un hombre que ensalza la vida y que lucha frente a las injusticias del pasado que han atentado contra la libertad de la humanidad. Y es acerca de la libertad el primer punto que personalmente quiero destacar de la filosofía de Nietzsche. Podemos observar como en su crítica a la cultura occidental, Nietzsche realiza una clara defensa de la libertad individual. Considerando al estado como opresor de la libertad personal y que el individuo está por encima de él. Es por ello, que podemos considerar a Nietzsche como un filósofo con bastantes puntos liberales. El otro punto que no solo me parece muy correcto sino que lo destacaría como impresionante y extraordinario es su crítica al ultramundo de Platón. Considero que Nietzsche acierta totalmente observando el paraíso como un invento para consolar al pueblo frente a la vida y la muerte. Ha sido sensacional encontrar tantos puntos en común de un filósofo contundente y muy acertado en mucho de sus pensamientos.

ACORAZADO CINÉFILO dijo...

Bueno, este post (entrada, artículo) ha quedado muy bien con todas vuestras aportaciones. Ya estoy pensando en los alumnos del próximo curso. Será muy difícil que alcancen este nivel. Aquí hay grandes comentarios, y ese vídeo que es el tema explicado a lo youtuber de manera magistral. Os animo a seguir creando vuestro propio pensamiento a partir de Nietzsche. Y para los futuros alumnos esto servirá de estímulo. Ya tengo algo que mostrarles que les sirva de modelo

Nerea Marcos dijo...

Nietzsche es el filósofo que más me gusta, al que más entiendo y comparto sus teorias. "el verdadero mundo es música", no puedo estar más de acuerdo pues pienso que esta es el arte mediante el cual podemos expresarnos, podemos ser nosotros mismos diciendo y transmitiendo lo que pensamos o sentimos, es subjetiva como la vida ya que depende de cada punto de vista de cada persona, es decir, de nuestras propias interpretaciones llevadas a cabo por circustancias o esperiencias personales y no por conocimientos porque nunca tendremos todas las personas los mismos, aquí es donde entra el perspectivismo al que Nietzsche se refiere.
Los fuertes aman la vida, siempre será un camino más fácil pensar que no tiene sentido disfrutarla que buscar una manera de hacerlo y a día de hoy tenemos un ejemplo de todos esas personas, desde los que están a pie de cañón hasta los que apenas tienen riesgo, que siguen trabajando para que cuando esto acabe, el mundo sea lo mejor posible, salvando vidas porque las valoran y todos esos enfermos que se aferran a ella porque no quieren perderla. Esta gente está realmente salvando el mundo, incluidos los que nos quedamos en casa para no molestar a los que se la juegan por todos, está gente somos los fuertes, los que no somos enemigos de la vida.
Vivir es superarse y seguramente alguna vez lo hemos escuchado pero ¿nos hemos parado a pensar que significa eso? Superarse a sí mismo es entender
que la vida es difícil y muchas veces, muy dura pero también es lo único que tenemos y por eso no podemos quedarnos estancados en lo malo o doloroso, es decir, vivir en el resentimiento, la frustración, querer venganza o tener envidia entre otras, esto no nos hace felices y además conduce a otro tipo de conductas como la agresividad.
Por último, sé que no tengo respuestas para contestar si algo con las características de "Dios" realmente existe pero sí tengo la certeza personal de que las religiones obligan a seguir conductas que nos convierten en sus secuaces y nos hacen pensar que dependemos de seguir estas normas para no ser pecadores, en resumen, nos marcan los pasos de nuestra vida cuando esta debe ser libre y nos hacen sentir vulnerables si fallamos. En mi opinión, ninguna religión me completa y es por ello que creo ninguna te puede garantizar la felicidad, la superación, la vida plena.