jueves, 2 de abril de 2020

Alfonsina Storni. Cine y Poesía. Francisco Huertas Hernández. "Alfonsina" (1957). Kurt Land / "Alfonsina" (2013). Christoph Kühn


Cine y Poesía: Alfonsina Storni (1892-1938)
"Alfonsina" (1957). Kurt Land
"Alfonsina" (2013). Christoph Kühn
Francisco Huertas Hernández



"Alfonsina" (1957). Kurt Land
Amelia Bence (Alfonsina Storni)
La única película de ficción sobre la vida de la poeta

 Alfonsina Storni (1892-1938) fue una escritora argentina de origen suizo perteneciente al Modernismo. Escribió poesía y teatro. Fue maestra. Padeció un cáncer y eligió suicidarse arrojándose desde la escollera del Club Argentino de Mujeres de Mar del Plata. La zamba compuesta por Ariel Ramírez y Félix Luna"Alfonsina y el mar" usó la versión romántica de un suicidio internándose en el mar.

Alfonsina Storni. Con 24 años

Alfonsina Storni

Alfonsina Storni en la playa

Partitura de la zamba "Alfonsina y el mar"
Música: Ariel Ramírez
Texto: Félix Luna
Grabada por Mercedes Sosa en 1969

Mercedes Sosa: "Alfonsina y el mar" (Ariel Ramírez - Félix Luna)
Philips. 1969
Single

Mercedes Sosa: "Mujeres argentinas"
Philips. 1969
LP
En este microsurco se incluía la zamba "Alfonsina y el mar"

Alfonsina Storni: "Irremediablemente". Obras completas
Ediciones Meridion

 Alfonsina Storni fue mujer independiente, con una prosa feminista. Evolucionó desde un Modernismo a lo Rubén Darío a una vanguardia con recursos como el antisoneto. 

"Alfonsina" (1957). Kurt Land
Cartel original

 La única película de ficción sobre su vida puede verse acá abajo. Es una producción de estilo romántico dirigida por Kurt Land, un vienés que desarrolló su carrera cinematográfica en Argentina. "Alfonsina" tiene un guión de José María Fernández Unsáin y Alfredo Ruanova, se estrenó el 15 de agosto de 1957. El reparto lo componían Amelia Bence interpretando a la poeta, Guillermo Murray, Dorita Ferreyro, José de Ángelis y Alberto Berco.

"Alfonsina" (1957). Kurt Land
Anuncio de su estreno en el Cine Empire de Buenos Aires: "Vuelve Amelia Bence. "Alfonsina". Páginas de la vida de Alfonsina Storni"

"Alfonsina" (1957). Kurt Land
PELÍCULA COMPLETA

 Como la escritora nació en Suiza y su familia era de ese país no es extraño que en 2013 se realizara un documental llamado "Alfonsina" dirigido por Christoph Kühn. "Narra la intensa vida de Alfonsina Storni. Una polifonía de voces intenta dar cuenta de lo imposible: la primera persona que narra remite a la voz de la poetisa; su bisnieta la recita desde el presente; varios testimonios de sus biógrafas explican sus conductas, sus posturas, sus tendencias. Sin embargo, lo interesante es que nadie puede dar cuenta con exactitud de quién era y cómo pensaba Alfonsina"

"Alfonsina" (2013). Christoph Kühn
Poster suizo
Das bewegte Leben einer grossen Avantgardistin

"Alfonsina" (2013). Christoph Kühn
Alfonsina Storni lee en un banco

"Alfonsina" (2013). Christoph Kühn
Trailer

 La última referencia fílmica es una producción italo-chilena, "Alfonsina y el mar", dirigida por David Sordella en 2013. "Lucia, una actriz y directora italiana de 80 años, decide regresar al pequeño pueblo donde pasó los primeros años felices de su infancia. Va a Humberstone, un enclave minero ubicado en el desierto del norte de Chile, para cumplir su sueño: crear un canal de televisión y llevar la magia de la pequeña pantalla a un lugar donde la televisión nunca llegó. Es una versión moderna del personaje de Fitzcarraldo en la película de Werner Herzog". La relación con Alfonsina Storni es la canción de Ariel Ramírez y Félix Luna.

"Alfonsina y el mar" (2013). David Sordella
Cartel
Con Lucía Bosè y Magaly Solier

"Alfonsina y el mar" (2013). David Sordella
Trailer


Por Claudio D. Minghetti
Para Télam
https://explicitoonline.com/el-documentalista-suizo-christoph-kuhn-recupera-la-figura-de-la-poetisa-alfonsina-storni/

 Alfonsina, reciente trabajo del documentalista suizo Christoph Kühn, estrenado esta semana, se propone reconstruir la figura de Alfonsina Storni a partir de sus textos, poéticos o reflexivos, imágenes de archivo de viejos tiempos y recortes que alternan con fotos, apuntes de sus familiares, recitados de alguna de sus obras por su bisnieta, Mery, y también aportes de biógrafos, apropósito de su mensaje.

 Alfonsina Storni es un personaje apasionante para el mundo del cine, no obstante solo una vez fue tomado con actores de carne y hueso, como ocurrió con Alfonsina (1957), que dirigió con destacable sensibilidad el cineasta austríaco Kurt Land en su etapa argentina, con Amelia Bence y Guillermo Murray, según el guión de José María Fernández Usain y Alfredo Ruanova.

 La segunda vez del cine tiene que ver con otro director europeo, Christoph Kühn, un documentalista suizo de larga trayectoria, especialista en creadores y artistas relacionados con su país, entusiasmado con la poetisa nacida en Sala Capriasca, del cantón de Ticino, en Suiza (que además es el lugar de nacimiento del realizador), pero que llegó junto con sus padres a San Juan, cuando tenía 4 años.

 Alfonsina, que con sus padres, y después del fracaso de la cervecería familiar, marcharía a Santa Fe para iniciar una nueva vida, fue mesera en el café rosarino que reemplazó el emprendimiento anterior, y al independizarse actriz, entrenadora de declamación, periodista y poeta, primero romántica y melancólica, poco después reflexiva y comprometida con el anarquismo.

 El feminismo de Alfonsina fue precursor y sumamente audaz para su tiempo, no solo en sus artículos sino también en el teatro, en donde también incursionó, piezas que fueron resistidas por el masivo de la crítica a cargo de hombres que, a su vez, todavía colocaban a la mujer en un segundo plano socio político, resignadas a la vida doméstica o a trabajos menesterosos.

 El lema “Ni dios, ni patrón ni marido” fue clave en la vida de Alfonsina, que fue madre soltera cuando esa condición era condenada por la sociedad, que supo, además, construir un fuerte vínculo con el escritor uruguayo Horacio Quiroga, hasta que su fue a vivir al norte argentino, quedando ella nuevamente cara a cara con su destino, siempre en soledad y amenazado por la melancolía.

 Kühn sabe como sacar partido de las viejas imágenes, al igual que las que el mismo registró para ilustrar sus escritos poéticos, y en especial la carga emotiva que le da a los recitados la bisnieta de Alfonsina, que saca partido del escenario del viejo café Tortoni para transmitir aquellos sentimientos convertidos en poesía por una artista muy singular.

 “Alfonsina transgredió todas las leyes de la época que le tocó vivir. No es que no le importasen las reglas, pero vivió su vida con total radicalidad, y eso sigue siendo un ejemplo para muchos hasta el día de hoy”, dijo el cineasta en una de sus incursiones en la Argentina a propósito del personaje de su filme, que tuvo su premiere mundial en el Festival de Mar del Plata de 2013.

 Era obvio que el trabajo recurriera al popular tema Alfonsina y el mar, zamba de Ariel Ramírez y Félix Luna, aquí en una versión propia, porque su letra, que gira en torno a su suicidio, ayudó a repensar el personaje y su historia por fuera del enigma que encerraba, y a mantenerlo vivo, a más de un siglo de su nacimiento y a más de siete décadas de su triste y voluntario final, en la costa de Mar del Plata.

 El cineasta con poco material genuino de Storni, saca partido de esas imágenes en su mayoría estáticas, así como las referidas a Buenos Aires, pero en especial a las propias y a los testimonios desde distintas perspectivas, con narración de la actriz y locutora María Marta Guitart, consigue así recuperar y presentar a las nuevas generaciones al personaje, su vida, su obra, su fuerza y también su enigma.

2 comentarios:

Unknown dijo...

Gracias por darnos a conocer tanto cine y tanta literatura

ACORAZADO CINÉFILO dijo...

El cine y la poesía son conmensurables: buscan belleza y expresión. Y si hay imágenes (metáforas) en la lírica también existen las palabras en el séptimo arte. Pero la poesía del cine es visual, aun cuando se conjunte con el verbo y el tiempo. Alfonsina Storni es universalmente conocida por la canción de Mercedes Sosa y bien merece ser llevada al cine. Las dos películas comentadas son un homenaje justo. La de 1957 es una idealización romántica con el final de cuento que Félix Luna y Ariel Ramírez llevaron a la música. La de Kühn es un brillante documental con testimonios de familiares de la poeta. A lo mejor debería hacerse un nuevo biopic más realista